La Administración de Seguros de Salud (ASES) se propone implementar el modelo de pago por desempeño a los proveedores de salud del plan Vital de manera obligatoria y pagar a los hospitales una compensación englobada por pacientes con ciertas condiciones, en lugar de pagos por días de hospitalización, según se desprende de una carta de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Según la misiva de la JSF, con fecha del 20 de febrero, ambas iniciativas estarían dirigidas a lograr ahorros en el pago de reclamaciones y se aplicarían a partir de la firma de los nuevos contratos con las organizaciones de cuidado coordinado (MCO, en inglés) que participan del plan de salud del gobierno, denominado Vital.

Sin embargo, a base de la misiva enviada al director ejecutivo de la ASES, Jorge Galva, la JSF no puede emitir una determinación final sobre tales contratos, pues lleva dos meses esperando por que esa agencia le provea información que necesita.

“Tras revisar la información sometida sobre los modelos de pago basados en valor, la JSF ha determinado que se necesita mayor claridad y detalle en diversos asuntos que quedan pendientes”, reza la carta suscrita por la directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko.

Según el escrito, la ASES estaba obligada a presentar el lenguaje que establecería ambos modelos de compensación en los contratos con los planes médicos, pero en el texto sugerido no se hace referencia a que estos serían obligatorios y qué medidas tomaría la corporación pública para lograr tal cumplimento.

Además, de acuerdo con la carta, los nuevos términos contractuales con los planes médicos de Vital también requerían un estudio actuarial para determinar qué ahorros se alcanzarían con estas iniciativas, pero esa información tampoco se ha provisto.

La ASES también debía proveer las métricas que se establecerán para constatar si las medidas antifraude y abuso que deben implementarse en el plan Vital dan fruto, pero ello tampoco habría sido provisto a la JSF, según la misiva.

Junto a otras iniciativas, la implementación de paga por desempeño a los proveedores de salud y el pago englobado a hospitales bajo la iniciativa DRG (en inglés) deben producir alrededor de $638 millones en ahorros, según el plan fiscal certificado el año pasado. Esas economías debían lograrse entre el año fiscal 2019 y el 2024.

Jaresko habría dado a la ASES hasta el 6 de marzo para cumplir con los pedidos de información del organismo fiscal, lo que al parecer no sucedió, pues ayer la JSF divulgó la misiva en su cuenta en Twitter.

La JSF interviene con todos los contratos del gobierno cuya cuantía excede $10 millones. La intervención está dirigida a asegurar el cumplimiento con el plan fiscal, pero no examina si tales acuerdos se otorgan según la normativa vigente.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *