Películas de terror que atrajeron la maldición al set

Podríamos pensar que lo que pasa en una película de terror es en su mayoría ficción y aunque claro que hay historias inspiradas en hechos reales también hay películas que al tratar temas tan oscuros parecen haber atraído a la maldición dentro del set.

Por eso el día de hoy te contaremos de algunas películas de terror que estuvieron malditas.

El exorcista -1973

Tal vez esta sea una de las películas malditas más conocidas, pero para los que aún no conocen la historia, aquí están algunos detalles de terror.

En primer lugar, antes del comienzo de las grabaciones se produjo un incendio en la decoración de la casa de los McNeil y de manera extraña la única parte que permaneció intacta fue la habitación de Regan. Por si eso fuera poco, Ellen Burstyn, quien interpreto a la madre de Regan, sufrió un grave daño en la espina dorsal que la acompaño de por vida tras ser lanzada por Regan. Por desgracia esto no quedo aquí, pues los actores Jack McGowran y Vasiliki Maliaros murieron estando la película en post-producción, y otros 7 miembros del equipo, perdieron la vida por razones extrañas.

Y aún hay más pues relacionan El Exorcista con la muerte del abuelo de Linda Blair (Regan), el hermano de Max Von Sydow que murió el primer día de rodaje y la desgracia que sufrió Mercedes McCambridge, actriz quien daba voz al demonio que poseía a Regan, sufrió una tragedia familiar después de que su hijo matara a su mujer y a sus hijos para después suicidarse.

 

Poltergeist – 1982

Se dice que la maldición de esta película comenzó por el uso de cadáveres reales en algunas de las escenas, en específico en la escena de la piscina.

Para empezar a enumerar los hechos “malditos” comenzaremos con Dominique Dunne quien encarnaba a Dana Freeling, sufrió una fuerte agresión de su ex novio, John Sweeney, que trató de estrangularla y acabó dejándola en coma irreversible por la falta de oxígeno al cerebro. Días después fue desconectada por decisión de sus padres y los médicos.

La muerte de Dunne no fue la única, pues desgraciadamente ella solo fue la primera pues Carol Anne, a quien daba vida Heather O’Rourke, al terminar la tercera entrega de la trilogía, con apenas 12 años de edad, murió tras sufrir un ataque cardiaco debido a un choque séptico provocado por una estenosis intestinal, que desgraciadamente los médicos no diagnosticaron correctamente. Tiempo después moriría Julian Beck, quien debía aparecer en la secuela de Poltergeist, murió a los 60 años a causa de un cáncer de estómago. Will Sampson, quien daba vida a un médico indio en la secuela, murió a los 53 años por problemas post-operatorios.

Oliver Robins quien interpretaba a Robbie Freeling, corrió con un poco más de suerte pues se salvó de morir estrangulado por el payaso robot gracias a la rápida reacción de Steven Spielberg.

La campana del infierno – 1973

Este film de culto con final trágico tuvo sus consecuencias gracias a una maldición que rondaba lo alto del campanario de una iglesia gallega.

Esta iglesia quedo inconclusa porque el cantero que la construyó se cayó del campanario y perdió la vida. La leyenda cuenta que quien tratase de concluir la iglesia se encontrará con la muerte, fue así como Claudio Guerin, para rodar la película, mandó construir una torre falsa donde estaba el hueco, y entre ambas se hizo una pasarela. En un intento de rodar una escena desde arriba, el director se encontraba en la pasarela, y queriendo hacer una extraña maniobra se cayó, teniendo un desenlace fatal.

Empusa – 2010

Esta película entra en esta lista ya que rodaje lo inició Carlos Aured , quien falleció antes de concluirlo. Por otro lado el actor y guionista Paul Naschy decidió seguir con el proyecto, pero también falleció, cuando la película estaba en postproducción. Tras esto se presentaron problemas de distribución que hicieron que la película solo se pudiera ver en festivales de cine fantástico y no en la pantalla grande.

London After Midnight – 1927

Este película de cine mudo está asociado a distintos hechos enigmáticos, a tal punto que no quedó una sola copia de ella. En 1967, a consecuencia de un incendio ocurrido en un almacén de la Metro Goldwyn Mayer, se hicieron cenizas todos los carretes que tenían grabadas las escenas. Esto no es todo pues dos salas de cine que preservaban las últimas copias también ardieron en llamas un año más tarde.

Cuenta la leyenda que, durante la proyección de la película, muchos de los espectadores de distintas salas de cine en América y Europa, sufrieron brotes psicóticos y ataques de pánico. Esto llevó a un juez a prohibir la película en países como Estados Unidos y España, pero esto no es todo pues un joven que asesinó a su pareja, supuestamente por infidelidad confesó que cometió el crimen porque veía la silueta del vampiro de la película por todas partes, y que su voz, le obligó a cometer el crimen contra su amada.

A esto hay que añadir que muchos de los actores fallecieron al poco tiempo de finalizar la producción, incluso existe el mito de que muchos de los vampiros secundarios no eran actores sino vampiros de verdad y sumando que se sabe poco o casi nada de quienes participación en el filme, este mito se vuelve aún más espeluznante.

La profecía – 1976

Tras saber ya los hechos en las películas anteriores debemos tener claro que con estos temas no se juegan y si aún te queda duda, La profecía, es otra de las películas con consecuencias misteriosas y espeluznantes.

En primer lugar, los aviones en los que viajaban el actor Gregory Peck y el guionista de la película, fueron alcanzados por un rayo con una diferencia de varias horas. Para salvaguardar al equipo de producción, decidieron contratar un jet privado, que por suerte jamás utilizaron, y digo esto porque al poco tiempo de despegar se estrelló contra un vehículo que acabó con la muerte de la mujer y el hijo del piloto.

Otro acontecimiento curioso fue que los productores de la película sobrevivieron a una bomba colocada en el hotel en el que se alojaban por el grupo terrorista IRA. Por otro lado, John Richardson, el encargado de los efectos especiales de la película, sufrió un accidente de coche junto a su asistente Liz Moore, la cual murió decapitada.

Por último y no menos importantes el encargado de los rottweilers que vemos en la película fue atacado por ellos, y otro fue devorado por leones porque la puerta de la jaula estaba abierta, hasta la fecha no se sabe quién la dejo así.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *