Read Time:2 Minute, 29 Second



Las diferencias entre la gobernadora Wanda Vázquez Garced y miembros de la mayoría legislativa dejaron expuesta la lucha interna en el Partido Nuevo Progresista (PNP) de cara a las primarias de junio.

En esta coyuntura, la gobernadora tiene el reto de recuperar su credibilidad y viabilidad como administradora de la isla y líder del PNP que merece la candidatura a la gobernación, según expertos.

Al momento, Vázquez Garced luce a la defensiva y sin control o apoyo del andamiaje gubernamental y de la estructura de la Palma, opinaron los peritos en el campo electoral y analistas políticos Carlos Díaz Olivo y Héctor Luis Acevedo.

Por su parte, Pedro Pierluisi, contendor primarista de Vázquez Garced, tiene el reto de cambiar la percepción de que es un “usurpador” por la forma en que se ubicó en la gobernación tras la renuncia de Ricardo Rosselló Nevares, indicó Díaz Olivo.

El analista recalcó que la mayor debilidad de Pierluisi es su falta de firmeza.

En torno a Vázquez Garced, Díaz Olivo destacó que tiene un gran reto “porque simultáneamente tiene que enderezar su administración y demostrar a la gente que puede confiar en el gobierno -y la gente está totalmente desconfiada”.

“Y el otro reto es que le demuestre al PNP que ella es la paladín de la estadidad y que le garantiza el triunfo. A la misma vez, tiene que generar ingresos para solventar una primaria. Son tres grandes retos. Todo eso está por verse”, agregó.

Entretanto, Acevedo sostuvo que, a su llegada a la gobernación tras la salida súbita de Rosselló Nevares, Vázquez Garced logró unidad y solidaridad.

Pero, a su juicio, todo comenzó a hacerse añicos desde que anunció que aspiraría a la gobernación, pese a que previamente había cerrado esa puerta con el argumento de que no era política.

“Al declararse candidata, se ha debilitado ese mensaje y se pone -por ausencia de organización (política) propia- en las manos de Thomas Rivera Schatz”, afirmó Acevedo.

Más aún, los despidos de los secretarios de la Vivienda y Familia, Fernando Gil Enseñat y Glorimar Andújar en medio del hallazgo de un almacén de suministros en Ponce, que no fueron entregados a los afectados por los terremotos, hicieron ver a la gobernadora como “alguien que está a la defensiva”, dijo Díaz Olivo.

Ayer, eldirector del Centro de Servicios al Conductor (Cesco) de Carolina, Sergio Estévez, renunció luego de que trascendiera que sería investigado porque se ausentó a su trabajo para reunirse con Pierluisi.

En cuanto a Pierluisi, Díaz Olivo precisó que “el problema, en términos generales, es que las personas lo ven como un político serio, pero muchas veces no quedan convencidas del todo porque no proyecta fuerza ni fortaleza”. Agregó que al electorado suele gustarle “el político con fuerza con firmeza”.

“Al político que ven más ponderado, tienden a identificarlo con debilidad. Eso ha afectado a Pierluisi y el reto es demostrar que no es debilidad, sino prudencia. Eso tiene que trabajarlo”, puntualizó.



Source link

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *