La gobernadora Wanda Vázquez se dirige al área sur de la isla durante la mañana de hoy, sábado, luego de que un sismo de magnitud 5.0 tuvo epicentro en dicha zona.

En su cuenta de Twitter, la gobernadora solicitó a los alcaldes del área suroeste un informe con los daños causados por el movimiento de tierra. Sostuvo, además, que el coordinador local de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Alex Amparo, está al tanto de la situación. De acuerdo con la ejecutiva, el funcionario se puso a disposición del Gobierno estatal para atender la situación.

Al tiempo, Vázquez informó que el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Nmead) activó el equipo de búsqueda y rescate.

La primera ejecutiva agregó que Nino Correa estará movilizándose a la zona afectada para dirigir las labores. El funcionario es el jefe de operaciones de campo del Nmead.

Correa, en entrevista con El Nuevo Día, confirmó que el sismo provocó daños estructurales en Ponce y Peñuelas. El rescatista agregó que Yauco, Guayanilla y Guánica también fueron impactados por el movimiento telúrico.

«Hasta el momento, de lo que hay reportado estamos hablando de daños estructurales en Ponce y Peñuelas. El director de nosotros allá (Región de Ponce), Paul Fourket, está verificando con los alcaldes«, explicó Correa.

Por el sismo y las réplicas varias personas salieron de sus casas, pero no hay heridos hasta el momento, sostuvo.

Mientras, Vázquez publicó también en Twitter que no hay daños visuales en las represas Toa Vaca, Carraízo y La Plata luego de una inspección de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados. La corporación pública realizará una evaluación técnica de las estructuras. Por su parte, Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) detalló que no hay daños en las represas Guayabal y Guajataca.



Asimismo, la gerencia de la AEE publicó en sus redes sociales que la central cogeneratriz EcoEléctrica salió de servicio tras el sismo, por lo que hubo apagones selectivos en diversos sectores para estabilizar le déficit de energía. No obstante, al momento de publicarse esta historia este proceso había culminado.

En enero, un terremoto de magnitud 6.4 afectó a Puerto Rico. Tras el temblor, la isla ha experimentado cientos de réplicas por meses.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *