Ver videos de gatos y salvarnos la vida

El concepto de neutralidad de la red es uno más de los conceptos, principios y tecnologías de los cuales solemos saber muy poco, pero que resultan fundamentales para que podamos disfrutar de ver videos de gatos, trabajar (y guardar #SusanaDistancia), informarnos, conocernos y expresarnos en Internet. Hoy este concepto se encuentra al centro de una polémica.

TXT:: Carlos Fuentes

La Neutralidad de la Red

Como dice Tim Wu, la Neutralidad de la Red es un principio de diseño, el cual busca que la información que se transmite entre montones de redes más pequeñas (así como la red que formas con el WiFi de tu casa) sea transmitida de manera igualitaria, es decir, sin importar la aplicación o el tipo de contenido, los bloquesitos que conforman el video, la llamada, el meme o el correo serán tratados de la misma manera y no serán discriminados por nadie o nada (estos bloquesitos se llaman paquetes).  Es decir, los videos de gatos que vemos en YouTube deben llegar a nuestras pantallas con la misma importancia o prioridad con la que llegan los correos de la oficina.  Si se respeta el principio de neutralidad, no debería existir entidad alguna que diga: “como esta información es del trabajo, es más importante y por eso debe ir por una vía más rápida que esto otro que sólo te va a hacer perder el tiempo”.  Como dicen los amigos de la coalición #SalvemosInternet; no importa si los bits son de noticias o de contenido más simpático, sin importar lo que pagues de Internet, puedes ver lo que quieras.

¿La Internet es Neutral en México?

Al momento, los lineamientos que garanticen una Internet neutral en México están flotando en el éter de lo legal.  Desde la publicación de reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión en el 2014; el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) recibió la responsabilidad de producir un proyecto de ley que regule cómo se debe “gestionar el tráfico y administrar la red”, una forma fancy de decir cómo se debe tratar al principio de neutralidad.  Como suele suceder en nuestro país, pasaron los años y los felices días hasta que, a finales del 2019, se publicó un anteproyecto de lineamientos los cuales se pusieron a discusión en una consulta pública.  Al revisar la propuesta, varias personas nos arrancamos el pelo ya que el proyecto vulnera la neutralidad y la vulnera afectándote a ti, usuaria común, y beneficia a sus compas con lana: los proveedores de servicio de internet (PSI), también conocidos como Telmex, AT&T, etc.

Por qué podría apestar (más) la Internet en MX si se deja de respetar el principio de Neutralidad

De por si un montón de mexicanos nos quejamos de que la internet es cara o mala, si el anteproyecto del IFT se mantiene sin modificaciones, a la lista de males anteriores también deberíamos sumar:

Censura: Se autoriza el bloqueo, degradación, restricción, discriminación, obstrucción, interferencia o filtrado del acceso a contenidos, aplicaciones o servicios en “situaciones de emergencia y seguridad nacional” o “a petición expresa de autoridad competente”.  Sin embargo, no se sabe cuáles son estas situaciones ni quién es la autoridad competente.

Priorización pagada: Si algún servicio o plataforma se mocha con los PSI, sus sitios o aplicaciones van a correr más rápido que las no pagadas; así que va a ser más fácil utilizar las plataformas y servicios que pertenecen a grandes corporaciones, las cuales tienen los recursos para llegar a establecer acuerdos comerciales con los PSI. Por esto, las personas que tienen sueños de emprendimiento y piensan apoyarse en la Internet para llegar a su público, pero no tienen lana para pagarle a los PSI, pueden irse olvidando.

Problemas de privacidad: Nada en la ley impide las violaciones a la privacidad.  Si los PSI deben saber qué plataforma o aplicación estás utilizando, para ver si te la mandan por la vía rápida, van a ver qué consumes y cómo.  ¿En serio quieres que Telmex sepa todo lo que haces en línea?

Falta de transparencia: Aunque en los artículos 10 al 16, el anteproyecto habla sobre protecciones, no se indica cómo se logrará el cumplimiento por parte de los PSI.  En el anteproyecto no hay medidas que dicten la existencia de mecanismos para que los PSI muestren que han sido neutrales, así que, si quieren pueden bloquear o alentar el tráfico en lo oscurito y ni quien se entere.

Y ahora ¿quién podrá ayudarnos?

Igual y al leer esto no te queda claro como los males anteriores te pueden afectar, para ponerlo más cercano te dejo algunos ejemplos:

  • Si a un PSI se le ocurre que los juegos en línea son tráfico para “gestionar”, podrían cobrarte una lana extra por realizar esta actividad, es decir, si ahora pagas $500 y con eso puedes jugar, podría llegar el día que te cobren esos mismos $500 para mantener tu velocidad, pero que tengas que pagar $300 extra para jugar.
  • Igual podríamos pensar que Amazon se mocha con Telmex, entonces podría pasar que Netflix se vea de baja calidad y se trabe y que, por otro lado, Amazon Prime se vea en alta calidad ya que Telmex está “gestionando” el tráfico para favorecer a la plataforma que le pasa su mochada.
  • Alguna “autoridad competente” podría solicitar que se “gestione” el acceso a un sitio (que tal vez no muestre una opinión muy favorable para el gobierno) y, en consecuencia, lo podrías ver a una velocidad más baja o de plano no lo podrías ver.

La consulta sobre el anteproyecto terminó el 15 de julio.  Aproximadamente 150 mil personas escribimos al IFT sobre nuestros miedos respecto al anteproyecto y esperamos que nuestras voces sean escuchadas, si no; entre #ElMocheDigital, las modificaciones a la Ley de Derechos de Autor (#NiCensuraNiCandados) y la violencia hacia la neutralidad que viene en el anteproyecto, nuestra Internet va a apestar más… mucho más.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here