Read Time:1 Minute, 30 Second



El excalcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, se apuntó una victoria cuando el pasado viernes el Tribunal Supremo prácticamente le libró de enfrentar cargos criminales por su presunta conducta de acoso sexual contra una exabogada del ayuntamiento.

El Alto Foro le dio la razón al Tribunal de Apelaciones al declarar no ha lugar un recurso de certiorari sometido por el Panel del Fiscal Especial Independiente, inconforme con la determinación del Tribunal de Apelaciones de desestimar un cargo por actos lascivos que pesaba contra el exalcalde de Guaynabo por su presunta conducta impropia contra la exabogada del gobierno municipal, Mayra Vázquez Santiago.

La determinación fue tomada por los jueces del Supremo Ángel Colón Pérez, Rafael Martínez Torres y Edgardo Rivera García. El trío de jueces no fundamentó su decisión.

En una resolución el 24 de octubre, los jueces del Apelativo Juan Hernández Sánchez, Maritere Brignoni Mártir y Carlos Salgado Schwarz revocaron una resolución de la jueza Nerisvel Durán Guzmán, quien declaró no ha lugar la moción de desestimación que presentó la defensa de O’Neill.

La defensa del exfuncionario alegó que el cargo por el cual se acusa a O’Neill prescribió, basando su argumento en lo que establece el Código Penal de 2004, que aplica a la fecha en la que presuntamente sucedieron los hechos. En ese Código se dispone que el cargo de actos lascivos prescribe a los cinco años y los presuntos hechos ocurrieron en el 2011, aunque la acusación se produjo en el 2017.

O’Neill enfrenta un segundo caso por su presunta conducta contra la guardia municipal Yenetamine Díaz. Se le acusa por violaciones a la Ley de Violencia Doméstica (maltrato y agresión sexual) y la Ley de Ética Gubernamental, así como acoso sexual y exposición deshonesta, con hasta 25 años de cárcel.



Source link

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *