Entrevista a Bring Me The Horizon – Alerta máxima

Contar con un tiempo libre forzado, pero libre al fin y al cabo, despertó al máximo la creatividad de Bring Me The Horizon. Los de Sheffield publican en plena segunda ola de la pandemia, Post Human: Survival Horror, la primera piedra de una ambiciosa etapa.

ace prácticamente un año clavado, Bring Me The Horizon lanzaban el single ‘Ludens’, como parte de la banda sonora del videojuego Death Stranding: Timefall. Un potente tema que, en cierta manera, los reconciliaba con ese sector de sus seguidores que preferiría que la banda se olvidase de los sonidos más pop, mostrados en sus dos últimos álbumes, That’s The Spirit (2015) y amo (2019), y se centrase en su faceta más guitarrera. Ya entonces, el vocalista Oli Sykes anunció que ‘Ludens’ era también el primer tema que escuchábamos de su próximo trabajo, que no sería propiamente un álbum, sino posiblemente una serie de EP’s. Estaba claro que la banda quería, una vez más, reformular su carrera. ¿Pero cómo se concretaría?

Y entonces llegó la pandemia. Justo cuando estábamos confinados en casa, la banda empezó a colgar en YouTube una serie de vídeos en los que los veíamos trabajando en nueva música. La expectación fue creciendo hasta que a finales de junio, por fin lanzaban otro tema nuevo, ‘Parasite Eve’, de nuevo un himno cargado de energía, y anunciaban formalmente su intención de publicar cuatro EP’s bajo el título paraguas Post Human.

Este viernes, verá la luz el primer capítulo de la serie, Post Human: Survival Horror, con el aliciente extra de contar con las colaboraciones de Amy Lee de Evanescence, Babymetal, Yungblud y Nova Twins. Además, la banda ya ha anunciado cinco conciertos en grandes arenas Reino Unido para septiembre de 2021 que culminarán en el O2 de Londres. Es muy posible que hasta entonces, la posibilidad de ver a la banda en directo sean remotas, pero al menos parece que nueva música, no faltará.

Hace unos días, teníamos la oportunidad de charlar de todo ello con Jordan Fish (teclista y productor) y Matt Nicholls (batería) a través de Zoom. Esto es lo que nos contaron.

A pesar de las circunstancias, Post Human: Survival Horror suena como si os hubieseis divertido mucho haciéndolo. ¿Estar ocupados fue una manera de no caer en depresión mientras el mundo se paralizaba?
JORDAN FISH “En parte sí, y, la verdad, tampoco teníamos nada mejor que hacer. Pero nuestra idea era igualmente empezar a componer de nuevo en enero”.

Sí, de hecho, Oli y tú fuisteis a Amsterdam, ¿verdad?
JORDAN “Sí, y Lee (Malia, guitarra) vino también. Intentamos sacar nuevas ideas, creo que ‘Kingslayer’ salió de ahí, y quizá aprovecharemos alguna más en los otros EP’s. Pero cuando nos confinaron, simplemente seguimos adelante, sólo que tuvimos que buscar una nueva manera de trabajar. Obviamente no es ideal hacer un disco a través de internet. En parte ha molado, porque por ejemplo pude estar con mi familia, pero por otra no. La idea de hacer una serie de cuatro EP’s ya la teníamos en la cabeza, la pandemia quizá sólo lo aceleró. Nos pusimos a trabajar a saco y la verdad es que estuvo bien tener la mente ocupada y tener un objetivo. Ahora hemos anunciado ya conciertos para el año que viene, así que tenemos otro objetivo de cara al futuro”.

¿Cómo de avanzados tenéis los otros EP’s? Aunque casi diría que este primero es un álbum, tiene nueve canciones. ¿Estáis trabajando sólo en el siguiente o de manera simultánea en los tres que quedan?
JORDAN “Ahora mismo no estamos haciendo nada. Tenemos ideas, pero primero tenemos que acabar la promoción de éste y descansar un poco. Como has dicho, éste es casi un disco completo. Salió un poco más largo de lo que pensábamos, así que necesitamos un tiempo para volver a sentirnos inspirados. Creo que los demás serán más como te imaginas un EP, con cuatro o cinco canciones”.

Después de haber podido hacer el disco pese al confinamiento, ¿creéis que el concepto de ir todos a un estudio con un productor es algo obsoleto? ¿Es algo que os veis haciendo en el futuro?
MATT NICHOLLS “Bueno, la última vez que trabajamos con un productor fue con Terry Date en Sempiternal, así que en cierta forma ya llevamos haciendo esto durante un tiempo. Creo que esa experiencia nos hizo que ver que realmente no necesitábamos un productor. Funcionamos muy bien sin un productor, y con Jordan haciendo ese papel. Terry Date intentaba imponernos su criterio cuando no era necesario”.
JORDAN “Lo que sí echo en falta es la experiencia de estar juntos en el estudio. A mí me gusta mucho, pero es lo que hay. Tienes que adaptarte, tienes que buscar la manera de poder trabajar durante la pandemia. No me gustaría ser una banda que cuando termine todo esto, no tuviera nada que mostrar. Creo que hemos intentado aprovechar la situación”.
MATT “No es la naturaleza de la banda estar parados. Oli es un adicto al trabajo, así que nunca creo que nos sintamos cómodos sin hacer nada. Creo que hemos intentado buscar el lado positivo de la pandemia y probar cosas distintas”.

¿Cuáles fueron los desafíos principales de hacer un disco desde la distancia?
JORDAN “A nivel técnico Oli tuvo que grabar las voces en su casa, igual que Lee las guitarras. Tuvimos que buscar un sitio en Sheffield para que Matt pudiera grabar la batería, el otro Matt (Kean, bajo) estaba atrapado en Los Angeles… así que técnicamente fue un desafío, desde luego. Y claro, luego hacer los vídeos también ha sido complicado porque tenemos el bajista al otro lado del océano. El primer vídeo lo rodamos todos por separado”.
MATT “Sí, fue muy extraño, pero quedó bien”.
JORDAN “Sí, a veces los obstáculos te hacen ser más creativos y acaba saliendo algo en lo que no hubieras pensado. Tener límites te hace espabilar. Y luego te sientes muy satisfecho cuando ves el resultado. Ese vídeo está basado en el concepto de no poder estar juntos. Tiene su encanto”.

“No somos una banda pop. Queríamos inyectar de nuevo el sonido natural de Bring Me The Horizon” JORDAN FISH

A mí me gusta mucho amo, pero en este disco os habéis centrado más en un sonido agresivo. ¿Salió esa rabia como reacción a la pandemia o era una dirección en la que hubierais ido igualmente?
JORDAN “Es difícil de decir. Personalmente creo que con el último disco llegamos al límite de nuestro lado más pop. En cada disco éramos cada vez más melódicos y menos duros. Creo que, viéndolo en perspectiva, hubo cosas que funcionaron, y otras que no tanto. No somos una banda pop. Queríamos inyectar de nuevo el sonido natural de Bring Me The Horizon. Creo que a Oli le salen muchas ideas en ese terreno, aunque también hemos conservado todo lo que hemos aprendido en cuanto a hacer melodías más accesibles. Hacer canciones pegadizas es algo que no sale, no tenemos realmente que sentarnos a pensar en ello. Así que sabíamos que queríamos cambiar, pero tampoco exactamente hacia dónde. Creo que al final es cuando Oli se siente motivado con algo que todo empieza a rodar. Y en este caso, esa agresividad es lo que le despertó algo en su interior e hizo que tuviéramos seis meses tan productivos”.

Matt, ¿te divertiste más tocando en este estilo más duro?
MATT(Risas) No sé si divertirse es la palabra. Algunas cosas, como tocar rápido, no las hacía desde hacia bastante tiempo. Tuve que reprogramarme por decirlo de alguna manera porque últimamente me había centrado más en el groove, y en cambio aquí había cosas más thrashies, pero moló. Fue un poco estresante tener que hacerlo por mi cuenta, pero lo disfruté”.

En el pasado ya habíais colaborado con otros artistas, pero tengo la sensación que el EP Music To Listen To… del año pasado os abrió el apetito de hacerlo aún más. ¿Creéis que trabajar con gente externa os ha traído frescura?
JORDAN “En parte sí. Ese EP nos hizo sentir más cómodos colaborando con otra gente,  que es algo que antes nunca habíamos sentido del todo. Ya llevamos un tiempo en esto y está bien sentir la energía que te aporta trabajar con nuevos artistas y sentirte conectado a ellos. Pero también hacerlo con Amy Lee, que lleva más años que nosotros. Disfrutamos trabajando con una leyenda de la escena igual que con artistas emergentes. Amy Lee es una diosa del nu metal (risas). Escuchábamos a Evanescence cuando teníamos 18 años, así que está muy bien poder trabajar con ella. En el disco anterior tuvimos a Grimes que es muy cool, y a Dani Filth que es muy… old school. Lo hacemos porque… podemos (risas)“.

Creo que en Post Human: Survival Horror os habéis adaptado más a la onda de cada artista. ‘Kingslayer’ tiene un rollo Babymetal y ‘One Day The Only Butterflies…’ tiene ese punto orquestral gótico de Evanescence. ¿Tuvisteis más presentes con quién ibais a trabajar?
JORDAN “Para serte sincero, era más bien al revés. A medida que escribíamos la canción pensábamos en a quien podríamos llamar. Bueno, con ‘Kingslayer’ sabíamos que queríamos a Babymetal, así que pensamos hacer un estribillo más… japonés (risas). Podíamos ser un poco más locos con los arreglos de lo que somos normalmente. Pero en el caso de Amy, primero escribimos el tema, y luego nos vino la idea de colaborar con ella. Oli la llamó para tantearla, y le entusiasmó la idea. Al final es todo muy natural. Con Yungblud queríamos colaborar desde hacía tiempo, pero no se nos ocurría nada que encajara, pero escribimos ‘Obey’ y pensamos que encajaba perfectamente con él”.

¿Tenéis una especie de lista soñada de colaboradores para el futuro? ¿Os da miedo que alguien os pueda decir que no?
JORDAN “A mí no me importaría si alguien dijese que no. Matt, ¿tú tienes alguien con el que sueñes trabajar?”.
MATT “Whoopi Goldberg (Risas) No sé, hay mucha gente con la que me gustaría, pero como ha dicho Jordan todo depende de las canciones que tengamos”.
JORDAN “A mí me encantaría hacer algo con Serj de System Of A Down. Creo que es un icono, tiene una voz única y creo que podríamos hacer algo muy chulo juntos”.

Una de las influencias que ha ido aflorando más en cada disco, y en éste también, es la de Linkin Park. Ahora que se cumplen 20 años de Hybrid Theory, ¿qué impacto tuvo ese disco en vosotros?
MATT “Fue uno de los primeros discos de rock que tuvo un gran impacto en mí. Significó mucho para mí. Salió mucha basura del nu metal, pero ese disco ha perdurado en el tiempo. Todavía puedo escucharlo hoy de principio a fin y disfrutar de cada canción”.
JORDAN “Estoy totalmente de acuerdo. Creo que ese disco es una referencia absoluta para cualquiera que quiera mezclar metal, electrónica y pop”.

¿Alguna vez habéis pensado en qué hubiera pasado si el primer disco de Bring Me The Horizon hubiese tenido tanto éxito como Hybrid Theory? ¿Os sentís afortunados de haber ido creciendo de manera gradual y que el gran éxito os llegara siendo un poco más maduros?
MATT “No creo que sea cuestión de suerte. Hemos ido trabajando para llegar a este punto. Hicimos el primer disco con 18 años. Ha pasado mucho tiempo. Cuando empezamos lo hacíamos sólo para divertirnos, pero cuando vimos que teníamos la oportunidad de convertirlo en una carrera fuimos a por ello. Nos centramos más en la música y fuimos mejorando. La entrada de Jordan nos ayudó mucho, nos hizo pensar en nuestra música de manera diferente. Pero sinceramente no sé que hubiera pasado si lo hubiésemos petado de entrada. Igual no estaríamos aquí”.

Comparado con otras bandas que salieron de la misma escena, Bring Me The Horizon siempre ha parecido que iba un paso por delante. Como adelantándose a las tendencias. ¿De quién es el mérito?
JORDAN “Creo que somos una banda que siempre está pensando en el paso siguiente. En parte es por Oli que siempre tiene en mente el futuro. Es una persona muy, muy creativa y eso ayuda mucho a que la banda progrese. Su personalidad se refleja en la banda y es alguien que ha ido cambiando y eso ha contribuido a la evolución del grupo. Es muy trabajador. Siempre piensa mucho en todo lo que hacemos, desde la música a la producción del directo. Esperemos que el año que viene podáis ver todo lo que tenemos preparado”.

JORDI MEYA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *