Pandemia de coronavirus alcanza cifras sombrías en Estados Unidos y Europa



Minneapolis, Minnesota – La pandemia del nuevo coronavirus alcanzó un número de víctimas cada vez más sombrío el sábado en Estados Unidos y Europa, al generar una impactante cantidad de casos en Nueva York e Italia y encender las alertas ante la necesidad de agregar miles de camas de hospital, al tiempo que la enfermedad mostraba otro desalentador avance.

El gobierno de Italia, en el centro del devastador brote en Europa, anunció cerca de 800 nuevos decesos y 6,600 nuevos casos, su mayor incremento de un día a otro hasta ahora. En Nueva York, las autoridades estatales trataban desesperadamente de conseguir equipo médico y camas de hospital mientras los casos confirmados de COVID-19 rebasaron los 10,000 a nivel estatal, con 56 decesos.

«Se está haciendo todo lo que se puede hacer», afirmó el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. «Literalmente estamos rastreando el mundo entero en busca de suministro médico».

Alrededor del mundo, las calles, plazas y avenidas de las ciudades más grandes lucían desiertas al tiempo que los toques de queda y cierres de emergencia se multiplicaban en un intento por frenar la propagación de la enfermedad. En Estados Unidos, Nueva Jersey y San Luis se sumaron a la creciente lista de áreas cuyos habitantes han recibido la orden de permanecer en casa. Trabajadores del sector salud de Oklahoma City hasta Minneapolis han pedido donaciones de equipo de protección. El personal de un hospital de Detroit empezó a crear cubrebocas de manera artesanal para sus trabajadores. Incluso los hospitales de zonas rurales se vieron superados por una población que siente que la pandemia se acerca cada vez más.

En Washington, negociadores del Congreso y la Casa Blanca reanudaron el diálogo sobre un exorbitante paquete de rescate económico superior al billón de dólares, un exhorto del presidente Donald Trump para llegar a un acuerdo que estabilice a una nación cuya situación ha cambiado drásticamente ante la pandemia del coronavirus. Trump mantiene su confianza en la habilidad del paísde vencer el COVID-19 pronto, pese a que líderes del sector salud a nivel nacional reconocieron que Estados Unidos ni siquiera ha llegado al punto máximo del contagio.

«Vamos a festejar una gran victoria en un futuro no muy distante», sostuvo el mandatario.



El contagio empieza a evidenciarse en ciudades estadounidenses alejadas de las grandes zonas metropolitanas, incluyendo lugares que han resistido a las drásticas medidas de contención. Cerca de 150 países han confirmado casos, y más de 30 estados de Estados Unidos han reportado decesos. En la actualidad han sido confirmados más de 300,000 casos en todo el mundo, de acuerdo con un conteo de la Universidad Johns Hopkins.

Y nuevos lugares surgen como focos de contagio diariamente. Entre las nuevas preocupaciones destaca un brote en una casa de cuidados para adultos mayores en Ohio, otro brote en Nueva Orleans que causó alarma entre los legisladores estatales y dos nuevos decesos en Kansas, donde un funcionario de salud de alto rango declaró que los equipos para pruebas se agotarán durante el fin de semana.

El vicepresidente estadounidense Mike Pence y su esposa, Karen, dieron negativo en coronavirus, tuiteó el sábado su secretario de prensa. La pareja fue sometida a la prueba después de que un miembro de su personal diera positivo.

En todo el mundo se han confirmado aproximadamente 13,000 muertes, según el conteo de la Universidad Johns Hopkins. Estados Unidos suma más de 280 fallecimientos por la pandemia hasta ahora. En Italia, donde se registra el mayor brote de Europa, ahora han ocurrido al menos 4,825 muertes.

La mayoría de los infectados sufren síntomas de leves a moderados, como fiebre y tos, y se recuperan en cuestión de semanas, pero el virus es altamente contagioso puede propagarse a través de personas que no muestren síntomas. Además, puede derivar en enfermedades graves, como neumonía, especialmente en adultos mayores o pacientes con enfermedades previas. La gran mayoría se recupera.



Sin embargo, el virus se propaga con rapidez, lo que ha empezado a sacudir la economía a nivel mundial y a llevar al límite al sistema de atención médica de varias ciudades.

En Italia, las autoridades locales de las regiones norteñas severamente azotadas por el virus han pedido al gobierno italiano que imponga medidas más estrictas ante el brote incontenible. El primer ministro Giuseppe Conte dijo en un discurso a la nación que estaba endureciendo las medidas de un confinamiento total y anunció el cierre de todas las instalaciones de producción a excepción de aquellas que brindan bienes y servicios esenciales. Conte pidió a la población mantener la calma, señalando que no hay otra alternativa.

«Nuestro sacrificio de permanecer en casa es mínimo en comparación con el de otros ciudadanos que tratan de mantener a la nación funcionando», afirmó en un mensaje vía Facebook.

El Ministerio de Defensa de Rusia, por su parte, se dijo listo para enviar grupos médicos ambulantes y equipo de desinfección a Italia, y un avión con más de 100 toneladas de provisiones de China a la República Checa como parte de un programa de la OTAN.

España tiene ahora el tercer mayor número de infecciones en todo el mundo, seguido por Estados Unidos.

Las autoridades sanitarias españolas han reconocido que algunas unidades de cuidados intensivos en las áreas más afectadas están cerca de su límite.

El ejército español estaba construyendo un hospital de campaña con 5,500 camas en un centro de convenciones en Madrid, donde los hoteles también se están convirtiendo en salas para pacientes con virus sin problemas respiratorios graves.

La ciudad china de Wuhan, donde el brote fue detectado por primera vez, el domingo no se reportó un nuevo caso confirmado o sospechoso, por cuarto día consecutivo. Wuhan debe ahora pasar por un periodo de 14 días seguidos sin casos nuevos a fin de que las autoridades pongan fin a las draconianas restricciones de vuelo, pero de antemano un tren especial trasladó a más de 1,000 empleados de una fábrica automotriz por primera vez desde el inicio de la propagación.

China reportó 46 nuevos casos en las últimas 24 horas, 45 de ellos provenientes del extranjero.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *