FEVER 333 – ‘Wrong Generation’

Teniendo en cuenta que hace 20 años que Rage Against The Machine no sacan un disco, y que pese a ir resucitando de vez en cuando para actuar en directo, las posibilidades de que vuelvan a crear material nuevo son remotas, no sorprende que alguien intente llenar ese hueco. 

Desde que letlive. se disolvieran en 2017, es lo que parece estar buscando su vocalista Jason Aalon Butler con Fever 333. No es un tarea nada fácil, es más, diría que es imposible, pero no por ello es menos encomiable su esfuerzo por unir un discurso político con una música que pueda capturar la imaginación de las nuevas generaciones. A su favor tiene que su entrega y carisma han hecho que en poco tiempo la banda haya conseguido ser un auténtico torbellino en directo. Y también que su discurso sea inteligente, y que su implicación con diferentes movimientos sociales parece genuina y no una simple pose.

Pero por desgracia, musicalmente la banda no había estado a la altura de sus nobles intenciones.  Pese a tener algunas buenas canciones, su debut Strength In Numb333rs (2019) pecaba de un sonido excesivamente blando por culpa de la producción de John Feldmann. Por muy incendiarias que pudieran ser sus letras, con un enfoque tan radio friendly, cercano a Linkin Park o The Used, al sistema no le hacían ni cosquillas.

Wrong Generation viene a corregir parcialmente ese problema. Concebido durante las protestas que tuvieron lugar en Los Angeles tras el asesinato de George Floyd, este nuevo EP por fin refleja la rabia acumulada por el racismo sistémico y la brutalidad policial. La agresividad ha subido varios peldaños y es imposible que tu adrenalina no se dispare con los riffs de Stephen Harrison en ‘Bite Back’, ‘Walk Through The Fire’ o ‘U Wanted A Fight’ y las enérgicas rimas de Butler con frases como “I wanna be there when the final racist statue falls”.

La fusión de rock, metal y rap también está más conseguida en una pieza como ‘Block Is On Fire’ y su lado hardcoreta aflora en ‘For The Record’, con la colaboración de Walter Delgado de Rotting Out. De haberlo dejado ahí, seguramente el impacto hubiera sido mayor. Pero la aparición al final la balada ‘Last Time’, donde de nuevo recuerdan demasiado a los The Used más melosos, y de la hip hopera ‘Supremacy’, pese a que tiene su gancho, les hace bajar unos puntos.

Aun así, Wrong Direction es un paso en la buena dirección. Esperemos que sus ganas de triunfar no les desvíe del objetivo principal.

DAVID GARCELL


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *