Si el gobierno hubiese seguido las directrices del Plan Catastrófico y lo que dictan las guías federales para el manejo de emergencias, los suministros -ubicados en almacenes de seis dependencias- hubiesen llegado a los refugiados, según expertos.

Los entrevistados coincidieron en que los problemas en el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) pueden persistir si se mantiene a Joel Figueroa como comisionado interino porque no tiene la experiencia y fue la mano derecha del destituido Carlos Acevedo, a quien responsabilizan del mal manejo de los suministros.

Además, criticaron que el NMEAD se mantenga bajo la sombrilla del Departamento de Seguridad Pública y que la dependencia haya dejado a los refugiados por los terremotos en los pueblos del sur recibiendo ayuda en la misma zona.

“Joel Figueroa es un bombero, tiene que estar en su casa hace rato. Ese es tan o más responsable como (Carlos) Acevedo. Al momento de la emergencia, Figueroa era director de Operaciones del NMEAD”, indicó Carlos Muñoz, manejador de emergencias con 45 años de experiencia.

“Elmer Román (quien fuera secretario del DSP hasta hace unas semanas) debe tener su cuota (de responsabilidad). El DSP tiene siete agencias a su cargo y todas tienen problemas. El NMEAD es la agencia coordinadora de todas las agencias y la convirtieron en una agencia de respuesta”, agregó.

El exdirector de la Oficina de Asuntos de Seguridad Pública del NMEAD Heriberto Saurí destacó que los errores con el manejo de los suministros en los almacenes comenzaron porque Acevedo, junto con Figueroa, los controlaban de manera directa.

Precisó que la cadena de respuesta debía funcionar desde el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) municipal hacia su homólogo regional -que son diez- y luego al COE del Estado.

Saurí indicó que, en las reuniones del COE estatal, están todas las agencias del gobierno, particularmente las 32 primarias, que deben conocer al dedillo su responsabilidad y el Plan Catastrófico.

Una vez se reúne ese COE estatal, se identifican las necesidades de cada municipio afectado y cada agencia suple las necesidades de acuerdo con los suministros que tengan, precisó el exdirector de lo que ahora es el NMEAD Miguel Ríos. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) se encarga de suplir ayuda que no tenga el Estado.

“Debes tener un control -con un inventario- en el almacén que administracada agencia para que nada se pierda. Y cada participante debe conocer su función de acuerdo con el plan y ejecutarlo, lo que evidentemente aquí no pasó”, dijo Ríos.

Agregó que Acevedo dificultó aún más la coordinación al reducir de 12 a 10 los COE regionales después del huracán María.

Los entrevistados, en síntesis, indicaron que la petición de ayuda surge de los municipios hacia el Estado. Pero con la emergencia de los terremotos, el Estado no ayudó a los municipios.

El alcalde de Yauco, Ángel Luis “Luiggi” Torres, dijo que inmediatamente después del terremoto del 7 enero utilizó los suministros que tenía su oficina de Manejo de Emergencias municipal y luego pidió asistencia del Estado y de FEMA, pero halló problemas.

“Ellos no pudieron satisfacer nuestra necesidad e hice público mi malestar. Todo era demasiado burocrático”, dijo.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here