Félix “El Diamante” Verdejo quiere estar en condición una vez vuelva a sonar el teléfono para retornar este año al cuadrilátero.

El púgil puertorriqueño regresará en dos semanas a Las Vegas, Nevada, para retomar los entrenamientos en el gimnasio de su nuevo mentor, el cubano Ismael Salas, después de su victoria el pasado sábado en Verona, Nueva York.

“Con fecha o sin fecha para volver al ring, voy a seguir trabajando. Hay cosas que mejorar”, dijo Verdejo a El Nuevo Día.

El exolímpico de 26 años derrotó por decisión unánime al mexicano Manuel Rey Rojas en una pelea de peso ligero a 10 asaltos después de una inactividad de nueve meses. Mejoró su marca a 26-1 con 16 nocauts para su tercera victoria al hilo luego del primer revés de su carrera el pasado marzo de 2018.

Si fuera por Verdejo, regresaría a la acción antes del verano.

“Yo diría en marzo o abril, en junio. Top Rank tiene muchas fechas en esos meses y si me llaman ahí estaré. Por eso quiero ir al gimnasio tempranito y estar listo todo el año”, declaró.

Complacido Top Rank

Sobre su desempeño, el vicepresidente de operaciones de la casa promotora, Carl Morreti, aplaudió el desempeño y entrega de Verdejo contra Rojas.

“Félix hizo algunas cosas bien. Hizo algunas cosas que necesita mejorar. Lo positivo es que Félix está dispuesto y quiere mejorar y hacer lo que sea necesario para llegar al siguiente nivel”, dijo Morreti a El Nuevo Día en declaraciones escritas.

Verdejo espera que pronto se concrete la anhelada oportunidad de pelear por un título mundial desde que debutó en el profesionalismo en 2012.

Con un nuevo aire en su carrera tras obstáculos personales, el boricua autocriticó su desempeño contra Rojas.

Tras evaluar con calma la reyerta en los pasados días, cambió la nota que se dio de C a B+.

“Estoy tranquilo y contento con el resultado. Por lo menos, se hizo el trabajo que pidió Salas. Hice bastante caso al plan. No me vi tan mal como yo pensé. Me faltó más agresividad, más combinaciones y movimientos laterales. Poco a poco va a caer todo en su lugar, paso a paso”, indicó Verdejo.

Sobre la resistencia de Rojas, Verdejo restó importancia a no acabar el combate antes de ir a las tarjetas de los jueces.

“Estoy consciente de que no todos los oponentes se van a caer. No todos van a aguantar la fuerza que uno trae. No me puedo sentir mal si aguantó la pegada. Sé que vino listo porque venia a pelear y si ganaba se colocaba en una buena posición en su carrera», evaluó.

Aunque tuvo que llegar a la distancia, Verdejo añadió que Salas estuvo complacido con la presentación en el ensogado.

“Está contento. Se va a sentar en su casa a ver bien la pelea. Está contento de que hice lo que quería, de trabajar en el medio del ring”, mencionó.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here