El futuro inmediato de la NBA es incierto. La suerte de la interrumpida temporada 2019-2020 dependerá de la evolución del coronavirus COVID-19 en Estados Unidos, que hasta ayer en la tarder tenía más de 14,000 casos y más de 200 muertes.

La liga detuvo su acción el pasado 11 de marzo, luego que el pívot Rudy Gobert, del Jazz de Utah, arrojara positivo al coronavirus. Luego, el compañero de Gobert en el Jazz, el escolta Donovan Mitchell, y el centro de los Pistons de Detroit, Christian Wood, también dieron positivo.

La cifra de jugadores aumentó a 10 el jueves, tras los informes de dos positivos en el equipo de los Lakers de Los Ángeles y el del jugador de los Celtics de Boston, Marcus Smart.

¿Qué le depara a la NBA? Nadie sabe. No obstante, el periodista Adrian Wojnarowski, de la cadena ESPN, reportó esta semana que la liga y los dueños de la franquicia contemplan tres panoramas, que dependerán de cuánto se propague el COVID-19 en Estados Unidos.

La decisión del próximo paso dependerá también del análisis financiero que realice la NBA, que le presentará a los dueños de franquicias las proyecciones de pérdidas económicas que representaría cada panorama. Estos son los tres panoramas que evalúa la NBA en este momento, según Wojnarowski:

Regresar a mediados de junio sin espectadores

Este es el escenario más optimista. De inicio, los partidos serían a puertas cerradas, sin público. La NBA también contempla usar coliseos más pequeños, como los de la Liga de Desarrollo, o incluso las instalaciones de práctica. La idea es evitar los enormes coliseos vacíos y facilitar las transmisiones televisivas. Esto permitiría jugar la temporada completa, toda vez que la NBA ya le comunicó a los equipos que vayan buscando fechas en sus respectivos coliseos hasta el mes de agosto. La postemporada usualmente termina a mediados de junio.

Jugar la postemporada en agosto

Si la propagación del coronavirus aún no se ha controlado para junio, la liga podría optar por ir directamente a la postemporada en el mes de agosto. Esto, sin dudas, levantaría protestas de los equipos que están fuera de los ‘playoffs’ y que esperan esas últimas semanas de la temporada regular para obtener su boleto. Actualmente, los equipos que estarían entrando a la postemporada en la Conferencia del Este son: Bucks de Milwaukee, Raptors de Toronto, Celtics de Boston, Heat de Miami, Pacers de Indiana, 76ers de Filadelfia, Nets de Brooklyn y Magic de Orlando. El noveno lugar lo ocupan los Wizards de Washington, que están a 5.5 juegos del Magic.

Mientras, en la Conferencia del Oeste clasificarían: Lakers de Los Ángeles, Clippers de Los Ángeles, Nuggetsde Denver, Jazz de Utah, Thunder de Oklahoma City, Rockets de Houston, Mavericks de Dallas y Grizzlies de Memphis. En esta conferencia la carrera por el octavo lugar está más cerrada que en el Este, ya que los Trail Blazers de Portland, Kings de Sacramento y Pelicans de Nueva Orleans están todos a 3.5 juegos de Memphis.

Cancelar la temporada

Por último, no se pude descartar la posibilidad que, si la crisis se extiende más allá de agosto —como algunos estudios sugieren— puede que la NBA tome la decisión de cancelar definitivamente la temporada y esta acción pudiera causar unas perdidas de dinero exorbitantes no solo para la liga, sino para los 30 equipos.

Atrasar el inicio de la temporada más allá de agosto significaría acercarse demasiado a la campaña 2020-2021, que estaría pautada para octubre. De llegar esta decisión, los equipos más afectados serían los Lakers y los Bucks, que lideran sus respectivas conferencias y verían sus esfuerzos en vanos. Los Lakers, igualmente, tirarían por la borda una fantástica temporada de su jugador estrella LeBron James, quien ya tiene 35 años.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here