Read Time:3 Minute, 45 Second



El Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur) le solicitó formalmente al gobierno de Puerto Rico la apertura del Albergue Olímpico de Salinas para poder ser utilizado como centro de entrenamiento para los atletas de alto rendimiento.

De igual manera, la presidenta del Copur, Sara Rosario, también le pidió al gobierno que todo lo relacionado al deporte de alto rendimiento sea directamente supervisado por su organismo.

Rosario espera que esta petición sea acogida para la próxima Orden Ejecutiva de la gobernadora Wanda Vázquez Garced, que debe iniciar el próximo 26 de mayo.

La actual orden, que expira el 25 de mayo, no contempla al deporte de alto rendimiento y solo permite los ejercicios en forma de correr y bicicleta sin el uso de pistas en un intento por evitar la propagación de la enfermedad COVID-19, que tiene al país en confinamiento desde el pasado 15 de marzo.

Además, para la próxima Orden Ejecutiva, el Copur espera que se acoja la recomendación del Departamento de Recreación y Deportes (DRD) de permitir la práctica de un listado de deportes que consideran de menor riesgo durante la emergencia causada por el coronavirus.

Los deportes recomendados son canotaje, golf, natación en aguas abiertas, remo, surfing, tenis, triatlón, vela, y voleibol de playa, los cuales podrían ser practicados por atletas de alto rendimiento y la población en general.

“El martes se le envió una carta de petición formal a la gobernadora, el DRD, al Departamento de Salud y al Task Force médico. Es una petición de protocolo”, dijo Rosario en teleconferencia hoy con los medios de comunicación.

En el plan que el Copur le envió a las autoridades gubernamentales, se pide la apertura gradual del Albergue, el Centro de Salud Deportiva y Ciencias del Ejercicio (Sadce), también en Salinas; y el gimnasio localizado en la Casa Olímpica del Viejo San Juan.

Todas estas instalaciones serían para uso exclusivo de los atletas, quienes serían supervisados directamente por personal del Copur.

“Durante las primeras semanas, (el encierro) es lo que se tenía que hacer. Pero entendemos que el deporte de alto rendimiento debe ser objeto de una flexibilización razonable. Tenemos que entrar en la parte técnica, sin poner en riesgo la salud de atletas y entrenadores”, expresó Rosario.

“El entrenamiento de nuestros atletas es menos riesgoso que muchas de las actividades que hoy día están permitidas”, enfatizó la líder del olimpismo puertorriqueño.

Como parte de su propuesta, el Copur detalló que la apertura del albergue será con ciertos controles. A modo de ejemplo, solo se permitiría que un máximo de seis atletas entrenen a la vez, no se compartirán equipo deportivo entre ellos y se pedirá que lleven su propia nutrición, entre otras restricciones.

En primera instancia, el acceso al albergue tendría prioridad para un grupo de alrededor de 100 atletas identificados. Ese número se reparte entre atletas que están clasificados a los Juegos Olímpicos, los que están en campaña para lograr un cupo a Tokio, y aquellos “elites” recomendados por sus respectivas federaciones.

Controles en el albergue

Para la reapertura del albergue, su director, Ramón Álvarez, detalló que cuentan con el apoyo del Municipio de Salinas.

“Identificamos 98 empleados para hacerles las pruebas una vez empiecen a trabajar”, comentó Álvarez. “Yo creo que es bien saludable que todo se haga a través del Comité Olímpico, especialmente del alto rendimiento”, abundó Álvarez.

El director de Sadce, el doctor Enrique Amy, también se demostró confiado ante la capacidad de su organización y del albergue de volver a recibir atletas.

“Es muy difícil que la gobernadora no apruebe esta opción que se le está presentando”, analizó Amy. “En el albergue se dan las condiciones ideales para que el atleta pueda volver a hacer sus ejecutorias. Uno debe ser razonable, y no entrar en ondas de pánico”.

Según Amy, la intención es realizarle pruebas serológicas a los atletas y, de obtener positivos, realizar las moleculares. También las moleculares se harían a atletas que arrojen negativo a las serológicas, pero que presenten síntomas del COVID-19.

“Primero las pruebas serológicas, y luego las moleculares. Se nos está haciendo difícil hacer pruebas moleculares porque no hay mucho municipio en el área sur que los hace”, lamentó Amy.

Sobre las flexibilizaciones del deporte, Rosario que sus solicitudes no son muy distintas a las ya aprobadas en otros países, que lidian con muchos casos más que coronavirus que Puerto Rico. En la isla, los números más recientes del Departamento de Salud del jueves señalan 2,427 positivos y 117 muertes.

Source link

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *