Una torre de control del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy (JFK) de Nueva York, uno de los que más tráfico aéreo recibe en Estados Unidos, se vio forzado a cerrar varias horas este viernes después de que un trabajador diera positivo por coronavirus (COVID-19) este jueves, según informó la Agencia Federal de Aviación (FAA, en inglés).

La clausura de la torre no llevó, sin embargo, al cierre del aeropuerto ya que el resto del personal que trabajaba ahí fue trasladado a otras instalaciones como parte de un plan de contingencia que la FAA había desarrollado ya antes del inicio de la epidemia.

La agencia explicó, asimismo, que un equipo de limpieza se trasladó a la torre de control para desinfectar la zona.

El texto concreta que el último día que el técnico de la torre de control estuvo en las instalaciones fue el pasado 16 de marzo, aunque señala que «no llegó a entrar en la cabina de la torre».



«Aun así, como medida de precaución, hemos programado como medida de precaución una limpieza de la cabina de la torre, la habitación con el equipamiento, las oficinas administrativas y los ascensores para garantizar un ambiente de trabajo seguro para todos los empleados», agrega el comunicado.

A principios de esta semana, una torre del Aeropuerto McCarran, de Las Vegas, también tuvo que cerrar después de que un controlador aéreo fuera diagnosticado con coronavirus.

Según las últimas cifras facilitadas por el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, la región registra 7,102 positivos de coronavirus, 2,950 más que el día anterior, un fuerte aumento que vinculó en buena medida al número mucho mayor de pruebas que se están llevando a cabo cada día.

Más de la mitad de los casos, 4,408, se concentran en la ciudad de Nueva York, donde ha habido casi 2,000 nuevos casos en las últimas 24 horas.

En total, el estado de Nueva York ha registrado 35 muertes.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here