El Hospital de Veteranos, que tenía hasta el lunes casi la mitad de los casos positivos de coronavirus en Puerto Rico, a pesar de que su clientela constituye solo una mínima fracción del total de la población de la isla, no ha dado ninguna explicación a las autoridades de Puerto Rico sobre la aparente desproporción de contagios entre sus pacientes y el resto de los boricuas.

Hasta lo informado ayer en la mañana, en Veteranos se habían reportado 13 positivos de coronavirus, lo cual constituye el 42% del total de los 31 reportados a nivel de todo Puerto Rico. El Hospital de Veteranos, que pertenece la Administración de Asuntos del Veterano de Estados Unidos (VA, por sus siglas inglés), solo da servicios a exmiembros de las diversas ramas de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

La VA tiene registrados 76,000 exmilitares en Puerto Rico e Islas Vírgenes. Se cree que hay otros 35,000 excombatientes en la zona que no están registrados, pero también son elegibles para recibir servicios. Son, entre todos, solo el 3% de la población total de Puerto Rico.

El gobierno de Puerto Rico no tiene ninguna explicación sobre la disparidad.

“El hospital facilita la información de los (casos) positivos. Pero es una jurisdicción federal. Nosotros no tenemos el ‘insight’ completo de lo que está pasando”, dijo el emergenciólogo Jorge Falcón, miembro del equipo de trabajo de la gobernadora Wanda Vázquez en este tema y quien es decano asociado de Educación Graduada Médica del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR).



Desde el jueves de la semana pasada, El Nuevo Día envió preguntas por escrito a la administración del hospital, según lo solicitó el portavoz de la instalación, Rafael Contreras. Las preguntas fueron repetidas ayer, a petición nuevamente de Contreras. Al cierre de esta edición, no se había recibido respuesta.

La ausencia de información, unido al hecho de que el hospital básicamente está cerrado después de haber suspendido todas las visitas, citas y clínicas, han generado en algunos sectores de la isla un clima de inquietud sobre cuál puede ser la verdadera situación en la institución. En una columna publicada ayer en la edición digital de El Nuevo Día, el doctor Fernando Cabanillas calificó la situación en Veteranos como “un brote”.

El Nuevo Día supo que hace días, la administración del hospital ordenó suspender todo contacto entre sus empleados y los pacientes que no estén enfrentando ninguna situación de emergencia.

En este momento, solo laboran en el hospital los empleados de la sala de emergencia y los dedicados a la atención de los pacientes hospitalizados . No se tenía ayer información precisa, pero este diario supo por diversas fuentes que la mayoría de los 13 casos de coronavirus son atendidos desde sus casas, como es la recomendación cuando la condición no presenta síntomas ni características que pongan en riesgo la vida del paciente.

No se sabe, sin embargo, qué cuidados está tomando el hospital con los familiares o cuidadores de los pacientes enviados a sus casas, sobre los que se recomienda un estricto monitoreo para evitar que se siga propagando el virus.

“De los once (casos positivos) que había ayer (el domingo), había uno hospitalizado. Los otros diez los habían mandado a recibir cuidados en su casa. Si eso es así, ¿qué pasa con los familiares? Esa es la pregunta que no me han contestado. No sé si a esos familiares les está dando seguimiento Veteranos o (el Departamento de) Salud de Puerto Rico”, dijo Jorge Pedroza, presidente del Concilio de Puerto Rico de la organización Veteranos de Vietnam de América (VVA, por sus siglas en inglés), quien recibe informes periódicos, pero escuetos, del Hospital de Veteranos.

Agustín Montañez, procurador del Veterano de Puerto Rico, dijo que a él tampoco el Hospital de Veteranos le había informado sobre qué ocurre en el hospital.

Hasta ayer, Veteranos había hecho 62 pruebas. Las positivas constituyen el 21% del total. En el caso del Departamento de Salud, había hecho 241 pruebas. Los 18 positivos son el 13% del total. Veteranos tenía ayer 39 pruebas pendientes de recibir resultados. En el caso de Salud, había ayer 59 casos pendientes.

Hasta el fin de semana, la VA había identificado un total de 204 casos de coronavirus entre exmiembros de las Fuerzas Armadas, de los cuales dos habían fallecido por complicaciones relacionadas con esta condición.

Hasta el fin de semana, Veteranos en San Juan era el séptimo hospital de exmilitares con más positivos en Estados Unidos. Los seis hospitales que le superan son áreas en las que se han confirmado muchísimos más casos de coronavirus que en la población general de Puerto Rico. Estos son dos hospitales en el área de la ciudad de Nueva York (15,000 casos), más los del estado de Washington (1,996), Luisiana (837), Washington D.C. (663) y Georgia (620).

Al científico Daniel Colón Ramos, profesor en la Escuela de Medicina en la Universidad de Yale, en Connecticut, le llamó la atención este dato.

“Me pone a pensar el hecho de que estemos entre las diez jurisdicciones de Estados Unidos con más casos en la población de veteranos, mientras sabemos que el Departamento de Salud no ha hecho las suficientes pruebas en la población general. Como mínimo, eso me hace pensar que necesitamos más pruebas para saber cómo de verdad estamos en ese espectro”, dijo Colón Ramos.

La reportera Keila López Alicea colaboró con este reportaje.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here