Una mezcla de tristeza y conformidad enmarcó la sensación que sintieron los tres semifondistas puertorriqueños clasificados a los Juegos Olímpicos de Tokio, al enterarse este martes que la justa de Japón fue pospuesta para el año que viene, debido a la pandemia del coronavirus COVID-19.

Wesley Vázquez, Ryan Sánchez y Andrés Arroyo reaccionaron a la noticia en entrevistas por separado con El Nuevo Día. Se trata de tres atletas que no solo fueron de los primeros deportistas puertorriqueños en conseguir su pase a los Juegos Olímpicos temprano en 2019, sino que los tres figuran entre los 20 mejores corredores del mundo en los 800 metros.

En el caso de Vázquez, es uno de los de mayor proyección luego de concluir quinto en el Mundial de Atletismo de 2019 en Doha, Catar, y concluir el año sexto en el ranking de la World Athletics.

Así que, como era de esperarse, la noticia de la posposición de las Olimpiadas para 2021 lo desilusionó un poco. La decisión la tomaron el primer ministro de Japón y el Comité Olímpico Internacional (COI).

“En mi caso me pongo triste porque estoy en mi mejor momento. Pienso que hay muchas posibilidades de estar cerca de una medalla. Pero a la vez contento porque pienso que tenemos que tomar todas las precauciones necesarias, y es para nuestra salud y para la salud del mundo. Lo están haciendo muy bien. Me quedo tranquilo y me mantengo enfocado”, dijo Vázquez, el segundo de los tres semifondistas boricuas en conseguir su pase a Tokio, cuando logró la marca mínima el 31 de mayo en Tennessee.

“Si lo van a hacer el próximo año pues más tiempo de preparación tengo. Pienso que voy a llegar más fuerte el próximo año. Tenemos esperanza de que por lo menos pongan las competencias de la Liga Diamante, porque ya ese es mi trabajo y de eso es que uno vive. Pero hay que esperar a ver qué dice la organización del World Athletics”.

En tanto, Sánchez, el tercero del grupo en lograr su clasificación a Tokio durante los pasados Juegos Panamericanos, expresó que estaba preparado para la noticia.

“Para mí es un poco triste. Yo sabía que iba a pasar. Tampoco lo recibo como una sorpresa. Pero creo que es lo mejor. Ahora mismo la prioridad no deben ser los Juegos, debe ser la salud y la vida, porque este virus atenta contra la vida. Lo demás, que sea cuando Dios quiera”, dijo Sánchez, quien ganó medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 en agosto, detrás de Vázquez, quien conquistó la plata.



“Íbamos en un ritmo (de entrenamiento) progresivo. Todavía no habíamos llegado al ‘peak’. Yo soy un atletade Justas, e iba camino a las Justas pero todavía no iba a llegar al 100 por ciento porque la prioridad eran las Olimpiadas. Me sentía supermotivado. Creo que si no se suspendían (las Olimpiadas) iba a estar listo”, agregó Sánchez, quien dijo que en estos días de la cuarentena se ha mantenido entrenando en la casa y saliendo esporádicamente a un parque cercano en Canóvanas.

Ahora, según dijeron ambos, lo lógico será bajar la carga de trabajo. Vázquez, sin embargo, dijo que por el momento su entrenador Carlos Guzmán dispuso atrasar el plan de entrenamiento por dos semanas, en lo que se tienen más noticias de lo que ocurrirá con las otras competencias internacionales.

Y según explicó Sánchez, lo usual en un caso como este es aminorar el trabajo, y comenzar más tarde con un preentrenamiento cuando se tenga claro un futuro calendario de competencias.

Arroyo, por su parte, se mostró un tanto más cauteloso y ni siquiera se atreve a confiarse en que los Juegos Olímpicos están seguros aun cuando se aplazaron para 2021. Djio que los reportes que ha leído en cuanto al desarrollo de una potencial vacuna contra el coronavirus indican que podría tomar un año, y él teme que todavía pudieran haber riesgos para los viajeros.

Pero está muy claro en que fue la mejor decisión, la tomada por el COI y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, de aplazar la justa hasta 2021.

“Unos juegos para este verano… continuar con esa fecha (24 de julio) no hubiera sido viable. Sí (hay desilución), porque unas Olimpiadas vienen cada cuatro años, y no solo eso, que uno puede ser atleta solo por un tiempo. En atletismo, dependiendo del evento, uno puede llegar hasta los 30 o 32 años. Y uno trata de meterse en cuantas Olimpiadas uno pueda.Uno de los retos es ese”.

Arroyo solo tiene 24 años, Vázquez cumple 26 este viernes ySánchez celebrará sus 22 en junio.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here