La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) solicitó al gobierno que, antes de la venidera temporada de huracanes, no haya refugiados en campamentos como parte de la respuesta a la emergencia provocada por los sismos.

El administrador de FEMA a nivel de todo Estados Unidos, Peter Gaynor, dijo que en una reunión que tuvo ayer con la gobernadora Wanda Vázquez Garced, le planteó la necesidad de evitar que miles de personas continúen en casetas o bajo carpas cuando llegue la época de huracanes, que se extiende desde junio hasta noviembre.

Ese es uno de los temas que hablamos con la gobernadora, para asegurarnos que tengan un plan para moverse con eso, porque antes de que te des cuenta, ya estamos en la temporada de huracanes”, sostuvo Gaynor.

En su cuenta de Twitter, el administrador de FEMA publicó ayer su apoyo a la gobernadora, al indicar que las prioridades de Vázquez y las de FEMA “están alineadas, mientras continuamos apoyando los esfuerzos de recuperación de Irma y María, y al mismo tiempo trabajamos con las necesidades relacionadas a los terremotos”.

El secretario del Departamento de Educación, Eligio Hernández, indicó que, hasta el momento, 50 escuelas han sido declaradas como no aptas para recibir estudiantes, pero anticipó que ese número podría aumentar cuando se terminen las inspecciones.

Según Gaynor, la gobernadora le informó sobre un plan para evitar ese escenario, pero no lo adelantó, pues Vázquez tiene planes de anunciarlo hoy.

Indicó que el anuncio tiene relación con los planes del gobierno para encontrarles vivienda permanente a los refugiados.

“La gobernadora y su equipo harán un anuncio de su programa mañana (hoy), así que no me quiero adelantar a eso”, afirmó.

La semana pasada, el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) informó que ha realizado 2,069 inspecciones de casas en 16 municipios.

De ese total, NMEAD han clasificado 126 casas como destruidas, 598 con daño mayor, 698 con daño menor, y 647 afectadas.

En la reunión de Gaynor con la gobernadora, también estuvo el coordinador de FEMA para Puerto Rico y el Caribe, Alex Amparo, quien indicó que la agencia ha recibido cerca de 13,000 solicitudes de ayuda por parte de afectados por movimientos telúricos en el sur y suroeste de Puerto Rico desde principios de este mes.

Mientras, FEMA ha aprobado, hasta la fecha, $2.8 millones para distintos tipos de asistencia para los damnificados.

De ese total, $1.3 millones han sido asignados para reparaciones de viviendas.

Asimismo, $673,000 ya fueron aprobados para familias que cualificaron para la asistencia máxima individual, que es de $35,000, por la pérdida total de sus viviendas.

Aunque no pudo detallar cuántas familias han cualificado para la ayuda total, a base del monto anunciado por Amparo, esa cantidad representa alrededor de 20 familias.

Amparo también señaló que FEMA ha aprobado $673,000 para asistencia en el alquiler de vivienda para los damnificados.

“Son sobre 700 familias que hoy día tienen dos meses de recursos para alquilar dónde vivir”, explicó Amparo.

“Y vamos a seguir. Sabemos que a veces se les hace difícil encontrar, pero nosotros estamos comprometidos a ayudar a esas personas, aunque estén con familia, vecinos o amigos. Seguimos ayudando para que puedan cooperar con los gastos de la casa”, sostuvo Amparo.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here