La gobernadora Wanda Vázquez Garced recibió este lunes -de manos del subsecretario de Vivienda federal, Brian Montgomeryel segundo acuerdo para el desembolso de $8,200 millones en fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR) destinados para atender los daños causados por el huracán María.

En febrero pasado, el gobierno de Puerto Rico pudo acceder a los $1,500 millones del primer acuerdo. Obviamente, al entregarles el segundo acuerdo hoy, estarán recibiendo los otros $8,200 millones. Creemos que este es un momento importante para Puerto Rico y para todos los estadounidenses que atesoran esta isla”, dijo en español el funcionario federal.

Sin embargo, Montgomery no precisó cuándo el gobierno de Puerto Rico recibirá el resto del dinero que aprobó el Congreso para ayudar a la isla con su recuperación. El Congreso aprobó $20,500 millones para la isla.

“Lo que sucede es que (el gobierno) recibe una línea de crédito y mientras van entrando los proyectos y los firman, se liberan los fondos. Es un proceso continuo”, afirmó Montgomery concluida una reunión con la gobernadora en La Fortaleza.

La gobernadora acudió a la sala de prensa de la Mansión Ejecutiva para anunciar que recibió el acuerdo firmado. Estuvo acompañada del secretario de la Vivienda, Luis Fernández.

“Vamos a continuar trabajando muy duro, muy fuerte para que el dinero vaya donde la gente, donde lo necesita”, apuntó la gobernadora.

Vázquez Garced aceptó y suscribió el acuerdo el pasado 3 de febrero. El documento incluye nuevas restricciones y controles.

A preguntas de este diario, Montgomery dijo que los datos relevantes del acuerdo serían publicados en una página por Internet.

De la mano de este acuerdo, está el nombramiento -por parte del presidente Donald Trump– del almirante Peter Brown como su representante especial para la reconstrucción de Puerto Rico. También nombró al abogado Robert Couch como monitor financiero federal.

Las nuevas restricciones en el uso de los fondos CDBG-DR incluyen que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), que controla las finanzas públicas la Isla, dé el visto bueno a los proyectos.

Igualmente, exige que el gobierno de Puerto Rico demuestre cumplimiento con los objetivos hacia la reforma del registro de propiedades, que no utilice por lo menos $16,500 millones para nada relacionado a mejoras a la red eléctrica y deje a un lado la orden ejecutiva -de Ricardo Rosselló Nevares– que requiere pagar a $15 la hora a los trabajadores de obras de reconstrucción financiadas con fondos federales.

Montgomery aclaró que el dinero tampoco se podrá usar para la reconstrucción de la isla tras los terremotos que recientemente sacudieron algunos pueblos del sur.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *