La jugadora de la Selección Nacional que consiguió el domingo su clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el baloncesto femenino, Dayshalee Salamán, anunció este martes a través de su cuenta de Twitter que no podrá jugar en la importante justa del verano.

Salamán, que sufrió el sábado una lesión en su rodilla izquierda durante el partido en que las boricuas cayeron 100-74 ante el combinado de Australia, tenía pendiente evaluarse en la isla para conocer la seriedad de la lastimadura, ya que al momento de su arribo a Puerto Rico el lunes junto a otras jugadoras de la Selección, solo sabía que se trató de un disloque de la articulación.

«Es con mucho pesar que les comunico que estaré unos meses dedicada exclusivamente a mi recuperación y rehabilitación de la lesión de rodilla. Mi lesión durante el Preolímpico ha sido más seria de lo que pensaba, y por ello, estaré impedida de participar de los Juegos Olímpicos de Tokio», escribió la armadora en una series de mensajes por Twitter.

«Los que me conocen saben que el baloncesto es mi vida y forma parte de mi esencia como ser humana. Competir, jugar baloncesto y representar a Puerto Rico han sido parte esencial de mi vida», añadió.

La Selección femenina hizo historia el domingo tras conseguir el pase a las Olimpiadas, primera vez en la historia que el baloncesto de mujeres estará representado en dicha justa mundial. De los cuatro equipos que jugaron en el clasificatorio en Francia, los mejores tres conseguían su boleto. Puerto Rico abrió con una victoria sobre Brasil en la primera fecha del torneo, 91-89, en tiempo extra.

Salamán jugó 17 minutos en el juego ante Brasil, totalizando cinco puntos y una asistencia. Ante Australia, jugó 11 minutos y también anotó cinco tantos antes de salir lesionada.



Aunque luego perdió con marcadores abiertos ante Australia y Francia el sábado y el domingo, respectivamente, su segundo revés fue inmaterial porque las boricuas solo necesitaban que Australia venciera a primera hora del último día de competencia, a su similar de Brasil. Y así sucedió, con lo que Puerto Rico cerró con récord de 1-2, mejor que el 0-3 de Brasil.

«Créanme que estos días han sido duros para mí, pues como atleta y competidora he puesto todo mi esfuerzo y empeño para llegar aquí, y decir que somos olímpicas. Y llegamos a esta meta, pero esto me sucede. Sin embargo, tengo que seguir adelante y continuar enfocada en mi recuperación. Cuento con sus oraciones y tengo fe en Dios de que todo estará bien conmigo y que pronto verán a «Dinamita» en las canchas», agregó utilizando el apodo que se ha ganado por su juego explosivo cada vez que entra en cancha.

«Tienenmi palabra de que trabajaré arduamente para estar lista para el próximo ciclo olímpico. Gracias a todos por sus oraciones y hermosas palabras, y por animarme a continuar hacia adelante. Gracias Puerto Rico por tu apoyo, y por permitirme representarles», concluyó.

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *