Washington – Ochenta organizaciones cívicas reclamaron al Congreso que exija a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que redirija miles de millones de dólares que tiene en reserva para el pago de la deuda, con el propósito de poder asistir ahora a familias que puedan estar en crisis debido a la emergencia que causa el coronavirus.

Los grupos – incluidos Vamos4PuertoRico, el Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU), Alianza por Puerto Rico (Massachusetts) y Latino Justice-, señalaron que la JSF tiene $9,000 millones en reserva de la deuda, que pueden utilizarse para asegurar pruebas gratuitas de detección del coronavirus, una moratoria en el pago de servicios básicos como agua y energía eléctrica, proveer educación a distancia a los niños de la Isla y asegurar que todo el mundo tenga acceso a comida.

Recordaron que Puerto Rico se enfrenta a una grave crisis desde septiembre de 2017, a causa de los huracanes Irma y María, y más recientemente desde principios de año como consecuencia de terremotos ocurridos en enero.

“Estos desastres han exacerbado una crisis económica, creada por décadas de recortes y neligencia, que han dejado a la Isla con una deuda de $129,000 millones (incluidos los sistema de retiro) y una infraestructura que se desmorona”, indicaron las organizaciones, en una carta a los miembros del Congreso.

Los grupos con base en la Isla que firman la carta incluyen a la Federación de Maestros, Espacios Abiertos la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), y el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC).

Entre otras cosas, las organizaciones proponen invertir $204 millones en preparar un hospital exclusivo para los casos de coronavirus, con 1,000 camas.

Indicaron que comprar una computadora con acceso a internet para cada estudiante de las escuelas públicas de Puerto Rico, con el objetivo de que puedan continuar las clases de este semestre por internet, costaría cerca de $40 millones.

Mientras, pagar el salario a los empleados del sector público y privado, durante tres semanas, tendría un costo de $1,150 millones, y un mes de subsidio de la energía eléctrica otros $312 millones.

Recomendaron ademáscomprar suficientes equipos que permitan detectar el coronavirus en casa residente de Puerto Rico, a un costo de $239 millones, y la adquisición de un medicamento antiviral cubano que está aprobado por el gobierno federal desde 2001, a un costo de $153.3 millones.

En total, dijeron, sus propuestas costarían $2,253 millones, una cuarta parte de los $9,000 millones que sostienen tiene la JSF reservados para pagar la deuda.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here