Un grupo de científicos puertorriqueños, agrupados bajo el Puerto Rico Science Policy Action Network comenzó el jueves a recoger firmas exigiendo la renuncia de la epidemióloga del Estado, la doctora Carmen Deseda, de la que consideran que carece de las cualificaciones mínimas para el cargo que ejerce.

“La doctora Deseda ha demostrado en múltiples ocasiones que no está a la altura de su puesto. Lo vimos durante el huracán María y el manejo de los casos de leptospirosis. Es por eso que los miembros y amigos de la comunidad científica puertorriqueña exigimos su renuncia”, dijo el grupo en una declaración circuladaa través de diversas redes sociales.

La doctora Deseda no tiene preparación en epidemiología, sino que tomó un adiestramiento en epidemiología en el Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) en el 1980, según reveló el Centro de Periodismo Investigativo (CPI). Sin embargo, ejerce como epidemióloga del Estado desde enero de 2017, cuando fue designada por el entonces gobernador, Ricardo Rosselló. Anteriormente, ocupó el mismo puesto durante la administración de Pedro Rosselló.

El grupo de científicos dice que la Oficina de Epidemiología del Departamento de Salud, bajo la dirección de Deseda, no tomó ninguna acción cuando el 30 de enero la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró una “emergencia de salud pública de interés internacional” ante la propagación del coronavirus que causa el COVID-19.

Igualmente, cuando se produjeron los primeros casos de vigilancia de coronavirus en Puerto Rico a finales de febrero, Deseda dijo que no habían puesto en cuarentena “porque no tenían síntomas”, a pesar de abundante evidencia que la mayoría de los pacientes de coronavirus no tiene sintomatología alguna.

“Tan recientemente como el 14 d emarzo, la doctora Deseda continuaba asegurando que la única vía de transmisión del virus es mediante contacto con una persona enferma. A pesar del número limitado de pruebas que se han hecho en Puerto Rico y de que hay amplia evidencia del contagio asintomático del virus, la doctora Deseda se mantiene firme en que no hay casos ‘autóctonos’ de contagio comunitario en Puerto Rico y que por tanto no es necesario hacer una proyección epidemiológica”, dicen lo científicos.



“Al evaluar las decisiones y expresiones públicas de la doctora Carmen Deseda con relación a la pandemia de COVID-19, queda claro que no tiene la capacidad para velar por la salud de nuestro pueblo. Es por todo lo expuesto que los signatarios exigimos su renuncia inmediata. También le pedimos a la honorable gobernadora Wanda Vázquez Garced que en su lugar nombre a una epidemióloga o epidemiólogo con el peritaje necesario en salud pública y epidemiología, pero por sobre todo, alguien que priorice la ciencia y la evidencia en su toma de decisiones”, concluyó la organización.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here