PORT ST. LUCIE, Florida. El naguabeño Edwin «Sugar» Díaz llegó este año a los entrenamientos primaverales listo para dejar atrás los fantasmas del 2019.

Un primer año con los Mets de Nueva York con más bajas que altas dejó inquieto al relevista puertorriqueño y en busca de ayuda con miras a reencontrar la magia que lo llevó a ser nombrado el Relevista del Año del 2018 con los Mariners de Seattle.

Ahora después de una temporada muerta en la que trabajó con el exlanzador y miembro del Salón de la Fama, el dominicano Pedro Martínez, y otros exserpentineros boricuas, el boricua está confiado de que volverá a ser el “Sugar” de antes.

“Esto es borrón y cuenta nueva. Lo que pasó el año pasado quedó atrás”, aseguró Díaz durante la visita de El Nuevo Día al complejo de entrenamiento de los Mets.

“Después que me mantenga saludable, ya sé lo ajustes que tengo que hacer cuando no esté lanzando bien. Yo sé que este año será uno increíble para mí”, aseguró.

“Durante el invierno trabajé mucho. No tomé mucho tiempo libre como hice después de la gran temporada del 2018. Desde que comenzó el offseason empecé a trabajar con Pedro Martínez y con Héctor Mercado e Iche Santiago en mi mecánica y encontré unos detalles que no estaba haciendo en el 2019 como en años anteriores. Pude trabajar en eso y arreglar esas cosas”, agregó.

No hay dudas que el año pasado fue uno difícil para el cerrador boricua. Luego de una temporada de ensueño al salvar 57 juegos con una efectividad de 1.96 con Seattle en el 2018, fue adquirido por los Mets junto a Robinson Canó, pero no tuvo el mismo rendimiento.

En 66 partidos, Díaz terminó con marca de 2-7 con 26 salvados y una efectividad de 5.59. Malagró siete oportunidades de rescate y cedió 15 jonrones, todos en la novena entrada para establecer una marca en las Grandes Ligas, y perdió su puesto de cerrador. “La mecánica estaba bien, pero no tenía consistencia con mi release point (el punto donde suelta la pelota). No la estaba soltando como tenía que hacerlo. Estaba yéndome demasiado rápido al home y trabajamos en esos detalles durante todo el invierno”, explicó Díaz.

Trabajó con Pedro Martínez

El derecho agradeció la ayuda de Martínez, un tres veces ganador del Cy Young durante su ilustre carrera. “Pedro se me acercó y me dijo que me quería ayudar. Vio unos ajustes que podía hacer en mi mecánica. Le envié videos y trabajamos en Puerto Rico y en República Dominicana haciendo distintas actividades y las cosas salieron bien. Me ayudó bastante”, señaló.

Díaz, quien se espera sea nuevamente el cerrador de los Mets, dijo que desde que se reportó a los entrenamientos primaverales “me sentido superbién, contento y satisfecho con el trabajo que estoy haciendo para prepararnos para el inicio de la temporada”.

El pasado miércoles fue su debut y cedió dos carreras y tres hits en una entrada durante el revés ante los Astros de Houston, pero luego del encuentro indicó al New York Post que “se sintió bien” y “un poco ansioso” por ser su primera salida en situación de juego.

Adición de Betances al bullpen

Díaz reconoció que el 2019 fue frustrante no sólo para él, sino también para el bullpen en general, ya que otros como el dominicano Jeurys Familia, igualmente, confrontaron problemas. «Fue algo raro que a todo el mundo le fueran mal las cosas a la misma vez. Pero todos hemos trabajado fuerte, estamos en buena condición y tenemos un buen equipo. También creo que al añadir a Dellin Betances, tenemos el mejor bullpen de la liga. La prioridad es mantenernos saludables porque si logramos eso y todo el mundo hace lo que tiene que hacer, vamos a llegar bien lejos, quizás a los playoffs y hasta la Serie Mundial», concluyó.

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *