El Laboratorio de Salud Pública y Bioseguridad del Departamento de Salud ya recibió los materiales necesarios para comenzar a hacer los ensayos necesarios para comenzar a procesar las pruebas diagnósticas del coronavirus COVID-19 en la isla.

El secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, señaló que los materiales fueron provistos por la Subdivisión de Dengue de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ubicada en San Juan.

“Ya se están haciendo las validaciones de las pruebas. En 24 y 48 horas vamos a poder hacer las pruebas en Puerto Rico”, expresó el funcionario.

Desde el domingo, funcionarios de gobierno como la gobernadora Wanda Vázquez Garced y el secretario de Salud han ofrecido distintas versiones sobre cuándo se comenzarán a procesar las pruebas diagnósticas en laboratorios gubernamentales en Puerto Rico.

Ese día, Rodríguez Mercado indicó que las pruebas se comenzarían a hacer el miércoles, 11 de marzo. Luego indicó que era la Subdivisión de Dengue el ente que podía atender primero las pruebas diagnósticas. Salud debía esperar dos semanas para recibir los materiales necesarios, señaló el martes, pero esa espera que ya no será necesaria.

Ayer, la gobernadora Wanda Vázquez Garced declaró un estado de emergencia en el país, que conllevará una movilización de personal de la Guardia Nacional a los aeropuertos internacionales de la isla para realizar cernimientos para detectar síntomas asociados al COVID-19 entre los pajeros. Aquellos visitantes que tengan síntomas serían sometidos a la prueba diagnóstica.

Rodríguez Mercado señaló que la cantidad de casos sospechosos en la isla se mantiene en 17, al igual que ayer. De estos, 11 reciben tratamiento médico en hospitales públicos y privados, y otros seis están recluidos en el Hospital de Veteranos.

Al momento, el gobierno continúa a la espera de recibir los resultados de las pruebas diagnósticas de COVID-19 de los primeros cinco casos sospechosos.

El primer caso sospechoso fue una turista italiana de 68 años que llegó el domingo a San Juan a bordo de un crucero con síntomas asociados a COVID-19. El personal médico de la embarcación le diagnosticó neumonía, mas los médicos que la atendieron en el Ashford Presbyterian Community Hospital insistieron que era necesario hacerle la prueba diagnóstica de la infección viral.

Como medida preventiva, también se le realizó la prueba de COVID-19 a su esposo.



El tercer caso es un paciente de cáncer de 71 años hospitalizado en el hospital Auxilio Mutuo en San Juan con complicaciones respiratorias, y no se había logrado detectar la infección que padece.

El cuarto caso hombre es un veterano de 87 años, residente el California, con historial de enfermedad pulmonar obstructiva y fibrilación atrial. Este desarrolló tos secay dificultad respiratoria mientras estaba a bordo de un crucero que no tenía planificado hacer una parada en Puerto Rico y fue trasladado al Mayagüez Medical Center a bordo de un helicóptero de la Guardia Costera.

El quinto caso fue un sacerdote misionero de 86 años que no tiene historial de viaje fuera de Puerto Rico, pero que presenta un cuadro clínico de severidad en el que ha dado negativo a todas las pruebas médicas que se le han tomado para identificar su condición.

El gobierno no ha ofrecido mayores detalles sobre los últimos seis casos sospechosos, los cuales se reportaron luego que se diera a conocer que un médico panameño que dio positivo al COVID-19 en su país natal estuvo en Puerto Rico en el fin de semana y acudió a eventos como el Día Nacional de la Zalsa el domingo.

El secretario de Salud y la epidemióloga del Estado, Carmen Deseda, señalaron que se brindará más información a lo largo del día y se verifica su historial de viaje.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *