El presidente del Clásico Mundial de Béisbol, Jim Small, explicó este martes la razón por la que el Estadio Hiram Bithorn no figuró finalmente entre los cuatro escenarios que serán sedes de la ronda preliminar del certamen en marzo del próximo año.

El organismo y Major League Baseball anunciaron este martes en una conferencia de prensa en Miami, las cuatro sedes que albergarán partidos de la fase inicial del torneo. Taiwán, Tokio, Phoenix y Miami fueron los escenarios escogidos, y de los cuatro, el Marlins Park de Miami hará historia como la primera sede en albergar partidos de las tres etapas del Clásico.

«Debido a que cambiamos el formato y van a haber cuatro grupos de cinco equipos cada uno, eso significa que vamos a tener que jugar muchos doble juegos. Por eso era importante para nosotros jugar en estadios con techo, o estadios en los que supiéramos que podemos tener un clima adecuado”, respondió Small, cuando se le preguntó si Puerto Rico fue parte del proceso de subasta.

A diferencia de los primeros cuatro Clásicos, en 2021 participarán 20 equipos en lugar de 16. Se sumarán cuatro países que saldrán del clasificatorio que se jugará en Arizona, del 13 al 25 de marzo de 2020.

Evidentemente, Major League Baseball al parecer no desea correrse el riesgo de que ocurran suspensiones y se atrase el torneo, en vista de que el Clásico que se celebra cada cuatro años desde su segunda edición, siempre se efectúa en marzo, poco menos de un mes antes del inicio de la temporada de Grandes Ligas.

El Clásico Mundial de 2021 se jugará del 9 al 23 de marzo. En la fase preliminar, cada equipo tendrá cuatro juegos. Los primeros dos equipos de cada grupo avanzan a los cuartos de final. Los dos mejores del Grupo C de Phoenix chocarán contra los dos del Grupo D en Miami. Mientras, los dos mejores del Grupo A en Taiwán se medirán en Tokio a los dos mejores del B.

Tanto de Japón como de Estados Unidos saldrán dos equipos que entonces disputarán en Miami los dos partidos de semifinales, de los cuales saldrán a su vez los dos finalistas.

Small no quiso mencionar los países o ciudades que participaron del proceso de subasta y que aspiraban a ser sede. Sí confirmó que hubo interés de jurisdicciones del Caribe, y de otras de Estados Unidos y de Asia.

Pero antes de la celebración de la Serie del Caribe en el Estadio Hiram Bithorn en San Juan, del 1 al 7 de febrero, los empresarios Antonio Muñoz, padre e hijo, indicaron que su firma promotora MB Sports participaría del proceso de subasta, al tiempo que confirmaron su interés de que Puerto Rico volveria a ser sede como en 2006, 2009 y 2013. En ese momento, indicaron que veían en México a su principal oponente del área de América.

De hecho, Muñoz hijo anticipó que si Major League Baseball optaba por una sola sede en América, aparte de EstadosUnidos, entendía que México parecía tener más fuerza por su poder económico. En cambio, la realidad es que ni México ni Puerto Rico resultaron escogidos esta vez.

«Vamos a tener que jugar dobles juegos todos los días. Enfocados en eso, optamos por esas cuatro plazas», agregó Small.

En este artículo colaboró el reportero Roberto Colón

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *