Podríamos pensar que el mundo agoniza, que se va al garete, que el ser humano no puede ser más detestable, que es egoísta, intolerante y violento. Pero el mundo está vivo y nada cambia la naturaleza de las personas.

Algo así podemos extraer de las metáforas sobre la vida y la felicidad de ‘Something I Should Do’, primer adelanto que tuvimos del nuevo trabajo de Nada Surf y probablemente uno de sus temas más inspirados. Este mensaje, realmente más positivo que naif, es el asunto central del noveno trabajo de estudio de la banda fundada por Mathew Caws, Ira Elliott y Daniel Lorca en 1990. Sin ir más lejos, la nueva entrega de los neoyorquinos arranca con ‘So Much Love’, un tema sobre la buena voluntad de las personas y el lado luminoso de la vida, sobre la necesidad de crear un espacio de tolerancia y respeto.

El presente Never Not Together, otro llamamiento claro a la unidad, grabado en los estudios Rockwell de Gales (Echo & the Bunnymen, Oasis), sigue las coordenadas power pop de la última etapa de la banda con un punto extra de calidez y melancolía, con momentos estelares e irrepetibles como la mágica ‘Looking For You’, con un coro infantil que aporta un halo a cuento navideño con moraleja, y la acústica ‘Mathilda’, una pieza basada en los episodios de bullying que sufrió el bueno de Caws de pequeño, que él mismo destapa con la única ayuda de su guitarra y culmina con fuerza con el resto de la banda.

El ahora cuarteto con la incorporación oficial del teclista Louie Lino -el Guided by Voices Doug Gillard ya no aparece en las fotos promocionales- firma uno de sus trabajos más redondos desde aquel maravilloso Let Go del 2002.

LUIS BENAVIDES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *