El nominado secretario de Estado, Elmer Román, se distanció, nuevamente, esta mañana de la controversia en torno al hallazgo del almacén lleno de suministros del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Nmead) de Ponce y que le costó el puesto al excomisionado Carlos Acevedo.

Frente a integrantes de la comisión especial de la Cámara que investiga la respuesta del gobierno a la emergencia por los terremotos que afectan al país desde el 28 de diciembre, el funcionario acusó a Acevedo de hacerle representaciones erróneas sobre el manejo del almacén y de los suministros que allí se guardaban.

En su ponencia, Román insistió en que Acevedo, como comisionado del Nmead, era la “autoridad máxima” en la ejecución del Plan Conjunto Operacional para Incidentes Catastróficos.

“Me informó el comisionado que ya todo estaba organizado”, dijo Román. “El comisionado siempre nos hizo representación de que todo estaba en orden”, agregó.

Mencionó que el citado plan requería que “todos los recursos del Estado estarían disponibles de inmediato en la fase inicial”.

Insistió en que, durante la primera fase, denominada como “preincidente”, se tenía que hacer un inventario de los almacenes bajo la custodia del Nmead en Ponce y Guaynabo.

Cabe destacar que el pasado mes de septiembre, el Nmed había aprobado un plan de distribución de suministros y donativos en caso de una emergencia y se identificaba la existencia de estos almacenes.

Román dio cuenta de cómo el 5 de septiembre se le dio conocimiento del almacén de Guaynabo y él dio instrucciones a Acevedo, tras recibir información de que no era bien mantenido, que se hiciera una inspección de los almacenes. Al día siguiente, Acevedo acudió al almacén de Ponce.

“No tenía motivos para dudar del comisionado, quien es un alto funcionario, nombrado por el Ejecutivo con el consejo y consentimiento del Senado”, insistió.

Según Román, tras los primeros sismos del 28 de diciembre, se reunió con alcaldes, quienes le reclamaban sobre la necesidad de catres, agua y otros suministros.

“En ningún momento se me trajo a mi atención que en Ponce había catres”, aseguró al contar que, tras recibir fotos del almacén de Ponce el 17 de enero, Acevedo le dijo que allí había agua expirada y 80 catres para personas obesas. Supuestamente, Acevedo le añadió que el Nmead “estaba haciendo una reserva para la próxima emergencia”.

“Le mencioné que la emergencia era ahora”, indicó.

El secretario insistió en que ni Acevedo ni el exjefe de operaciones del Nmead, Joel Figueroa, le detallaron en ningún momento la existencia de los suministros en Ponce, que también incluían mini tanques de gas, pañales de infantes y adultos y frías y estufas de gas.

Durante su ponencia, le indicó a la comisión especial que no podrá entregar copia del informe preparado por el Negociado de Investigaciones Especiales (NIE) sobre la controversia en Ponce debido a que el documento fue referido al Departamento de Justicia.

Román, cuyo nombramiento como secretario de Estado se tambalea en la Cámara de Representantes, según varios legisladores de mayoría ya han confirmado, encontró necesario recalcar que en ningún momento se le dijo a Acevedo que escondiera lo que se encontraba en el almacén.

“Sería inaudito de este servidor, siendo del sur (Yauco), siendo testigo de tanta necesidad y habiendo esperado catres junto a afectados, a veces hasta la medianoche, asumiera una posición como esa”, dijo.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here