Un hombre de baloncesto como lo es Harry Olivero opinó que la experiencia adquirida por exbaloncelistas y personas ligada al deporte debe ponerse a la disposición de la juventud, atado a programas de impacto que de manera seria lleguen a los lugares necesitados.

Olivero, un reconocido exárbitro de baloncesto y profesor de educación física en la escuela intermedia Juan Ramón Jiménez de San Juan, tomó el ejemplo de los hermanos y exbaloncelistas Orlando ‘Guayacán’ y Eddín ‘Guayito’ Santiago, quienes lideran el proyecto de baloncesto San Juan Basketball, programa ideado por el senador Henry Neumann y que impacta a las escuelas y comunidades de la ciudad capital.

“Todos estos exbaloncelistas deben de hacer este tipo de trabajo con estudiantes de la escuela pública. Ese talento se debe utilizar para el beneficio del baloncesto y de la juventud”, expresó Olivero mientras los hermanos Santiago impartían las clínicas a sus estudiantes de séptimo grado.

Este tipo de actividad, según el maestro con 35 años de experiencia en el Departamento de Educación, debe emularse en todos los sectores donde haya juventud envuelta.

“La juventud tiene mucha necesidad y a través del deporte se pueden canalizar estas necesidades. Todas estas ayudas, como la de este programa y especialmente de personas como los hermanos Santiago, nos ayudan mucho. Necesitamos que las personas, de todos lados, colaboren con la educación y con el programa de educación física”, agregó Olivero.

El proyecto San Juan Basketball se celebra en alianza con el grupo Acción Social de Puerto Rico, y a su vez este programa se emula en los municipios de Aguas Buenas y en la zona rural de Guaynabo.

“Es necesario, crea disciplina y los ayuda a seguir reglamentos y a seguir instrucciones. Aprenden los fundamentos para que tengan un mejor desempeño en el baloncesto, pero sobre todo, que sean mejores seres humanos”.

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *