Read Time:4 Minute, 6 Second

Teniendo en cuenta la tónica general de las adaptaciones que han habido de los videojuegos al cine y los precedentes de esta ‘Sonic, la película’ (ese primer tráiler es una obra maestra del horror), la película apuntaba a ser un desastre. A gran escala. Parecido a ‘Dragon Ball Evolution’ o ‘House of the Dead’. Algo muy chungo. Por fortuna, parece que lo primero está cambiando.

‘Detective Pikachu’ irrumpió en cines el año pasado con un resultado final algo decepcionante por lo desaprovechado de la propuesta pero muy digno como película familiar de entretenimiento y con un aspecto visual muy cuidado, además de (lo más importante) contentar a los fans gracias a un trabajo previo de investigación sobre los Pokemon y su mundo. Se notaba que detrás había gente con ganas, con amor por la franquicia. O al menos con interés por hacer algo que gustase a los fans. La ‘Tomb Raider’ de Alicia Vikander, siendo una película mediocre, funcionaba mucho mejor como película de acción que aquellas de Angelina Jolie. Y la película de la que estoy hablando, la del erizo azul, forma parte de ese grupo. Adaptaciones que no van a perdurar en el tiempo, que al cabo de un par de semanas van a ser olvidadas, pero que son capaces de contentar y satisfacer a los fans y al espectador general durante 90 minutos.

No encontraréis nada nuevo ni sorprendente en ‘Sonic, la película’. Toda ella es un batiburrillo de ideas y conceptos sacados de otras películas que apuntan más o menos al mismo target que ella. Os acordaréis de ‘Deadpool’, de ‘X-Men: Días del futuro pasado’ o de ‘E.T’. Sonic es un personaje algo ácido, gamberro, pero no mucho. Es directamente un ‘Deadpool’ muy descafeinado. Habla muy rápido, no se calla y va a 3 chistes por segundo. Es evidente que el productor, Tim Miller, sacó muchas cosas de su ‘Deadpool’ y las puso aquí. Lo cierto es que esa parte funciona. Sonic es Sonic, lo ves a él desde la primera vez que aparece. Está muy bien adaptado y eso ya es una buena noticia.

Ese toque ágil, frenético y muy dicharachero es totalmente reconocible en el film. De hecho estas partes son en las que la película funciona, cuando se deja del dramatismo azucarado y se centra en la comedia. Se entiende que siendo una película familiar que intenta emular a las imitaciones que tuvo en su época ‘E.T’ no podía faltar altas dosis de azúcar, pero veo claramente que frena mucho el lado cómico de la cinta, que es bastante bueno. Muy infantil casi siempre (chistes de pedos y bailes de Fortnite, POR FAVOR), pero agradable.

Ben Schwartz hace un trabajo excelente y se nota que lo hizo con ganas. Su archienemigo, el Dr. Robotnik interpretado por Jim Carrey, es lo mejor de la película. La vuelta de Carrey al cine y más específicamente a la comedia, es una gozada. Se le ve inspirado al actor canadiense, y muy desatado. Está en plena forma y ojalá esta sea una puerta a otras grandes producciones. Un retorno a lo grande.

James Marsden se encarga de mantener la película a flote junto con Schwartz, y aunque a veces se le ve algo desubicado cumple más o menos con lo que demanda el papel. El resto del reparto como si no existiese, están ahí y cumplen unos mínimos.

El director, Jeff Fowler, consigue darle un toque visual muy dinámico, con alguna set-piece de acción bastante chula y con algunas escenas con Jim Carrey donde explota el talento para la plasticidad física del actor. Los efectos especiales lucen bastante bien, aunque el rediseño ha hecho mella y la integración del CGI con el entorno a veces es bastante mala. Hay un plano bastante chulo de Robotnik mirando a Sonic. Más allá de eso, la película es muy genérica. La fotografía, los planos, la dirección… Al igual que todo el proyecto en si, tiene nula personalidad. En parte la culpa la tiene el propio guion, que plantea una idea tan perezosa como la de Sonic en nuestro planeta. Lo verdaderamente interesante, sobre todo a nivel creativo, habría sido ver a Sonic en su elemento, explotando su mitología como hace en los primeros 10 minutos. Pero lo que tenemos al final es otra película familiar más, competente pero muy genérica. Divertida, entretenida pero efímera. Eso si, autoconsciente de lo que es y sin miedo al ridículo, capaz de reírse de si misma e incluso de algunos memes que ha sufrido el personaje.

Como fans de Sonic no os la podéis perder. Os gustará, ya que como adaptación del personaje es buena y tiene muchos detalles. Como película para pasar el rato, para desconectar, no está mal. No os aburriréis, desde luego. Un producto de entretenimiento decente. Si este es el estándar para las grandes adaptaciones de videojuegos al cine se puede decir que han evolucionado correctamente.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *