Hace bien poco se cumplió el 15 aniversario del estreno ‘The Office’, una serie que acabó convirtiéndose en un hito de la comedia cuando supo qué hacer con Michael Scott, el personaje protagonista interpretado por Steve Carell durante siete temporadas. Hasta ahora se creía que fue el actor quien quiso dejar la serie, pero finalmente se ha desvelado la verdad sobre lo sucedido.

Por lo visto, el actor dejó caer en una entrevista que quizá dejaría la serie tras la séptima temporada, que era cuando acababa su contrato, pero todavía no había tomado una decisión definitiva. Tiempo después se mostró partidario de seguir en ‘The Office’ pero los ejecutivos de NBC no mostraron interés en retenerlo, según aclara Kim Ferry, estilista de la serie, en el libro ‘The Office: The Untold Story of the Greatest Sitcom of the 2000s‘:

No quería dejar la serie. Dijo a la cadena que iba a firmar por otro par de años. Se lo dijo a su manager y él contactó con la cadena y les dijo que estaba dispuesto a firmar otro contrato. Llegó la fecha límite para que la cadena le hiciera la oferta, pasó y no le hicieron una oferta. Así que su agente reaccionó en plan «Bueno, supongo que no quiere renovarte el contrato por alguna razón», cosa que me parece una locura, y a él también, creo.

Retener a Carell no era una prioridad

Las declaraciones de Ferry fueron corroboradas por Allison Jones, directora de casting, quien apunta lo siguiente: «Él iba a hacer otra temporada y entonces NBC, por cualquier motivo, no llegó a un acuerdo con él. Alguien no le pagó lo suficiente, lo que es una completa estupidez«. Difícil llevarle la contraria en esto.

Por lo visto, uno de los problemas fue que la renovación del contrato llegó en un periodo de transición para la cadena, cuyo liderazgo iba a pasar de Jeff Zucker a Bob Greenblatt, y este último no era muy seguidor de ‘The Office’, por lo que retener a Carell no era una prioridad. Eso acabó en su marcha, dando la imagen de que había sido por decisión propia cuando no fue el caso, tal y como destaca Ferry:

Él estaba en plan «Mira, les dije que quería hacerlo. No quiero irme, no lo entiendo». Es alucinando alucinante lo que sucedió y me siento mal porque creo que la gente pensó que él se fue por decisión propia y no es cierto. Te lo estoy diciendo, estaba allí. Realmente quería quedarse y nos hundió a todos porque él era el corazón de la serie.

‘The Office’ todavía aguantó en antena dos temporadas más, pero ya no fue lo mismo. Al menos Carell tuvo la oportunidad de volver para el episodio final de la serie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here