Han pasado ya muchos años de ‘Fuera de onda’ (Clueless, 1995), una de las comedias románticas adolescentes de culto de la generación X, en la que la escritora y directora Amy Heckerling logró encontrar paralelismos sorprendentes entre la nobleza descrita por Jane Austen en ‘Emma’ (1851) y los estudiantes de una escuela secundaria de élite en Los Ángeles. No es de extrañar que la nueva versión del clásico tenga más de aquella que de la versión normativa de 1996.

En ambas películas se juega con la superficialidad y la estética vacua mientras van llevando lentamente a sus protagonistas hacia el corazón de la obra de Austen, un humanismo profundo y delicado que nos habla nada más y nada menos que de lo que significa madurar. La directora Autumn de Wilde trabajando sobre un estupendo guión adaptado de Eleanor Catton, ofreciendo una versión peculiar del clásico, que solo aporta, a primera vista, una propuesta visual arrolladora.

Emma

Un exquisito diseño de arte

Pero nada más lejos de las intenciones de esta ‘Emma’, que puede compararse fácilmente con la visión pop del cine de época de Sofía Coppola en ‘María Antonieta’ (Marie-Antoinette, 2006), la exposición de la ridiculez implícita en los protocolos y bailes de ‘La favorita’ (The Favourite, 2018) y el juego de color y simetrías minuciosas del cine indie cuqui de Wes Anderson. La diferencia con todas ellas es que de Wilde no pretende sobresalir en ningún momento sobre su historia, que deja fluir con una narración sencilla y pausada.

Si, hay una ostentación visual en la que se nota que su realizadora es fotógrafa y sabe cómo colocar los elementos del encuadre de una forma tan armónica que recuerda a la cualidad pictórica de ‘Barry Lyndon’ (1975), en cuanto a que hay una estática irreal que a su vez es cotidiana. Pero sin embargo, todo ese despliegue y ese banquete para los ojos no enturbia en ningún momento el engranaje del film, un sutil conocimiento de la naturaleza humana reflejado en sus personajes.

Anya Taylor-Joy, brillante en el papel principal, logra mostrar los diferentes ángulos de Emma, tristeza, alegría y enfados mientras mantiene una elegancia alternativa y extraña. Perdida en su propia vanidad, vemos la influencia en ella de las personas que orbitan a su alrededor, y su influencia en ellos, y sobre todo, sus dudas. ‘Emma’ trata sobre una búsqueda de lo que quiere, si realmente está contenta de estar sola, al tiempo que se evalúa la sencilla y genial relación con su padre — un hilarante y entrañable Bill Nighy— y cómo esto forja su carácter.

Armoniosa combinación de lo clásico y la vanguardia

EmmaEmma

Mientras tanto, de Wilde captura la sátira del original y al mismo tiempo se deja llevar libremente por una exuberancia caricaturesca que se adapta sorprendentemente bien a una historia sobre la futilidad del envoltorio. El resultado es una encantadora comedia de época que captura la ridiculez inherente de la vida de la alta sociedad en ese momento que supone un más que notable debut en el que la experiencia en fotografía y videos musicales de la directora está presente en un estilo lleno de sensibilidad y suntuosas panorámicas llenas de colores ricos.

De Wilde ha captado una versión de ‘Emma’ de Jane Austen perfecta para la era Instagram. Mientras expone una galería de imágenes de opulencia, de vestidos, complementos, flores, sombreros y peinados, comida y postres en colores pastel pero que están siempre al servició de impulsar el tono deseado para llevar el conjunto hacia un emocionante relato de autodescubrimiento contado con la eficacia de una película que podría ser muda.

Llena de grandes actuaciones, ideas de economía narrativa, sin perjuicio para las líneas más emblemáticas de la novela y al mismo tiempo confiando en el poder de los silencios para crear tensión, ‘Emma’ es una película inteligente y nítida, muy divertida, inteligente, dulce y lo justito de excéntrica, capaz de satisfacer a los fans veteranos de Austen, maravillar a tu madre con su corte clásico y recoger los hallazgos de lo moderno, y sin despeinarse, uno de las mejores estrenos en lo que llevamos de año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here