Ponce – Personas con camisetas blancas, que los identifican como voluntarios, reciben a los estudiantes cuando llegan en las guaguas. Guardias de seguridad de una empresa privada dirigen a los padres que los llevan en sus autos hacia el estacionamiento. La experiencia es nueva para todos, especialmente para los cientos de niños de kínder a quinto grado que, desde hace unos días, reiniciaron las clases no en sus escuelas, sino en espacios en el Complejo Ferial Juan H. Cintrón.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *