El gobernador de California Gavin Newsom ordenó el jueves a todos los habitantes del estado a que se queden en sus casas para evitar la propagación del coronavirus (COVID-19).

California es uno de los estados más afectados de Estados Unidos después de Washington y Nueva York. Hasta al momento, ha 910 casos con 19 muertes. Es el primero en dar la orden de un toque de queda.

Nueva York tiene al menos 5,298 casos y Washington 1,376.

California es el estado más habitado de Estados Unidos y tiene la mayor economía del país.

“Este es un momento en que necesitamos tomar decisiones difíciles”, declaró Newsom. “Debemos darnos cuenta de la realidad”.

La medida se dio a conocer después de que condados y comunidades que abarcan casi la mitad de la población estatal ya habían implementado órdenes similares.

Las personas podrán salir de sus casas para caminar o ejercitarse, y para labores esenciales como comprar alimentos y buscar atención médica. Los restaurantes harán entregas de comida a domicilio.

Newsom pidió el jueves al presidente que despliegue un buque médico de la Marina para ayudar al estado a expandir su capacidad de atención médica, y advirtió que más de la mitad de los habitantes del estado más poblado del país podrían contraer el coronavirus.

En una carta con fecha del miércoles, Newsom solicitó al presidente Donald Trump que envíe el buque médico USNS Mercy al puerto de Los Ángeles para ser utilizado hasta el 1 de septiembre.

«California ha brindado ayuda desproporcionada a personas que regresan al país desde el extranjero y necesita la embarcación para ayudar a «descomprimir» su sistema de salud mientras aumenta la tasa de infección, escribió Newsom. El barco se encuentra atracado en San Diego.

Newsom dijo que las tasas de infección se duplican cada cuatro días en algunas partes del estado, y emitió un sombrío pronóstico de que el 56% de la población de California podría contraer el virus dentro de las próximas ocho semanas.

Posteriormente, su portavoz confirmó que la cifra no toma en cuenta las agresivas labores de mitigación que se realizan actualmente en toda la entidad, donde grandes condados han emitido órdenes de quedarse en interiores con el objetivo de mantener a los californianos confinados en sus casas, y las directrices de Newsom para el cierre de bares, gimnasios y otros puntos de reunión en todo el estado.

«Esta proyección demuestra por qué es tan importante que los californianos implementen acciones para frenar la propagación de la enfermedad, y estas labores de mitigación no se consideraron en esta proyección», dijo el portavoz Nathan Click en una declaración vía email.

La misiva de Newsom a Trump indicó que 25.5 millones de personas podrían contagiarse. Pero el estimado de población estatal es de poco menos de 40 millones, lo que significa que el 56% podría ser una cifra más cercana a los 22.4 millones de habitantes.

La oficina del gobernador no respondió a preguntas sobre estos cálculos ni ofreció una predicción que tome en cuenta las labores para contener la propagación de la infección.

Para la mayoría de las personas, el nuevo coronavirus provoca únicamente síntomas leves o moderados, como fiebre o tos. En otras personas, particularmente ancianos y pacientes con padecimientos previos, puede causar enfermedades más graves, incluyendo neumonía.

La mayoría de las personas se recuperan: aquellas con cuadros leves lo hacen en alrededor de dos semanas, mientras que los pacientes más graves pueden tomar un tiempo de recuperación de tres a seis semanas, según la Organización Mundial de la Salud



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here