A pesar de que continuarán monitoreando la situación de las dos estudiantes de la Universidad de Puerto Rico (UPR) que quedaron atrapadas en Italia, donde se ha restringido el movimiento de la población como medida para controlar el brote del coronavirus, el vicepresidente de Asuntos Estudiantiles del sistema académico, el doctor José Perdomo, afirmó que las jóvenes tienen que seguir las directrices del gobierno italiano, así como de la Universidad de Urbino.

“Son estudiantes que están en intercambio. La UPR no puede ofrecer directrices en un país que no es Puerto Rico. Están bajo los programas de esa universidad, así que deben seguir las instrucciones de ese país. Estamos monitoreando la situación. Hay un cuarenta en Italia, no sabemos el estatus de los viajeros, así que estamos vigilantes a la situación y verificando cómo podemos ayudar a esas estudiantes”, señaló.

Anaili Ortiz y Nael Centeno viajaron en febrero a la Universidad de Urbino en Italia como parte del Programa Internacional de Intercambio Estudiantil (IPSE) para cursar estudios en Lenguas Extranjeras durante este semestre. A dos semanas de su llegada, las clases fueron canceladas. Hoy solicitaron la ayuda de las autoridades gubernamentales, así como de la UPR, para lograr su traslado a la isla lo antes posible.

Una vez ingresaron al programa internacional, explicó Perdomo, quedaron bajo la jurisdicción de la IPSE y -en este caso- de la Universidad de Urbino. “IPSE son los que dan instrucciones a los estudiantes que participan bajo esa modalidad”, puntualizó.

El pasado 3 de marzo el presidente de la UPR, Jorge Haddock, emitió el plan de acción del sistema académico en respuesta a la crisis originada a nivel mundial por el coronavirus. En la misiva se les ordenaba a los coordinadores del programa de intercambio de cada uno de los recintos a establecer contactos con los estudiantes participantes y con las universidades receptores, de manera que se pudiera conocer su estado y “las directrices que reciban en las instituciones”.

La UPR tiene 240 estudiantes en intercambio en España, Italia, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos.

A los estudiantes se les recomendaba a seguir los protocolos de la institución receptora y el gobierno del país en el que se encuentran. “Si el estudiante interesa regresar a la UPR deberá informarlo a su coordinador de intercambio. El coordinador de intercambio deberá orientar al estudiante en torno a las alternativas disponibles de estudio, de acuerdo con el protocolo de Asuntos Académicos de la unidad”, continúa la carta.

El funcionario aseguró que esa comunicación por parte de los coordinadores se ha llevado a cabo.

Perdomo indicó que, aunque no hay una sola solución única para atender las necesidades académicas de los estudiantes que interrumpan el programa de intercambio para regresar a la UPR, la administración estaría analizando cada caso en particular. “El presidente le impartió instrucciones a los recintos de que deben tener un plan académico para ver caso por caso cómo se puede ayudar a cada estudiante, porque depende del programa de estudio y las necesidades de cada uno. Tenemos que entender que los programas y calendarios de los recintos son diferentes y por eso tenemos que verificar caso a caso”, subrayó.

El plan establece, además, que la UPR deberá notificarla al Departamento de Salud y a la Epidemióloga del Estado los nombres de los estudiantes y empleados, países visitados y el lugar de procedencia.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *