Read Time:4 Minute, 22 Second



Solo el 4.5% de los 69,577 viajeros que han llegado a Puerto Rico desde el 17 de marzo hasta ayer, se ha sometido voluntariamente a la administración de la prueba serológica, que no detecta el nuevo coronavirus, pero sí la presencia de anticuerpos en el organismo.

Según datos del Departamento de Salud, una cantidad menor –apenas 0.2%- se ha sometido a la prueba molecular, que es la que detecta la presencia del virus que causa el COVID-19. En el caso del aeropuerto, esa prueba se administra principalmente luego que el pasajero arrojó positivo a la prueba serológica.

El Departamento de Salud no solo descartó administrar la prueba a todos los pasajeros, sino que tampoco estableció un sistema de rastreo o monitoreo para asegurar el cumplimiento de la cuarentena impuesta por la gobernadora Wanda Vázquez Garced a todas las personas que llegaran de Estados Unidos o cualquier destino internacional.

Las epidemiólogas del Departamento de Salud asignadas al aeropuerto, Myriam Ramos Colón y Zaira Kianes Pérez, confirmaron, en entrevista con El Nuevo Día, que el sistema establecido por esa agencia da seguimiento exclusivamente a aquellos pasajeros que el día de aterrizaje presentaron síntomas y dieron positivo a la prueba que se realizaron de forma voluntaria.

“Con el secretario de Salud estamos evaluando cuáles son las opciones disponibles, incluyendo metodología tecnológica que el CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) ha estado recomendando para realizar lo que sería un rastreo de viajeros, pero en este momento no se está realizando el rastreo de todas las personas que llegan, sino de las que acceden a donde están nuestros servicios”, comentó Ramos Colón.

El equipo dirigido por ambas epidemiólogas da seguimiento a los casos positivos entre los viajeros, que al momento han sido diez casos confirmados mediante pruebas PCR (reacción en cadena de la polimerasa).

Ramos Colón explicó que, desde el 12 de abril, se introdujeron las pruebas serológicas para aumentar la cantidad de exámenes que se administraban en el aeropuerto. El protocolo de Salud dicta que solo a quienes arrojen resultados positivos a la prueba serológica -117 casos hasta ayer- se les toma la prueba molecular como confirmación, indicó la doctora.

De las pruebas compradas por el gobierno, Salud destinó 18,000 pruebas serológicas al aeropuerto internacional, de las cuales 3,149 se han administrado en viajeros. La agencia también ha administrado pruebas a los trabajadores del aeropuerto y a los empleados gubernamentales quienes ofrecen servicios de primera respuesta. Por su parte, las pruebas moleculares o PCR se han administrado a 128 viajeros, según las cifras oficiales.



Salud tomó la determinación de administrar pruebas de forma voluntaria, a pesar de que la secretaria de Justicia, Dennise Longo Quiñones, emitió una opinión legal el 9 de abril, en la que estableció que “las protecciones constitucionales que rigen en Puerto Rico no impiden que el Departamento de Salud realice pruebas compulsorias de COVID-19 a todos los pasajeros que arriben a Puerto Rico o a aquellas personas que cumplan con los criterios que disponga el Secretario de Salud”.

Sin rastreo de pasajeros

A pesar de que la Guardia Nacional registra los datos de todos los viajeros que entran a tierra puertorriqueña, como parte de la orden ejecutiva 2020-30, esa información no se ha estado utilizando para propósitos de monitoreo, pues, según las epidemiólogas, requiere una logística complicada para el equipo de siete personas que tienen trabajando en la vigilancia epidemiológica en el aeropuerto.

“El rastreo de una persona, como se hace en vigilancia epidemiológica, está asociado a un caso. En esta situación, por el hecho de que son unos viajeros, poder seguirlos por unos días conlleva una metodología y logística bastante complicada. Por eso, tenemos que evaluar el método más efectivo y realizable porque están llegando a Puerto Rico en promedio unas 1,200 personas diariamente”, expuso Ramos Colón.

El secretario Lorenzo González había indicado el 30 de abril, que estaban estudiando cómo alcanzar el 100% de pasajeros. “Lo que vamos a garantizar que se mejore en este momento es que ese 100% (de pasajeros) -tenga o no tenga síntomas- haya una llamada de rastreo durante el día tres, cinco y siete, en el momento de mayor probabilidad de desarrollar síntomas”, afirmó en una entrevista previa.

La orden ejecutiva de la gobernadora Vázquez Garced menciona que todo pasajero que llegue al aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín “será considerado como una persona con sospecha razonable de haber estado expuesta a la COVID-19”.

Esta orden menciona también que los viajeros deben permanecer en cuarentena obligatoria durante 14 días, y “no podrá salir excepto para procurar asistencia médica o para atender una emergencia de salud”. Este lenguaje marca una diferencia respecto a la cuarentena que guarda el resto de la población a quienes les están permitidas las salidas a colmados y otros negocios siempre que sigan las normas de distanciamiento físico.

Las epidemiólogas rechazaron esa noción, al decir que las personas que llegan de viaje no tienen que estar en aislamiento, a menos que den positivo. “Solamente, se le requiere que guarden aislamiento a los casos positivos. Si no tienes una prueba positiva, tienes que seguir el reglamento que sigue el resto de la población”, expresó Kianes Pérez.



Source link

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *