NUEVA YORK — Logan O’Hoppe, quien juega en las ligas menores de los Filis de Filadelfia, recibió las noticias de boca de su agente. De inmediato, las comunicó a su compañero Vito Friscia.

Después de todo, Friscia, seleccionado en la 40ma ronda del draft, obtendría su paga por los entrenamientos de primavera.

“Pensó que yo estaba bromeando”, dijo O’Hoppe. “Es asombroso. Me allegro por él”.

Las Grandes Ligas anunciaron el jueves que los peloteros de las menores afectados por el cierre de los campamentos de pretemporada en medio de la pandemia de coronavirus seguirán recibiendo viáticos de los clubes hasta el 8 de abril. Y hay un plan para compensar a esos jugadores durante la parte pospuesta de la temporada regular.

Los peloteros de las ligas menores recibirán 400 dólares a la semana por parte de los equipos. Los pagos se realizarán durante las próximas tres semanas.

Se trata de un alza significativa respecto de los viáticos habituales en la pretemporada, que eran de entre 100 y 200 dólares semanales.

Los clubes confían en permitir que los peloteros cubran gastos de vivienda y alimentación hasta el final previsto de la pretemporada.

Estaba contemplado que la campaña de las ligas menores se inaugurara el 9 de abril, pero se ha pospuesto. Las Grandes Ligas informaron que trabajan con los equipos para desarrollar un plan que compense a los peloteros por los juegos suspendidos.

“Nos emocionaba ayudar a estos chicos, ayudarlos a sostenerse por un tiempo”, aseveró el gerente general de los Rojos, Nick Krall. “Ojalá que podamos comenzar la temporada y que ellos comiencen a recibir más cheques”.

Los peloteros se vieron en un predicamento a finales de la semana anterior, cuando las Grandes Ligas suspendieron la pretemporada. La mayoría de los jugadores de ligas menores recibió la orden o recomendación de volver a casa, incluidos aquellos originarios de Venezuela, República Dominicana u otros países, pese a las preocupaciones de que enfrentaran problemas para volver a Estados Unidos.

Algunos clubes hicieron excepciones para los jugadores extranjeros y les permitieron permanecer en el campamento.

Las mayores habían dejado que los equipos decidieran la forma de manejar la situación con los peloteros de las menores. Muchos habrían quedado en una situación incierta durante las semanas o meses por venir.

Incluso para los peloteros estadounidenses, la decisión original implicaba desafíos. La mayoría de los jugadores recibe una remuneración sólo en la temporada. Muchos peloteros de las menores, especialmente aquéllos que no reciben bonos lucrativos por firmar, dependen de los campamentos de pretemporada para obtener hospedaje, comida e instalaciones de entrenamiento.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here