El álbum debut de Proscrito podría llamarse Muerte Al Falso Metal tranquilamente, para han optado por Llagas Y Estigmas. Cojan las palomitas, porque esta peña viene muy fuerte con mucho más que death doom arrastrado. Titular, tras titular, tras titular… estamos ante una metralleta de extremismo ilustrado y posiciones fundamentalistas.

Aunque pueda parecerlo, os juro que no me he dedicado a responder mis propias preguntas… Tiempo al tiempo, pero os aseguro que Ricard existe, que toca la guitarra en los death doom Proscrito, que ya atesora unos conocimientos tales como para pasarnos la mano por la cara a varios veteranos, y que, sí, efectivamente: estoy in love.

Madre mía, qué desparpajo… En este ‘negocio’ pocas veces te das de bruces con alguien que hable tan claro, que tenga unos gustos tan cercanos a los tuyos y que presente una obediencia tan ciega hacia eso que (acertadamente) entiende por heavy metal.

Revolcándose en Sabadell (Barcelona) desde hace cuatro años, me imaginaba unas respuestas altamente recomendables vistas las pistas que el combo nos había ido dejando durante este breve periodo, pero no este gallardo bombardeo de estulticia musical, dardos envenenados y sentencias pétreas que rozan lo inapelable.

Con un primer álbum en la calle como Llagas Y Estigmas (Memento Mori), estimé conveniente traerlos a RockZone, y madre del amor hermoso, les garantizo una entrevista por disco sólo si son la mitad de intrépidas y eruditas que lo aquí desplegado.

Se trata de clavarse uno mismo en la cruz y regocijarse en el dolor. De darle la espalda a la sociedad y ser plenamente consciente de las consecuencias. En una banda que completan Dani (bajo, voz) y Gusi (batería), aquí llega Ricard con las tintas cargadas y esa sonrisa cínica del que acepta feliz su condena.

Proscrito surgieron en 2016 de las cenizas de Calvario, ¿verdad? ¿Qué ocurrió con esa primera formación y por qué el cambio de nombre?
RICARD “Los primeros pasos de Calvario fueron dados cuando propuse a un buen amigo, Joan, que actualmente está en Varklek y Signatus, explorar el nada fértil terreno de medio tiempos cavernosos y ortopédicos de algunas de las bandas que nos alucinan, contando ambos con 20 años recién cumplidos y quemados de juntarnos con chavalería cuyas influencias incluían miembros de gorra plana dando saltitos, nombres estúpidos con más palabrejas que integrantes, en plena resaca del movimiento emo-flequillero pero con la falta de testosterona aún como estandarte general. Sabiendo que ambos éramos mancos en nuestro instrumento, la guitarra, tal y como lo fueron nuestras bandas favoritas cuando empezaron y sacaron el material que nos hizo quienes somos, acordamos probar a quién se le daría peor la batería para ganarse el puesto, ‘honor’ que ganó éste sin necesidad de probar. Cuando Dani entró sin rechistar al comentarle nuestras influencias en nuestro bar de confianza estuvimos un buen tiempo versionando temas para ir aprendiendo a caminar (crepitar) e ideando el esqueleto de algunos de los temas que acabarían en nuestro primer MLP/MCD, mucho más monolíticos, lentos, densos e informes, eso sí. Tras un breve hiato al quedarnos sin batería y estar ambos involucrados en distintas bandas, Voidkush él y Arropiero yo, un buen día propuse a Óscar, batería de Arropiero, retomar el material de Calvario, habiendo decidido el nuevo nombre debido a la proliferación de distintas bandas alrededor del mundo llamadas de la otra forma”.

Os enmarcáis de forma clarísima en el death doom, pero podríamos dejarlo en metal feo, malcarado y huraño, ¿no?
“De hecho, sí. Del mismo modo que no me creo a ninguna banda que juegue a copiar a Morbid Angel sin saber quiénes son Possessed y Mercyful Fate, no concibo a nadie que quiera dárselas de macarruzo por soltar cuatro quintas copiadas de Hellhammer sin entender que existe la NWOBHM, Discharge y la posibilidad de poner a 33 rpm los maxis de Venom para heredar la oscuridad y pesadez subyacente; o a quien quiera tocar música gruesa sin ver la gracia a rebobinar el California Jam ’74 de Deep Purple cuando Ritchie Blackmore desata el infierno rompiendo cámaras, Coverdale llorando con más actitud en ‘Mistreated’ que cualquier oso panda entre arbolitos jugando al misántropo por su ineptitud social y Hughes rompiendo la estratosfera a agudos con la nariz a punto de caerle delante de 250.000 personas. O sabiendo que Iggy Pop puede darle un buen repaso al notas de Shining en el Metallic K.O. de los Stooges, haciendo baladas en solitario y hasta un domingo de resaca jugando al dominó”.

Así, ¿a qué bandas consideráis héroes dentro de vuestro estilo?
“Hablo por mí y no ando desencaminado hablando por el resto diciendo que, con Iron Maiden, Celtic Frost es la mayor influencia en lo musical y prácticamente existencial. No se limita a tratar de ‘sonar a…’ tanto como entender esa permutación de densidad, sonido chirriante/mortuorio, violencia sónica, escupitajo… la manera de articular de Tom anterior a To Mega Therion, por ejemplo… elegancia… el sentimiento barroco que impregna tanto To Mega Therion como algunas capas de apoyo atmosféricas en Emperor’s Return… y vanguardia, entendida como evolución respecto al pasado conservando el respeto por éste, no como alternatibobadas varias de artistilla intensito. A partir de ahí, hablamos de influencias directas como Winter, Autopsy, Cianide, Necro Schizma, Goatlord, Paradise Lost (Lost Paradise y demos, sin desmerecer material posterior que no deja translucirse en nuestra propuesta), Asphyx, Master y Death Strike, Corrupted… y, como comentaba en la anterior respuesta, todos aquellos que vinieron antes de ellos y dejaron su indeleble marca, de manera indirecta pero no por ello inexistente, con harto respeto y admiración. Si bien cada uno de nosotros tiene sus propios matices, gustos y preferencias musicales, los tres coincidimos en unas bases comunes y valores fundamentales de talibanismo y cerrazón en lo que al metal respecta, lo cual me parece esencial a la hora de entender y desarrollar nuestras composiciones, ofreciendo distintos puntos de vista que, lejos de dividir, aportan una visión panorámica en nuestra manera global de percibir la podredumbre”.

“Los tres coincidimos en unas bases comunes y valores fundamentales de talibanismo y cerrazón en lo que al metal respecta” RICARD

Cualquier nueva canción, pasando por ‘Persistiendo’, ‘Tronos De Oprobio’ o ‘Marcado Por La Pezuña’, denota una celebrable tendencia por la reiteración, por empalar al oyente a base de riffs que se alargan y alargan en el tiempo… ¿Estoy en lo cierto?
“Puede que, de manera inconsciente, ese uso de la repetición sea herencia directa de los primerísimos tiempos como Calvario, en los que la huella de grupos como Thergothon, Worship, con Fucked-Up Mad Max al frente exclusivamente, o Unholy estaban más presentes en mi manera de componer, por no hablar de mi obsesión por la vieja escena siderúrgica, industrial, power electronics, Throbbing Gristle y Swans. Los de los directos dolorosos de los 80 que hacían honor al nombre por la combinación de elegancia y vehemencia, no los que hacen tilín al gafapasta medio de después de la reunión… Otra que se me ocurre es que sea nuestra manera rudimentaria de intentar ensamblar distintas partes de manera que conformen canciones en lugar de amasijos de riffs sin ton ni son, como suele ser ya típico en la mayoría de bandas del rollo que, personalmente, me dejan más frío que otra cosa. También puede ser por torpeza por no contar con los suficientes recursos compositivos, ojo, algo nada reprobable per se teniendo en cuenta que algunos de los álbumes a los que hay que retornar siempre como Endless Pain, Obsessed By Cruelty o The Return…… distan muchísimo de ser impolutos a nivel de ejecución. Para el lector despistado, en ningún momento estoy comparando nuestra propuesta con aquéllos… No deja de parecerme curioso que menciones ‘Tronos De Oprobio’, siendo ésta la canción más dinámica y con mayor número de riffs de nuestra breve discografía, pero puedo entender por qué parte en concreto lo comentas. Además, el hecho de que apenas tenga letra puede hacer su digestión sea más pesada para el oyente que no lleva meses sufriéndola en el local, pero personalmente es un recurso que me fascina empleado con cuentagotas desde que descubrí de chaval el Cause Of Death de Obituary. Por desgracia, en mi caso, el talento interpretativo está a millas de James Murphy y los vacíos son mucho más acusados en nuestro caso. Aprovecho para decir que nuestro próximo material va a ir más en esa onda, la ensalada de riffs. El castigo permanece, pero desde otro prisma. De eso va evolucionar, supongo: ampliar la barbarie en función de la adquisición de nuevos instrumentos de tortura”.

La nota de prensa habla de la influencia de Robert E. Howard y Cormac McCarthy. Desconozco si sus obras han inspirado las letras, o si simplemente os han ayudado a ambientar o componer estas canciones. ¿De qué forma están presentes estos autores en el álbum?
“Howard es un referente para quien tome el metal desde un ángulo conservador, militante, beligerante y lejano a las directrices reformistas de los lobbies que buscan domar y vaciar de peligro y, por ello, significado algo que nosotros nos tomamos muy en serio. Los arquetipos vitales que promueven sus relatos, y las ilustraciones de Frazetta, la saga de Conan o, ya que estamos, las portadas de Lawvere, por ejemplo, están a las antípodas del ‘metal’ enclenque que nos quieren vender toda la caterva de jugadores de rol vírgenes que se creen en potestad de filosofar sin un martillo. Por lo que respecta a Cormac, el páramo desolador de La Carretera, los cadáveres colgados, las moscas, la sangre coagulada mezclada con pólvora, el lodo, pueden hablar mucho al respecto, como también Hijo De Dios o, más importantemente, Meridiano De Sangre, novelas donde aparecen horrores reales envueltos de un misterio cuasi esotérico, imprimiéndome a la hora de componer letras, y renovándose a cada ensayo o concierto a modo de comunión, ese barbarismo y crueldad atávica tan a años luz de la emasculación de nuestra era, resonando perfectamente en nuestra concepción de lo que debería ser el metal, como en el anterior caso de Howard: algo palpable, candente y a su vez, lleno de un misticismo que sólo el iniciado puede comprender”.

‘Pantalgia’ podría tomarse como el tema más elaborado del debut en largo, y lo cierto es que resulta complicado no dejarse arrastrar por su mortecina lentitud. ¡Encima es instrumental, ni voces tiene la maldita! Esto sí que es un calvario, y no lo del EP…
“‘Pantalgia’ es una debilidad mía… Siendo realistas, cuando uno confía y cree en su grupo, cualquier tema debería serlo… Y, por suerte o desgracia, nunca la hemos tocado en directo, pues la única vez que la preparamos se alinearon los astros para que no pudiera ser. No sé si decir que es el tema más elaborado, pero algún que otro quebradero de cabeza ha dado a la hora de ensayar y grabar, ya que siempre había algún riff por añadir casando con la onda pesadillesca que lleva. Llevando un estilo completamente distinto, recuerdo su proceso compositivo bajo la sempiterna sombra del Mental Funeral de Autopsy, las visiones evocadas a nivel de putrescencia, descomposición y repugnancia, un referente que nos acompaña desde nuestra gestación. Obviamente, Winter es una influencia más que evidente también y, por añadidura, los momentos lentos de Amebix más ralentizados si puede ser. Recuerdo caras de desaprobación y escepticismo durante la grabación a través de distintos pasajes de ‘Pantalgia’. Personalmente, estamos satisfechos con el resultado y creo que es un más que digno cierre que, además, da buenas pistas de algunas influencias extramusicales hacia el final”.

Ya que lo citamos, El Calvario fue editado por Iron Bonehead, y Llagas Y Estigmas ha corrido a cargo de Memento Mori. Son dos sellos de renombre dentro del under extremo, y no es muy común un apoyo tan importante para una banda novel. No sé si esto os sirve para comprobar que estáis en la senda correcta… o igual simplemente os la suda.
“Es un halago cuando sellos respetados se interesan por tu trabajo. Aparte de Iron Bonehead y Memento Mori, hemos estado hablando con otros sellos que respeto que, por un motivo u otro, no quisieron/pudieron editar nuestro material bajo su auspicio pero a posteriori me han escrito de vuelta tras haber adquirido El Calvario con buenas palabras y deseos, lo cual es algo que tenemos muy en cuenta y nos llena de orgullo. Huelga decir que la respuesta y edición por parte de Iron Bonehead nos vino casi por sorpresa y el trato fue excelente. En el caso de Memento Mori, Raúl es un amigo muy cercano de hace prácticamente 15 años, pero a su vez una de las personas más críticas que conozco en lo referente al tema musical, con lo que su ofrecimiento dista bastante del colegueo barato y la palmadita en la espalda. Y, personalmente, siendo en mis años formativos una de las personas más importantes a la hora de descubrir material que ha acabado forjando algunos de mis gustos, me honra enormemente poder cerrar el círculo de esta manera. Sobra decir que cualquiera que esté en esto por un determinado tiempo y con las directrices claras confía solamente en su criterio propio, no en ningún conglomerado de pulgares arriba de red social, pero no deja de ser agradable ver tu trabajo apreciado, disfrutado y enriquecido por opiniones de toda índole. Las negativas, no constructivas, a la cara, por favor”.

Gusi de Graveyard, Morbid Flesh, Insulters y tantos otros es el nuevo batería. ¿Tuvo tiempo de participar en el disco?
“La participación de Gusi en el disco se limitó a sus voces de ‘Persistiendo’ y algo de apoyo moral el día último de guitarras, que no es poco, aunque su sombra ha estado siempre presente desde la gestación de Proscrito de un modo u otro. Siendo actualmente el integrante con más tablas en directo y preparación propiamente musical, te puedo asegurar que nuestras nuevas creaciones son mucho más colaborativas y, como comentaba en una respuesta anterior, creemos a piesjuntillas en su criterio partiendo de la premisa que las influencias son las correctas y la visión debidamente acotada de nuestro estilo es compartida. Por no decir que nos obliga a ponernos las pilas y sacar lo mejor de nosotros, que tiene la mano muy larga”.

Cómo no, habéis confiado en Javi Félez y sus Moontower Studios la grabación del disco… ¿Cuáles fueron las consignas de cara al sonido del plástico?
“Lo bueno de trabajar con alguien con oído abierto para el metal y un bagaje importante en las distintas caras del mismo, ya sea de forma activa o como mero oyente, es que nada le viene de nuevo y sabe aconsejar a todos los niveles, ya sea con disonancias traídas de casa que no pegan ni queriendo o jugando con distintas configuraciones para encontrar la que más pueda acercarse a nuestra propuesta y podamos consensuar entre todos que es la requerida. Muy importante, también, tener en cuenta que su visión del tema es también panorámica y, aun así, desde los mandos, no te va a hacer un Tägtgren y hacerte sonar cristalino ‘porque sí’. Cuando entramos a grabar El Calvario partíamos de una base más novel si cabe, con una afinación un tono por debajo de la que pensábamos, llevando meses ensayando con la misma, con poca idea de ecualización y con directrices atropelladas y muy ambiguas… Que si ‘caverna’, que si reverb de bombo, que si chicharra… que, al conocer nuestro idioma, supo imprimir correctamente. Sin haber tenido nunca un oído muy fino, ahora ya no nos despeinamos tanto en decir si a algo le faltan medios o sobran graves, o si la ganancia es excesiva o si tal, pero su asesoramiento y paciencia son vitales. Cuando nuestra primera grabación, el material de referencia que le dije fue la demo de Lord Of Putrefaction, lo mejor que grabó el gordo de Electric Wizard, por cierto. Lo bueno es que, para Llagas Y Estigmas, contamos con una primera grabación propia de la cual partir para no desvincularnos de nuestro sonido, aunque haya virado ligeramente por una afinación más aguda, sacrificando algo de pesadez para ganar en tradicionalismo. Porque, a decir verdad, nosotros somos y venimos del metal, no tanto del llamado sludge como podría parecer a unos cuantos en un principio por los motivos que sean. Que por cierto, tiene más de hardcore lento y powerviolence que de portaditas con la hoja de maría en plan Bob Marley cabreado, estimado lector…”.

Si quieres que te sea totalmente sincero, aunque Llagas Y Estigmas me ha atropellado de forma muy satisfactoria, esperaba encontrar un poco más de mugre, saturación y grasa en la producción… Como decías, ¿es algo que debatisteis, o por el contrario fue una decisión totalmente consciente, con los tres yendo a una?
“Entiendo lo que quieres decir, pero yo no puedo ser objetivo del todo siendo ferviente creyente de que el sonido que deseo de muchas bandas laureadas por tantos está en sus demos y que en muy raros casos su intensidad, corrosión y aridez puede ser replicada en futuras producciones con mejores recursos y medios. Supongo que, desde el otro lado de la verja, no se percibe del mismo modo y una producción menos grasienta hace que, como músico, percibas de una manera más agradecida tu propia obra. A toro pasado no cambiaría ni un ápice de ninguna de las dos grabaciones, no dejan de ser testimonio de un momento determinado y así se grabaron. Tal vez, con la perspectiva y poca experiencia que podamos haber adquirido, en un futuro trasteemos algo más y optemos por otro perfil que, sin distar drásticamente del anterior, pues es importante siempre mantener unas señas que recuerden tu punto de partida, ofrezca algo más de cañería y suciedad a la mezcla pero, como decía anteriormente, quedamos plenamente satisfechos del resultado y los quebraderos de cabeza que dimos a Javi no tuvieron que ver estrictamente con su producción, ya que captó de forma bastante acertada y directa por dónde iban los tiros”.

No sois un grupo que se prodigue demasiado en los escenarios… ¿Es algo que cambiará con este nuevo trabajo?
“El futuro es siempre incierto. De un tiempo para acá hemos dado más conciertos de los que dimos en dos años, proeza no especialmente difícil, por otro lado. Habiendo esparcido un poco más el bilioso verbo por distintas partes estamos recibiendo alguna que otra oferta suculenta para seguir haciéndolo con más virulencia que nunca. Siendo un grupo que disfruta de la experiencia de directo, es un hecho que tenemos ganas de saldar varias cuentas en distintos sitios…”.

PAU NAVARRA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here