Read Time:2 Minute, 52 Second



Vanessa Bryant ha encontrado en sus redes sociales una válvula por donde canalizar su dolor tras la muerte de su esposo Kobe y su hija Gianna en un accidente de helicóptero ocurrido el pasado 26 de enero en California.

Esta tarde, en un desgarrador mensaje en su cuenta de Instagram, Vanessa afirmó que no logra entender cómo tiene derecho a despertar cada día cuando su hija no podrá hacerlo nunca más.

«He estado reacia a expresar mis sentimientos en palabras. Mi cerebro se niega a aceptar que tanto Kobe como Gigi se han ido. No puedo procesar la partida de ambos al mismo tiempo. Es como si estuviera tratando de procesar la desaparición de Kobe, pero mi cuerpo se niega a aceptar que mi Gigi nunca volverá a mí. Se siente tan mal. ¿Por qué debería poder despertarme otro día cuando mi bebé no puede tener esa oportunidad? Tengo tanto coraje. Ella tenía tanta vida que vivir. Entonces me doy cuenta de que necesito ser fuerte y estar aquí para mis tres hijas. Estoy molesta porque ya no estoy con Kobe y Gigi, pero estoy agradecida de estar aquí con Natalia, Bianka y Capri. Sé que lo que siento es normal. Es parte del proceso de duelo. Solo quería compartir en caso de que haya alguien por ahí que haya sufrido una pérdida como esta. Dios, desearía que estuvieran aquí y que esta pesadilla hubiera terminado. Oro por todas las víctimas de esta horrible tragedia. Por favor, continúen orando por todos», escribió Vanessa junto a un vídeo en el que aparece Gigi, como apodaban a Gianna, jugando baloncesto.

Es la tercera ocasión desde la tragedia en que Vanessa se expresa tan abierta y extensamente sobre su dolor. La primera vez fue el 29 de enero cuando rompió su silencio sobre la tragedia para agradecer a quienes les han enviado mensajes de apoyo y solicitar el mismo apoyo para las familias de los demás fallecidos. La segunda ocasión fue junto con un vídeo de un homenaje que hicieron en la escuela de Gianna para retirar el número 2 que la joven usaba para jugar. «Mi Gianna. Dios, te extraño. He sido tan afortunada de despertar y encontrarme con tu hermoso rostro y sonrisa por los pasados 13 años. Desearía que hubiera sido así hasta mi último respiro», lee parte del mensaje publicado el 5 de febrero.

El helicóptero en que Bryant, de 41 años, y su hija Gigi, de 13, viajaban junto a otras siete personas se estrelló contra la ladera de una colina en la localidad californiana de Calabasas. Los pasajeros se dirigían a un torneo de baloncesto en la academia Mamba Sports, propiedad de Bryant. El equipo de Gianna era entrenado por Bryant y competía en el torneo.

El próximo 24 de febrero se realizará un homenaje público en memoria de los fallecidos en el Staples Center de Los Ángeles, lugar donde Bryant brilló con los Lakers durante buena parte de su carrera de dos décadas. La fecha, 24-2-20, hace referencia al número 24 que Bryant usó en la parte final de su carrera, al 2 que empleaba su hija Gianna y a los 20 años de carrera y de relación del baloncelista.

Además de Gianna, Kobe y Vanessa tuvieron otras tres hijas: Natalia, de 17 años; Bienka, de 3, y Capri, de 7 meses, y quien su mamá asegura es muy parecida a su hermana fallecida.

Source link

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *