Read Time:9 Minute, 20 Second

Como campeones del viking metal, Einherjer tienen dos misiones: devolverle la gloria al estilo y componer canciones incluso por encima de su legado. Van por muy buen camino, porque no nos cansaremos de repetirlo este año: su nuevo North Star es un auténtico discazo.

Frode Glesnes, cantante, guitarra y bajo de Einherjer, es un hombre seguro de sí mismo. Habla claro, con autoridad, y no sólo coincidimos con casi todo lo que nos comenta… es que no le tocaríamos ni una coma de su discurso. Lleva desde 1993 defendiendo la bandera del viking metal junto al batería y teclista Gerhard Storesund, y vaya si se nota.

Tan claro tiene que su nuevo álbum North Star es superior a cualquier otro de su discografía que ni eso somos capaces de rebatirle. Como siempre lo tendrán que decidir sus seguidores, pero vaya por delante que, básicamente, este disco que editará Napalm Records el 26 de febrero nos ha flipado cantidad.

Su nuevo álbum es heavy como las velas de un drakar tejidas a base de parches de Judas Priest, huele a batalla en las costas de su Noruega natal, a tierra removida y sangre sobre acero, y en definitiva, te sientas atraído por la temática norteña o no, vas a disfrutarlo si lo que te va es el verdadero metal con voces bien oscuras.

25 años después, Einherjer vuelven a Napalm Records, con quienes publicasteis el clásico Dragons Of The North. ¿Ha sido como cerrar un círculo?
FRODE GLESNES “Sí, ¡se ha cerrado el círculo! El contrato con Indie Recordings se cumplió con el lanzamiento de Norrøne Spor, así que era el momento de buscar un nuevo sello. Napalm estaban en la lista de candidatos y rápidamente llegamos a un acuerdo. Estoy muy contento de volver a Napalm. Se han convertido en un gran sello con una fuerte presencia, y estoy seguro de que pueden hacer llegar nuestra música a las masas mejor que los sellos más pequeños. Nos encanta lo que hacemos y queremos compartirlo con tanta gente como sea posible. Para nosotros esto es un paso adelante y nos permite comunicarnos a mayor escala”.

“Al contrario de lo que Yngwie Malmsteen suele pensar, a veces menos puede ser más” FRODE GLESNES

Dentro de vuestra discografía, ¿dónde colocarías North Star? ¿Lo ves como algo rompedor de ahora, como el fruto de una evolución continua, o en cambio lo sitúas entre otros álbumes vuestros en particular?
“Aunque suene a tópico, lo pongo por encima del resto de nuestros álbumes. Es la continuación natural de Norrøne Spor. En el año 2021 Einherjer es una banda en plena forma y escribimos buenas canciones de heavy metal. Realmente no cambiamos mucho la receta de un disco a otro. La idea básica es la misma, hacer el mejor álbum de heavy metal nórdico posible, y el enfoque ha sido el mismo desde hace unos cuantos discos. Nos dejamos llevar por la corriente y dejamos que la canción determine su forma. Cuando empezamos a escribir material para un nuevo álbum, normalmente empezamos con el mismo estado de ánimo musical con el que terminamos nuestro último trabajo. North Star no fue diferente. Un desarrollo natural, pero todavía fiel a nuestras raíces. Tanto musical como culturalmente”.

Los riffs de North Star me han parecido mucho más directos que en otras ocasiones, no tan complejos o casi progresivos… La verdad es que el álbum atrapa, ¡sonáis más heavies que nunca!
“Al contrario de lo que Yngwie Malmsteen suele pensar, a veces menos puede ser más. No hay que tocar todo tipo de cosas intrincadas sólo porque se pueda. Se trata de la canción y de lo que sirve a la canción. En este álbum tenemos más afinaciones en do… Eso probablemente contribuya a la percepción de que el álbum es más heavy”.

Una característica que os valoro mucho es esa capacidad por mantener atento al oyente sin tener que recurrir a la velocidad, con vuestro personal medio tiempo. Sólo ‘The Blood And The Iron’ dispara el doble bombo, pero no creo que nadie pueda aburrirse con ‘Stars’, ‘Higher Fire’ o ‘Echoes In Blood’.
“Definitivamente somos una banda de medio tiempo. Por supuesto podemos hacer cosas más rápidas. También baladas, pero el medio tiempo es donde progresamos. Einherjer nunca se han conformado con riffs y melodías genéricas. Hay algo más. ¡Mucho más!”.

Siguiendo por ahí, en canciones como ‘West Coast Groove’ o ‘Chasing The Serpent’ casi puedo intuir un espíritu rockero alimentando este nuevo álbum, tanto en ritmo como en coros. Para serte honesto, en algunos puntos me he acordado de Satyricon, de cuando cambiaron hacia su célebre black’n’roll… Es algo que me encanta, por supuesto.
“Creo que hay una buena porción del espíritu del rock’n’roll en la mayoría del material que hacemos hoy en día. En algunas canciones más que en otras, por supuesto. Aparte de los sospechosos habituales, Bathory y similares, nuestra principal influencia siempre ha sido el heavy metal de los 80 y el rock clásico. A medida que nos hacemos mayores, me parece natural dejar que esas influencias brillen como nos parezca. Incluso se ha convertido en algo entre Gerhard y yo el esconder ‘huevos de pascua’ en nuestras canciones. Pequeños homenajes a bandas o canciones que han sido importantes para nosotros. Puedo decir ‘nosotros’ porque nos conocemos desde hace mucho tiempo. Desde que éramos niños. Me mudé a la casa de al lado cuando tenía 6 años, a finales del año 80 o principios del 81. ¡Desde entonces somos compañeros de fatigas! Descubrimos juntos la música y también desarrollamos juntos nuestro gusto musical. Todo, desde los clásicos como Kiss y Status Quo hasta los extremos de Immortal y Master’s Hammer. Supongo que por eso hacemos tan buena pareja musical hoy en día. Siempre estamos de acuerdo en si algo es adecuado para Einherjer o no. Éste es el ADN de la banda, y eso es imposible de sustituir. ¡Ambos estamos en esto hasta el final!”.

Los solos de guitarra son buenísimos, se nota que los habéis trabajado muchísimo. ¿Es algo que también os habíais marcado como objetivo en North Star?
“En Ole Sønstabø tenemos a un gran guitarra solista. Desde que se unió a la banda en 2015, los solos han sido cada vez más importantes. Hizo un buen debut en Dragons XX, y me gustó todavía más su trabajo en Norrøne Spor. ¡En North Star creo que se ha convertido en un guitar hero en toda regla! Me encantan los solos que ha hecho en este álbum”.

Ya que lo comentas, en 2016 decidisteis regrabar Dragons Of The North, vuestro gran debut. ¿Fue porque no estabais satisfechos con su resultado final o simplemente para homenajearle dos décadas después?
“En 2016 se cumplió el 20 aniversario del álbum, así que decidimos celebrarlo regrabando todo el disco. Normalmente las bandas hacen esto porque no están contentas con el original, pero esta decisión se tomó por nuestro amor a la grabación original, no ‘a pesar de’… Mucha gente odia las regrabaciones, y para ser sincero yo soy uno de ellos, pero creo que ésta resultó ser fantástica. Y no es que el álbum original desaparezca porque hayamos hecho una versión XX… Las dos están ahí, así que cada uno puede escuchar la que más le guste”.

“No podemos relacionarnos con los payasos con cascos con cuernos y ropa peluda que van por ahí cantando canciones para beber como si fuera una especie de chiste” FRODE GLESNES

Einherjer se fundaron en 1993, sois pioneros del viking metal. Con el paso de los años, ¿cómo has visto la evolución del estilo? ¿No crees que hubo un momento en que surgieron demasiadas bandas ridículas que acabaron ensuciando su nombre?
“A principios de los 90 el viking metal como término tenía un significado. Al menos para nosotros… o al menos para mí. Muchas cosas han cambiado desde entonces… y para ser honestos, ¡la mayoría del viking metal actual es un gran plato de queso! Me gusta el queso, pero se trata del equilibrio. No quattro formaggi 24 horas al día, siete días a la semana. Si escuchas Hammerheart o Twilight Of The Gods, ése no es el caso en absoluto. ¡Ése es el modelo de cómo debe hacerse! Pero de alguna manera, en algún lugar del camino, algo salió terriblemente mal. Mantuvimos el estandarte del viking metal en alto todo lo que pudimos. Todavía lo hacemos, pero no podemos relacionarnos con los payasos con cascos con cuernos y ropa peluda que van por ahí cantando canciones para beber como si fuera una especie de chiste”.

Es curioso que, creciendo en la Noruega del Inner Circle de los 90, vosotros os decantarais por una propuesta más personal y, aunque relacionada, no descaradamente black metal. Eso os habría proporcionado una mayor atención de inicio… ¿Cómo recuerdas esos tiempos?
“Bueno, si miras más allá de los titulares… más allá del caos y las tragedias. Mira más allá de la tensión y el drama que creó el llamado Inner Circle. Un montón de grandes grupos surgieron en Noruega a inicios de los 90, muchos de los cuales trataban el aspecto satánico de las cosas. Eso nunca fue para nosotros. Siempre supimos que queríamos un enfoque diferente en nuestro contenido lírico. Cuando vives en un lugar con una historia tan rica, es difícil no dejarse influir por ella de alguna forma. Para nosotros era natural orientar las letras en esa dirección”.

Me encantaría saber por qué empezasteis a tocar viking metal. Como decías, ¿fue por la influencia directa de Bathory o fue algo que surgió de vosotros mismos, de vuestra propia inspiración?
“Cuando empezamos, todo giraba en torno al sentimiento. Tenía que estar bien. Tenía que ser nórdico. Siempre había pensado que el sentimiento y el ambiente de los mitos nórdicos serían perfectos para plasmarse en la música. En mi opinión, sólo unos pocos grupos habían tocado realmente el sentimiento y las emociones que yo sentía hacia los temas nórdicos, y siempre tenía la sensación de que faltaba algo. Algo no estaba bien. No fue hasta que escuché Bathory que comprendí realmente lo poderoso que puede ser cuando se hace correctamente. Hay otras bandas como Wardruna que lo están haciendo con más autenticidad. Sin embargo, ¡nosotros tocamos heavy metal! No nos importa la autenticidad, lo que buscamos es el sentimiento. En pocas palabras: los riffs deben resonar a una época pasada”.

Ya para terminar, tras 28 años con la banda y haber escrito letras para ocho álbumes, imagino que tus conocimientos sobre la historia de Escandinavia y la mitología nórdica tienen que ser muy amplios. Dime, ¿algo de lo que has aprendido te ha servido para la vida moderna, para guiar tu propia vida?
“Claro, hay muchas cosas de la filosofía nórdica que se pueden utilizar en tu vida cotidiana. Tanto como artista como individuo, pero en los últimos años ha sido al revés: he utilizado mi vida como aportación para mis letras. Realmente ya no escribo sobre los mitos como lo hacía en los 90 y principios de los 2000. Las referencias siguen estando ahí, pero de forma más sutil, no es tan prominente como solía ser”.

PAU NAVARRA

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
Facebook Comments Box

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *