“Como hombres que somos, tenemos que aceptar la derrota”.

Esta fue la reacción del dirigente de los Cangrejeros de Santurce, Tony Valentín, representación de Puerto Rico, luego del doloroso revés 3-2 ante Venezuela en 10 entradas en la tercera jornada de esta Serie del Caribe que se juega en el Hiram Bithorn.

Puerto Rico regresará el martes al terreno y está en la obligación de vencer a Colombia para avanzar a las semifinales. El partido comenzará a las 8:00 p.m. Los boricuas tienen marca de 1-2 y ocupan el cuarto lugar junto a Panamá. Colombia tiene 0-3.

Dos errores defensivos de Puerto Rico –uno del receptor Jonathan Morales y otro del jardinero Jan Hernández- dieron paso a dos carreras de los Cardenales de Lara para así dejar sobre el terreno a la novena santurcina en un final muy confuso. Venezuela tiene marca de 3-0 y aseguró su pase a la ronda semifinal.

Puerto Rico tomó ventaja 2-1 en la parte alta de décima entrada y Fernando Cruz entró a cerrar el décimo inning cuando los Cardenales abrieron el mismo con un corredor en la intermedia como parte de la nueva reglamentación.

Adonis García pegó sencillo y error de Hernández en un tiro al plato llevó a García a la intermedia, colocando corredores en posición de anotar sin outs.

Gorkys Hernández recibió boleto para llenar las gratis y preparar el escenario para el último batazo. Fue entonces cuando Juan Apodaca roleteó a la antesala y Emmanuel Rivera disparó al plato para eliminar al corredor René Reyes.

El receptor Jonathan Morales, en un intento, de una doble matanza, tiró a la inicial, pero la pelota golpeó al corredor y se internó al jardín derecho. Hernández tiró a la antesala, pero la pelota cayó a las gradas permitiendo la anotación de la victoria.

Fue entonces cuando el dirigente Valentín reclamó interferencia en el corredor Apodaca al entender que había corrido por dentro de la línea, pero los oficiales no lo apreciaron de esa manera. Los oficiales también le dijeron a Valentín que la jugada no se podía revisar por regla.

Me dijeron que no era revisable”, dijo Valentín tras el partido. “Y se ve claramente que hubo una interferencia del corredor”, agregó.

“Hay que darle crédito al pitcheo y la defensa de Venezuela. Sabía que no iba a ser fácil, fue un juego bien luchado, apenas nos conectaron tres sencillos, pero fueron claves”, manifestó Valentín.

En el revés, el combinado boricua solo anotó dos carreras con ocho inatrapables para culminar la tercera jornada de la Serie del Caribe con récord de 1-2. “En el juego hubo muchas oportunidades de anotar carreras, pero no ejecutamos”, compartió Valentín.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here