Cinco atletas boricuas comparten cómo se ejercitan en su hogar durante la cuarentena



La falta de recursos a los que están acostumbrados cuando van a un gimnasio o centro de entrenamiento, ha llevado a los atletas de alto rendimiento a ingeniérselas durante la cuarentena a la que han tenido que someterse por la pandemia del coronavirus (COVID-19) alrededor del mundo.

Eso incluye a los puertorriqueños que se encuentran en o fuera de la isla en este momento.

Una de las carencias más sentidas para deportistas elites es la de un gimnasio. Si bien el ejercicio es necesario para todas las personas, para un atleta de alto rendimiento que estaba en plena competencia al momento del brote del virus, mantener su condición física es crucial.

A continuación un relato de cómo están atendiendo este asunto cinco atletas puertorriqueños en la intimidad de su hogar.

Javy González – Baloncesto

Utilizando un botellón de agua de cinco galones, cuyo peso lleno es de 40 libras, el armador del BSN realiza ejercicios como ‘squads’ y ‘lunges’ ante la falta de pesas en su hogar y la imposibilidad de ir a un gimnasio. Utiliza la cuica para mantener su condición cardiovascular. Recomienda los galones de agua que al tener agarre se pueden utilizar como pesas libres.

“En mi caso estoy viniendo de una lesión (rodilla), y estoy casi en la recta final (para volver a jugar)”, recordó el armador de los Brujos de Guayama, sobre la lastimadura que requirió una operación reconstructiva del ligamento cruzado anterior (ACL) de su rodilla izquierda.



“Un squad sin peso o un lunges sin peso puede hacer algo, pero en verdad no me hace casi nada”, agregó sobre el efecto que busca para fortalecer. “Y pues, había que buscar la manera de cómo poner peso ya que uno no puede salir ni ir al gimnasio”.

Fue así como decidió utilizar el botellón de cinco galones, que es el agua que utiliza en su casa para su consumo.

“En mi complejo (de vivienda) hay una cancha, pero hay una ventolera brutal y no vale la pena salir a tirar porque pierdo más tiempo corriendo detrás de la bola que tirando. Así que practico en la casa el dribleo y agilidad”.

Edgardo Goas – Voleibol

El jugador de voleibol ya poseía artículos para ejercitarse en el hogar como banda elástica, mat, bola medicinal y pad de balance. Además posee dumbbells de 10 libras. En el aspecto técnico de su deporte no es mucho lo que puede realizar encerrado, pero con un balón suele aprovechar el techo alto de su residencia para volear contra la pared y mantener el toque.

“Yo tengo suerte porque mi esposa Yarimar Rosa también jugó voleibol y ya teníamos varias cosas en la casa. Que si bandas, el mat, los dumbbells para hacer par de cositas con el ‘body weight’”, dijo el acomodador, quien es reserva de los Capitanes de Arecibo de la Liga de Voleibol Superior Masculino.

Michael Pérez – Béisbol

El receptor de Grandes Ligas (Tampa Bay) dijo que aprovechará las calles de su complejo de vivienda para trotar. En el patio de su residencia en Tampa, dijo que se hace tiradas con su esposa para soltar el brazo, y ella también lo asiste haciéndole envíos con los que práctica instancias como el bloqueo en el plato, etc.

“Mi último juego (de pretemporada) fue el viernes pasado y el sábado tuvimos una práctica opcional. Ya el domingo cerraron las facilidades hasta nuevo aviso”, dijo el catcher suplente de los Rays sobre el complejo de entrenamiento del equipo.

“Yo creo que lo primero es fortalecerse mentalmente porque no va a ser fácil estar encerrado. Hay que invertársela y ser creativo. No tengo muchas cosas en la casa como trotadora o bicicleta. Así que me iré a correr por la urbanización, par de vueltitas, par de rectas. Puedo soltar el brazo tirando con mi esposa. Se la tiraré templada (la pelota), porque tampoco puedo soltar duro el brazo… no quiero romperle los dientes”, dijo bromeando.

Mónica Puig – Tenis

La larga relación de trabajo que tiene con su preparador físico Claudio Galasso le ha hecho a la medallista de oro de los Juegos Olímpicos de Río 2016, aprenderse de memoria los ejercicios que puede hacer cuando está sola. Galasso además le envía por correo electrónico los planes de entrenamiento que ella sigue.

“Como he entrenado con él por muchos años, conozco todos los ejercicios que tengo que hacer, así que los hago dentro del apartamento. Para Navidades me compré un Pelotón (bicicleta estacionaria) que es lo mejor para mí, porque puedo hacer el cardio en mi apartamento. Es superdivertido. Me encanta hacer ‘spinning’. Básicamente, a la hora que yo quiera. Si me despierto con ansiedad a las 3:00 de la mañana, puedo montarme en la bicicleta y empezar a pedalear. Estoy bregando con eso”, dijo Puig a El Nuevo Día.

“Si tengo que correr o hacer ‘sprints’, me voy a un parque al aire libre, lejos de mucha gente. Y al minuto que termino todo, vuelvo al apartamento. Me encierro o vuelvo a casa de mis padres paraestar con las perritas y mi familia. En este momento, estar sola es un poco difícil. Pero menos mal que tengo a mis padres cerca, y todos estamos en cuarentena”.

Natalia Valentín – Voleibol

La acomodadora de las Llaneras de Toa Baja empezó a trabajar en su hogar en Omaha (Nebraska) con dumbbells de entre 10 y 30 libras, bandas elásticas, sliding disks, ABS wheel, roll out, cuica. Ya se comunicócon su entrenador personal para que le enviara una rutina para estos días, pero recomienda también los tutoriales en vídeos.

“Desde que llegue a mi casa en Omaha mi preocupación era cómo iba a entrenar”, dijo la también colocadora de la Selección Nacional, en referencia a que tuvo que salir de Polonia donde estaba jugando, cuando el país europeo decidió cerrar sus fronteras por toda la situación con el coronavirus.

“Se lo comenté a mi esposo Colt y de una me llevó a comprar equipo de entrenamiento en la casa. Pero si te soy sincera, hasta sin equipo se puede entrenar con tu propio peso en la casa. El internet en estos tiempos está lleno de diferentes ‘workouts’ y hasta si te comunicas con tu entrenador físico, te podría enviar una rutina. Ya recibí la mía”.

En esta historia colaboró Esteban Pagán Rivera.

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *