Seúl/Beijing – Corea del Sur ha registrado 147 nuevas infecciones de coronavirus y ocho muertes más, para un total de 8,799 casos y 102 fallecimientos.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Corea del Sur, hasta el sábado se habían efectuado pruebas para detectar el COVID-19 a 327,509 personas, y 2.612 han sido dadas de alta.

Las infecciones en Corea del Sur se han desacelerado desde principios de marzo, cuando el país registraba unos 500 casos nuevos por día, principalmente de la ciudad de Daegu y zonas circunvecinas en el suroriente del país.

Pero hay preocupación por el constante aumento de las infecciones en la zona metropolitana de Seúl, donde vive la mitad de los 51 millones de habitantes de Corea del Sur.

Las autoridades de salud también han expresado alarma frente a la posibilidad de un reingreso del virus desde el exterior por el crecimiento de los brotes en Europa, América del Norte y otras latitudes.

A partir del domingo, las autoridades surcoreanas efectuarán pruebas a todos los pasajeros que lleguen de Europa para detectarles la enfermedad. También impondrán cuarentenas de 14 días a los surcoreanos que lleguen desde Europa y a los extranjeros que viajen también desde Europa con visas de estadía prolongada.

Wuhan reporta cero casos nuevos locales de coronavirus

El epicentro del brote de coronavirus, Wuhan, no registró casos locales nuevos o sospechosos de la enfermedad por tercer día consecutivo.

China informó el sábado de 41 casos nuevos detectados las 24 horas previas, todos de personas procedentes del exterior, y siete muertes más, seis de ellas en Wuhan. China acumula ahora 81,008 casos y 3,255 muertes.

Un total de 71,170 personas han sido dadas de alta. Wuhan debe reunir 14 días consecutivos sin registrar ningún caso nuevo para cancelarle las severas restricciones de viaje que le fueron impuestas.

Los habitantes cuentan ahora con mayor movilidad en la provincia de Hubei, cuyas fronteras continúan cerradas al resto del país. Beijing y otras ciudades aumentan sus actividades mientras el gobierno intenta mitigar las desastrosas repercusiones de la enfermedad en la segunda economía más grande del mundo, aunque persisten como norma el distanciamiento social y las cuarentenas para las personas que lleguen al país.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here