Cuando tienes una banda, como Bush, con 28 años de trayectoria, te ha tocado ver de todo, entre ello coyunturalmente el cambio de formatos musicales, la evolución de la piratería y quizá la pandemia más mortal en siglos.

Este 2020 Bush lanzó un nuevo disco titulado The Kingdom, donde la banda muestra aún el poder de la mancuerna Gavin Rossdale y Chris Traynor, por ello pude hablar con el vocalista de la banda para platicar de este lanzamiento y ya de paso de la carrera de la banda.

 

-¿Cómo fue para ustedes tener este gran lanzamiento, su primer disco en 3 años, en medio de una pandemia? 

Ha sido muy lento en comparación de otros momentos, pero en estos momentos me la paso todo los días dando entrevista y hablando con gente como tu, ya que está afuera el disco ahora me toca recordarles que ya salió, está ahí y que lo escuchen.

-Ahora mismo no se pueden dar conciertos, y por ende no pueden salir de gira, han estado haciendo transmisiones de shows pasados ¿cómo están sus planes, seguirán haciendo esta dinámica? 

Aún no sé los planes, pero el sábado tuvimos una transmisión muy especial, gracias a una compañía de nombre FanTracks, hicimos un show de arena por streaming que lo vieron como 120 mil personas.

Fue una experiencia increíble, aunque la verdad prefiero tocar con público, pero ahora mismo es difícil saber qué hacer, hay mucha gente perdiendo sus empleos, gente que se está enfermando e incluso gente que está muriendo. Así que mientras loque nos queda es que estamos bien y no nos podemos quejar.

-Como un disco ¿de qué se trata The Kingdom, hay un hilo conductor? 

Se trata de un mejor lugar, The Kingdom (en español El Reino), es un lugar al que la gente con las mismas ideas puede ir y ser creativo, interesante, divertido, o misterioso, y no ser juzgado por lo que hace.

Porque hay muchos juicios en la vida, todo mundo te trata de decir qué hacer y arrojan comentarios, las redes sociales están llenas de eso.

En el mundo actual parece que solo hay dos personas y esos dos pensamientos están ahí diciéndole a la gente por un lado florece, o detenlos que no florezcan. Eso en verdad se me hace un crimen, que se coarte la libertad de expresión, y eso se traspola a muchas cosas que muchas veces impiden que seas quien realmente eres, puede aplicarse en la sexualidad, en las minorías, la raza e incluso la pandemia.

Estamos haciendo mierda el planeta, estamos destruyendo todo lo que les corresponde a nuestros niños, estamos extinguiendo a los animales, es una locura lo destructivo que puede ser el ser humano. Estamos comiendo demasiada carne y con eso está sufriendo el clima, es todo muy oscuro.

Así que esto se trata de ser libres y tener la posibilidad de tener una vida, y adoptar una mentalidad de comunidad.

 

-“Ghost in the Machine” se me hace una canción muy coyuntural en estos tiempos en que con la tecnología todos tenemos un smartphone, todos tenemos redes sociales, pero eso está haciendo que todo el tiempo estamos siendo espiados, para que nos dirijan publicidad, y para imponernos cosas por las que compañías que pueden pagar nos hagan caer en su publicidad ¿cómo podemos evitar convertirnos en esos esclavos de la tecnología de los que clama la canción? 

Es muy duro, creo que en estos momentos solo nos queda ser una buena escuela, como el ser las ruedas en la bici de mi hijo.

Estamos en un momento que no nos tomamos la vida social en serio por esto, no le damos el tiempo necesario a las amistades, al amor, porque nos la pasamos trabajando para el sistema, pensando en que podemos acceder a una vida mejor y nos perdemos en el camino.

Esto es lo único bello del encierro, el estar en casa nos lleva a reencontrarnos con quienes somos, a redescubrir a nuestras parejas, a nuestras familias. Es momento de evaluar nuestra forma de vida, nuestra perspectiva y buscar un mejor camino. Hay cosas muy poderosas de por medio, hay gente que en medio de todo esto se da cuenta que no le gusta realmente su esposa, o no le gusto a mis esposa, cree que soy otra persona de con quien se casó hace 15 años.

Cuando podíamos ir a restaurantes, volteabas a tu alrededor y todo mundo estaba inmerso en sus celulares, esclavizados por las redes sociales, o por estar comentando todo, usemos la tecnología para lo que en verdad es, dejen sus teléfonos, lean libros.

-Ahora que hablamos del cambio de nuestra vida con la tecnología ¿qué opinas de esta batalla entre formatos físicos y digitales en la música? 

No soy de esos de antaño que dicen “ah los tiempos eran mejores cuando usábamos cassettes”, no siento que eso sea parte de mi.

Hoy día, para una banda, es muy fácil encontrar a 10 bandas más con las que tienen similitudes, y eso puede ayudarles a aprender ,y entender mejor algunas cosas, así que puedes usar las plataformas digitales como herramientas de investigación, pero si hay una banda a la que amas compra las cosas de esa banda, pero con los servicios de streaming tenemos el futuro a la mano, pero no por eso hay que caer en el discurso de “yo solo escucho música en vinilos”, vamos ya no andamos a caballo.

-Siguiendo con el tema, muchos músicos con muchos años de carrera como tú, me han platicado que los ingresos de sus proyectos han bajado con la llegada de estas plataformas ¿a Bush le ha pegado esto?  

Por supuesto, yo vendía 50 mil a la semana, ahora no, ahora no vendo nada, es una herida para nuestras finanzas, y eso es lo que ha forzado a los músicos a vivir de gira todo el tiempo, y justo además ahora todo se está hundiendo, nadie puede tocar, al menos va a pasar un año sin que podamos tocar, y nadie en la música puede darse ese lujo, porque te quedas sin nada.

-Además los tiempos han cambiado y ahora hay una oferta musical muy grande ¿crees que es difícil tener  una banda de rock hoy en día?

Claro que sé que es eso, yo tengo una banda, pero nosotros tomamos el camino de la contracultura, no la corriente principal, así que de inicio yo ya sabía que no iba a tener una audiencia tan grande como la tienen hoy en día los grupos de hip hop.

No hay forma en la que yo me pueda quejar, hago lo que amo, amo mi trabajo, amo el dar conciertos, así que no me puedo quejar.

 


En mis manos no está que la moda ahora sea el hip hop, o que Travis Scott sea la persona más importante en la música o Drake, o quien sea, ellos son grandes, por ejemplo Kendrick Lamar va a lanzar un disco pronto, y no depende de mí que la gente lo quiera.


Hay momentos en la vida en los que debes ver lo que tienes, y no pensar en lo que no tienes, así que estoy muy agradecido por lo que tengo y no lamentarme el caso contrario.

-Cuál es tu secreto para mantener esta voz increíble, porque genial escucharte luego de tantos años de carrera y suenas igual ¿cómo lo logras? 

No lo sé, suelo calentar, siempre caliento, digamos además que soy muy suertudo. Al principio fue un tema, empezamos muy lentos como banda, cuando buscábamos un sello, mi voz era la razón por la que no nos firmaban, pero hubiera sido una estupidez no seguir adelante.

Recuerdo a Grace Jones decirle a Jean-Paul Goude, en “Slave To The Rhythm”, “Sólo si usas tus culpas y tus defectos puedes convertirte en una estrella”, así que solo seguí trabajando mi voz, hasta lograr estar ahí.

Sabes, pienso en los grandes cantantes de blues, como John Lee Hooker, que siguen cantando  a una edad muy avanzada, y te das cuenta que hay quienes mantienen su voz y hay quienes simplemente no, así que trato de no preocuparme por ello.

 

Así que ahí tienes la visión del líder de Bush, una banda que ha traspasado las barreras del tiempo haciendo rock, y se mantienen vigentes en una época donde sonidos como el hip-hop y el trap dominan los charts.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here