El número de arrestos por violentar el toque de queda decretado en Puerto Rico para contener la propagación del coronavirus (COVID-19) aumentó esta mañana a 199, informó el comisionado de la Policía, Henry Escalera.

Mientras, la cifra de denuncias por desobedecer la orden asciende a 329.

Ante ello, Escalera clamó por la cooperación de la ciudadanía para respetar la orden ejecutiva de la gobernadora Wanda Vázquez Garced que establece, además, un cierre parcial de comercios debido a la propagación del virus que ya cobró su primera vida en Puerto Rico.

“A inicios de semana se determinó que no se harían más orientaciones. El primer día del toque tuvimos, aproximadamente, 600 (orientaciones). Pero ya lo que estamos es forzando la orden ejecutiva. Entendemos que se dieron las instrucciones, así que ya lo que vamos a proceder es a denunciar y arrestar”, estableció el funcionario, en entrevista con El Nuevo Día.

El comisionado dijo que el Ministerio Publicó radicó cargos en los tribunales por algunos de los arrestos. Las personas que sean arrestadas o denunciadas por violentar la orden ejecutiva se exponen a cargos por delito menos grave.

“Lo que la gente no quiere entender es la magnitud del virus. La gente debe entender lo que está pasando. He visto menos personas en la vía pública. Estoy viendo que los ciudadanos están cumpliendo, por lo que hemos mejorado en comparación con el domingo, pero la exhortación es a que se queden en sus casas”, reiteró Escalera.



De la misma forma, Escalera afirmó que el gobierno evalúa diariamente la oportunidad de establecer nuevas restricciones para que las personas permanezcan en sus casas.

“Yo te puedo decir que esto se está evaluando por el gobierno de Puerto Rico día a día y las decisiones que sean adecuadas serán las que tome la gobernadora por el bienestar de Puerto Rico. De aquí a que eso suceda, vamos a evitar que las personas continúen en la vía pública”, insistió.

Hasta las 11:00 de la mañana de hoy, sábado, la región policiaca con más arrestos es Mayagüez, con un total de 60, seguido de Bayamón con 47 y Arecibo con 17.

Mientras, la región policiaca de Arecibo está en primera posición con un total de 63 denuncias, seguido de Aibonito con 44 y Fajardo con 37.

El toque de queda ordena el cierre de entidades públicas y privadas, a menos que estén relacionados con servicios esenciales, como seguridad, medicamentos, alimentos y combustible.

Con esta disposición, la Policía tiene autoridad para intervenir con ciudadanos en aras de hacer cumplir el toque de queda, especialmente entre las 9:00 p.m. y las 5:00 a.m., sin necesariamente tener motivos fundados para entrevistar a un conductor en la calle, como en circunstancias normales.

La orden ejecutiva establece una pena de cárcel de hasta seis meses o una multa de un máximo de hasta $5,000, o ambas penas a discreción del tribunal.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here