Una mujer resultó timada ayer tras, presuntamente, haber llegado a un lugar para tomar clases de música, pero resultó el lugar donde las tomaría resultó ser falso, según la Policía.

La querella establece que la mujer pagó $100, mediante la plataforma ATH Móvil, y le indicaron que tomaría las clases en el área la Avenida Roosevelt, en Hato Rey.

La perjudicada envió el dinero al número de teléfono pero luego se percató que los datos del lugar donde tomaría las mismas eran falsos.

La mujer terminó en las oficinas centrales del Servicio Postal de Estados Unidos, aunque la Policía no ha logrado confirmar si la dirección que le habían provisto la dirigió hasta este lugar.

El caso fue referido a personal del Cuerpo de Investigaciones Criminales de San Juan para la continuación de la pesquisa.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *