El secretario del Departamento de Salud, Rafael Rodríguez, advirtió ayer que el virus COVID-19 podría llegar a la isla en cualquier momento tras el reporte de varios casos en el Caribe, incluyendo uno en la República Dominicana.

“Esto ha cambiado y nosotros queremos llevar la verdad. Puede ser que recibamos algún tipo de paciente que esté contaminado con el coronavirus”, dijo el titular al asegurar que al día de hoy no se ha registrado ningún caso sospechoso de coronavirus en Puerto Rico.

Ante este panorama, tanto Rodríguez como el secretario de Estado, Elmer Román, llamaron a la calma para atender la amenaza que representa este virus. Actualmente, la isla se encuentra en un nivel de “Alerta 3”, que implica prevención, comunicación y orientación.

“¿Por qué estamos más alerta que antes? Ya tenemos el primer caso en el Caribe que fue aquí al lado (en República Dominicana). Tenemos también en St. Barth y San Martín. Así que yo creo que sería irrazonable pensar que en Puerto Rico no va llegar”, indicó Rodríguez.

El domingo, el gobierno de República Dominicana -uno de los principales destinos turísticos de los puertorriqueños- reportó el primer caso de COVID-19 en un italiano de 62 años.

Mientras, durante el fin de semana, las autoridades de Florida, uno de los estados con mayor concetración de puertorriqueños, confirmaron dos casos de coronavirus, lo que provocó una declaración de estado de emergencia pública. “Lo más importante es el llamado a la calma. Calma y salud. Seguimos con nuestra vida normal, pero con precaución”, dijo Román.

Las expresiones de ambos funcionarios se produjeron al concluir una reunión de la gobernadora Wanda Vázquez Garced con jefes de agencia y alcaldes para informarles sobre las gestiones del gobierno para hacerle frente al virus. El cónclave se llevó a cabo en el Departamento de Estado.

Hasta ayer, se habían registrado 3,085 muertes a causa del coronavirus a nivel mundial, lamayoría de estas en China, Irán e Italia. Encuanto a los casos confirmados, la cifra ascendió a 90,284, incluyendo 100 reportados en Estados Unidos y uno en la República Dominicana.

“Vamos a estar preparados y a tomar las medidas de precaución. Yo, como gobernadora, me voy a dirigir al pueblo de Puerto Rico con la verdad. Jamás en la vida le voy a decir al pueblo puertorriqueño algo que no sea cierto”, aseguró Vázquez Garced al llegar a la reunión.



Imponen controles

La gobernadora anunció ayer que se comunicó con el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, y el secretario de Salud federal, Alex Azar, para conocer de primera mano cómo actuar y qué ayudas hay disponibles ante la amenaza que representa el coronavirus.

“Estuvimos actualizando la situación no solamente de Estados Unidos, sino la asistencia que va a haber para todos los estados y territorios como resultado de esta emergencia”, informó Vázquez Garced.

Aseguró que cuentan con el compromiso del gobierno estadounidense de reportarse cualquier contagio. Además, se expresó confiada en que Puerto Rico será incluido en una solicitud de presupuesto de $2,500 millones para combatir el COVID-19 que el gobierno de Donald Trump hizo al Congreso.

El secretario de Estado explicó que el gobierno local se comunicó con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza para que los vuelos chárter procedentes de la República Dominicana lleguen solo al Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marían y al aeropuerto de Isla Grande para la realización de una revisión médica durante el proceso de desalojo del avión.

Con relación a los barcos de carga provenientes de la República Dominicana, se informó que se prohibió el desembarco de la tripulación hasta el próximo 7 de marzo. “Estamos siendo un poco más restrictivos que el gobierno federal en esta región porque queremos minimizar el que ocurra un caso de coronavirus”, sostuvo Román.



La empresa Ferries del Caribe -otro de los principales medios de transporte entre Puerto Rico y la vecina isla- canceló los viajes por los próximos diez días tras la embarcación presentar desperfectos mecánicos. “La situación es cambiante. La Autoridad de los Puertos está alerta. Está trabajando con Custom Border Patrol y TSA para tomar todas las medidas cautelares necesarias”, indicó Román.

El secretario de Salud, por su parte, informó que se comunicaron con el ministro de Relaciones Exteriores de la República Domininca, Miguel Vargas, y con el ministro de Salud, Rafael Sánchez, para hacerles saber que el gobierno local está dispuesto a colaborar en el desarrollo de un protocolo de prevención adecuado entre ambas islas.



Rodríguez indicó que el ministro de Salud de la República Dominicana le explicó que los análisis clínicos del paciente que se mantiene en cuarentena dieron positivo a influenza y al coronavirus.

El funcionario recordó que el 80% de los pacientes que desarrollan COVID-19 son portadores asintomáticos, o sea, que no presentan síntomas gripales. Mientras, el restante son personas mayores de edad, con condiciones médicas crónicas o con el sistema inmunológico comprometido.

Salud cuenta con 380 camas, 68 hospitales y ocho epidemiólogos para ubicar a posibles pacientes con coronavirus. “A este momento, no hay ningún paciente. Estamos tratando de implementar lo que se conoce como las iniciativas no farmacológicas. Estas van desde cómo lavarse las manos, tener precaución en el área de trabajo hasta llegar a un cierre de escuela, de cines, de eventos. Eso sería ya el extremo”, indicó el funcionario.

Al momento, el protocolo establece que toda prueba clínica tiene que ser enviada al Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), en Atlanta, para ser procesada. Rodríguez adelantó, sin embargo, que en las próximas tres semanas el proceso podrá realizarse en la isla, aunque solo en el laboratorio del gobierno, ubicado en la sede del Departamento de Salud.



El protocolo establece que toda prueba para confirmar un caso sospechoso de coronavirus tiene que ser autorizada por la epidemióloga del Estado, la doctora Carmen Deseda.

Línea informativa

El secretario de Asuntos Públicos, Osvaldo Soto, añadió que, como medida preventiva, se estableció un nuevo punto de cotejo en el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín para todos los pasajeros provenientes de República Dominicana y se activó la línea PAS para responder preguntas relacionadas con la enfermedad.

Junto con el control federal que se ha establecido en el área de arribo de vuelos internacionales, personal médico del Departamento de Salud hará una evaluación física y una serie de preguntas a los pasajeros provenientes del vecino país para determinar si pudo tener alguna interacción con la persona contagiada o si visitó alguno de los lugares con contagios.

El pasado 20 de febrero, el CDC anunció la activación de la estación de cuarentena en el aeropuerto internacional como medida para limitar la introducción y propagación de enfermedades contagiosas, incluyendo el coronavirus.

Como parte de esta revisión federal, personal del CDC toma las temperaturas de los viajeros con un termómetro de mano y observa algún signo de tos o dificultad para respirar.

En cuanto ala integración de la línea PAS, Soto detalló que la iniciativa responde al sinnúmero de llamadas que ha recibido la agencia de ciudadanos preocupados. La Oficina de Bioseguridad de Salud formuló un cuestionario con una serie de preguntas básicas que podrán ser respondidas por los operadores. El número para llamar es el 1-800-981-0023.

“Es más bien un esfuerzo informativo, porque lo que hemos dicho es que las personas que presenten tos, fiebre y dificultad de respirar y vengan de un lugar donde haya reportado algún caso, tienen que moverse a una sala de emergencia”, precisó.

Piden transparencia

A su llegada a la reunión, alcaldes expresaron preocupación por la variabilidad de la información que ha ofrecido el gobierno central para atender cualquier posible caso de coranovirus en la isla.

El alcalde de Cataño, Félix “Cano” Delgado, exigió a su llegada a la reunión que se hable con la verdad.

“Hace dos semanas, decían que no venía. Ahora vemos que en Santo Domingo, cerca de nosotros, hay un caso, en Nueva York, en Washington, pues es preocupante. Lo importante es que todas las autoridades hablen con la verdad para que la gente de Puerto Rico se prepare y sepa que si en efecto viene el coronavirus, pues nosotros estamos listos”, indicó.

La ejecutiva municipal de San Juan, Carmen Yulín Cruz, cuestionó el cambio “súbito” en el discurso del gobierno central, que la semana pasada prácticamente descartaba la posibilidad del reporte de un contagio.

“Es importantísimo que el país tenga confianza en la información que se le da. ¿Hay algún caso de coronavirus en Puerto Rico? ¿Hay algún caso que se sospecha de coronavirus y estamos esperando los cinco días que toma llevar la sangre al CDC de Atlanta y regresar a eso?”, cuestionó.

Por su parte, el alcalde de Culebra, William Iván Solís, mostró preocupación por la gran cantidad de embarcaciones y vuelos privados que llegan a la isla municipio desde diferentes partes del mundo sin que los pasajeron pasen por algún tipo de revisión para identificar síntomas.

“(Recibimos veleros) franceses, británicos, dominicanos, o sea, de todas (partes). (Ahí nadie los detiene) a menos que se registren mediante la aplicación que hay por internet en el aeropuerto de Culebra. Eso es voluntario. También entran aviones privados, o sea, que es una situación bastante crítica”, indicó.

Ante los señalamientos, el secretario de Salud respondió que el panorama del coronavirus se actualiza diariamente, por lo que la respuesta del gobierno será cambiante. “Desde un principio hemos sido transparentes, asegurando que le podemos informar al pueblo exactamente lo que se nos está informando a nosotros”, aportó Román.

Concluida la reunión, los alcaldes se mostraron satisfechos con la información provista por el Estado. “Después que digan la verdad, voy siempre a coincidir con ellos, pero siempre con todas las cartas sobre la mesa”, dijo Delgado.

Mientras que el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera Cruz, dijo que existe el compromiso del gobierno para informar de cada cambio que haya con el manejo del coronavirus. “La impresión que recibí de esta presentación es que la preparación, la coordinación, está bien clara”, afirmó.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *