El pasado 1 de junio, Deafheaven celebraban su décimo aniversario como banda colgando en Bandcamp su primera maqueta, con cuatro temas grabados en 2010, y que posteriormente fueron remasterizados en 2012. Su idea hubiera sido salir a la carretera para completar la efeméride, pero como en tantos otros casos, la pandemia impidió que sus planes materializarse.

Aun así, el grupo ha querido ofrecer algo especial a sus fans, grabando de nuevo los temas que hubieran formado el repertorio de esos conciertos. Teniendo en cuenta el carácter retrospectivo de la gira, éste no se olvidaba de los primeros años del grupo, con un tema de esa Demo (‘Daedalus’), otro de su primer álbum Roads To Judah (‘Language Games’), tres de Sunbather (‘The Pecan Tree’, ‘Dream House’ y ‘Vertigo’), además del single para Adult Swim de 2014 (‘From The Kettle Onto The Coil’), y sólo uno de New Bermuda (‘Baby Blue’), y otro de su último trabajo Ordinary Corrupt Human Love (‘Glint’).

10 Years Gone se convierte así en una especie de híbrido entre un disco recopilatorio y un documento de una gira que nunca existió. No tengo la certeza de que los temas se grabaran en una sola toma, sin overdubs, pero desde luego suenan con más crudeza que sus versiones originales. Supongo que en este caso su longevo productor Jack Shirley ha hecho más de Steve Albini, simplemente intentando capturar lo mejor posible cómo tocaba la banda, que metiéndose en experimentar o buscar nuevos arreglos.

El hecho que no hayan ordenado los temas cronológicamente (el disco empieza con ‘From The Kettle…’ y termina con ‘Dream House’) quizá impida ver más claramente su evolución, pero probablemente haga que fluya mejor; además supongo que renunciar al clímax final de ‘Dream House’ sería demasiado. En cualquier caso, lo que corrobora es que incluso en sus inicios, George Clarke y Kerry McCoy ya se traían algo especial entre manos.

La pegadiza ‘Daedalus’ es todo un testimonio que su intención no era la de ser una banda de metal más, sino que incorporando influencias del post rock y el shoegaze aspiraban a encontrar un sonido propio. Algo así como lo que venían haciendo Envy desde Japón, pero fijándose más en Burzum que en Converge. El resultado ahí esta. Porque puede que estos diez años se hayan ido, pero, a estas alturas, ya sabemos que la música de Deafheaven permanecerá.

JORDI MEYA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *