Durante casi una década, la banda de Nueva Jersey ha desarrollado su nicho de rock relajante. Sin embargo,  una “crisis existencial”, como lo ha llamado Martin Courtney, empujó a la banda hacia una ética más reflexiva sobre su oficio esta vez. Trabajando con el productor Kevin McMahon, Real Estate también invitó a colaboradores externos al proceso creativo por primera vez. Son Martin y Alex Bleeker quienes nos hablan de The Main Thing, el nuevo y quinto álbum de Real Estate.

Algunos de ustedes se conocen desde hace mucho tiempo,  crecieron juntos. En retrospectiva y con cuatro álbumes, ¿se han detenido a pensar hasta dónde han llegado?

Alex: Creo que es genial.

Martin: Es realmente difícil entenderlo. Es lo suficientemente loco como para haber estado haciendo esto y Julian tuvo su carrera en solitario, lo cual fue increíble. Existe toda esta escena de personas que todavía están haciendo una mierda. Eso, para mí, es emocionante y más difícil de explicar; ser amigos y seguir haciendo cosas juntos.

Ahora viven en lugares lejanos uno del otro, ¿qué tanto afecta el proceso creativo de Real Estate?

Martin: Envío demos y luego nos reunimos durante unas semanas en la ciudad donde vivo. Básicamente de esa manera lo resolvemos.

Alex: Es genial, tenemos períodos de concentración. Cuando todos vivíamos en Nueva York, obviamente era increíble. Ahora, de esta manera, alquilamos un lugar cerca de casa de Martin, nos levantamos todas las mañanas y tomamos café. Básicamente nos tomamos ocho horas para reunirnos y tocar canciones.

¿Había un sentido de urgencia por trabajar en The Main Thing luego de In Mind lanzado tres años atrás?

Martin: Había algo que Kevin nos decía constantemente, lo que era casi hasta el punto de ser molesto. Él se acercaba y decía: “¿Por qué haces eso?” Sea lo que sea, parte de la guitarra o examinando una línea en la letra o algo así. Y creo que eso fue todo con este disco, sólo estaba tratando de que no nos repitiéramos lo más posible.

Martin, te has cuestionado la validez de estar en una banda en este momento de tu vida. ¿Por qué lo sientes así?

Martin: Tengo tres hijos ahora. Mi esposa estaba embarazada durante gran parte del proceso de escribir este disco. Entonces, justo llegué a ese nivel de, “¿es esto algo responsable de hacer, ser un chico en una banda de indie-rock?”. Realmente estaba luchando con eso, y también sentía que el mundo estaba en un mal estado.

¿A qué te refieres?

Está el cambio climático, está Trump y parece que muchas cosas que han estado hirviendo están saliendo a la superficie. Parecía una época oscura, y me sentí un poco tonto escribiendo canciones pop. ¿Hay algo más útil que podría estar haciendo con mi vida? Me siento un poco inútil escribiendo estas canciones. Entonces, eso fue lo que influyó al momento de escribir este disco, ese tipo de dudas.

¿Qué te impulsó a seguir adelante con el disco y mantenerte en la banda?

Martin: Las innumerables personas con las que hablé que dijeron: “No, el arte es importante. ¿Dónde estaría este mundo si todos los que hicieran arte decidieran que ya no valía la pena porque el mundo está oscuro? Sería mucho peor”. Eso tiene sentido cuando pienso en otros artistas que aprecio, pero cuando pienso en mí mismo, es como, ya sabes, no puede ser tan importante lo que estoy haciendo. Nunca fue una cuestión de si quería o no hacerlo. Así que sí, creo que todo se redujo a darme cuenta de que  necesitamos trabajar mucho más duro y hacer que valga la pena, básicamente.

RealEstate_EntrevistaMarvin

¿Cómo se siente estar en una banda como Real Estate en el panorama indie actual?

Alex: Comienzas a sentirte viejo.

Martin: No soy tan viejo, tengo 34 años. Realmente no soy tan viejo en absoluto. Pero las cosas se mueven muy rápido. Un minuto eres la banda joven y genial, y al minuto siguiente… Empecé a lidiar con esto probablemente hace cinco años. Tenemos mucha suerte de haber tenido un poco de éxito. Tal vez no somos geniales, o tal vez ya no tenemos la escena de Brooklyn super joven y moderna de nuestro lado. Pero quizá nuestros fanáticos estén creciendo con nosotros, y eso es algo en lo que pienso mucho.

¿Han aprendido a lidiar con la crítica?

Martin: Lo sentí muy fuerte con el último disco. Nos dijeron: “Bueno, ustedes saben, esta vez no tienen mucha historia”. Ese puede ser o no el caso esta vez también, pero al menos, una vez más. Ahora me importan menos esas cosas, y estoy más cómodo en nuestro lugar. Bueno, en realidad, eso es probablemente una mentira, nunca me siento tan cómodo. El miedo constante es que todo va a desaparecer.

El título del disco parece una especia de declaración, ¿qué es lo que intentan decir con este?

Martin: Viene del nombre de una canción. Esa es una canción que no creo que hubiera podido escribir si no la hubiera escrito un tanto irónica. Creo que es grave y real, y encapsula mucho el disco. Pero es una especie de broma, y se supone que es súper exagerado, incluso en términos de la forma en que lo estamos realizando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here