Read Time:6 Minute, 34 Second



En diciembre pasado, el Departamento de Vivienda federal (HUD, por sus siglas en inglés) notificó al Departamento de la Vivienda de Puerto Rico que ubicó en la clasificación de “alto riesgo” al programa de Subvenciones en Bloque para el Desarrollo de Comunidades afectadas por Desastres (CDBG regular) por incumplimiento con las leyes y regulaciones aplicables, y mal desempeño.

Tras una auditoría en el terreno (“on site”) -efectuada del 9 al 13 de septiembre de 2019- HUD encontró 13 hallazgos, cuatro preocupaciones y decidió colocar el programa en el “alto riesgo”, de acuerdo al contenido del documento del cual El Nuevo Día obtuvo copia.

“HUD ha designado al Estado Libre Asociado (ELA) como un recipiente de alto riesgo en los fondos federales del 2019 y los subsecuentes del programa de CDBG. HUD ha determinado que la administración anual del programa plantea un inaceptable alto riesgo del programa por incumplimiento y no desempeño”, indica HUD en una carta -del 20 de diciembre de 2019- dirigida al entonces secretario de Vivienda, Fernando Gil Enseñat.

Entre los hallazgos, HUD señala deficiencias administrativas al no presentar evidencia de los gastos, pagos excesivamente tardíos a los municipios, ausencia de supervisión, malinterpretación de las regulaciones del programa, incumplimiento con fechas, guías arcaicas y procesos “que predominantemente se hacen en papel”, no usar las asignaciones de años previos al grado de disminuir el uso de los fondos hasta solo un 34% y no proveer auditorías requeridas.

Aunque la carta va a dirigida a Gil Enseñat, HUD reconoce que hay hallazgos con el programa CDBG que datan de años. De hecho, el hallazgo de HUD sobre la falta de evidencia respecto a los gastos indica que Vivienda tiene ese mismo señalamiento desde el 2010 y que no hay evidencia que sustente el uso de $4,688,782.14 de fondos CDBG.

“Los hallazgos desglosados en esta carta y en previas revisiones evidencian un patrón de fallar en cumplir con los requerimientos mandatarios y regulatorios del programa, fallas en proveer documentos y sistemas y procesos inadecuados para asegurar el manejo financiero del programa”, indica la auditoría.

La gobernadora Wanda Vázquez Garced reveló hoy en declaraciones escritas que despidió a Gil Enseñat “luego de que este pusiera en riesgo los desembolsos de los fondos CDBG para Puerto Rico”.

Además, indica que Gil Enseñat impugnó ante HUD el “grant agreement” emitido por esa agencia federal, pese a que no lo consultó ni esa postura era cónsona con la política pública establecida. El gran acuerdo -aunque es sobre fondos CDBG- concierne los $8,285 millones que están destinados para la recuperación de la isla tras el azote del huracán María y a los que la administración federal le impuso restricciones incluyendo un monitor federal. Estos son los fondos CDBG-DR.

Tras esas declaraciones de la gobernadora y en entrevista con El Nuevo Día, Gil Enseñat reconoció que recibió la auditoría del programa CDBG y aclaró que no son los mismos dineros destinados para la recuperación de la isla sino que son los fondos llamados “non entitlement”.

“Eso (la ubicación como alto riesgo) no quita que se puedan usar los fondos. Simple y llanamente (los fondos) están atados a las condiciones del plan de acción correctivo. Se pasó una ley para pagar todo lo que no se había pagado y se trabajó un plan de trabajo para pasar el dinero a los municipios”, afirmó el exfuncionario destituido luego de que trascendiera que había un almacén del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Nmead), repleto con suministros que no fueron distribuidos a los refugiados a causa de los recientes terremotos.

Agregó que pese a la auditoría, el viernes la gobernadora firmó la subvención para el año 2019-2020, y recalcó que son los fondos CDBG regulares.

El gobierno federal advierte que estos hallazgos pueden tener el “efecto” de “poner los fondos CDBG en gran riesgo de fraude, mal usarlos y de abuso”. Además de que revela una “falta de transparencia en los procesos de cumplimiento”, agrega HUD, agencia que previo a esta auditoría impuso el monitor federal.

“HUD podría imponer condiciones adicionales a los fondos que recibe el ELA”, indica la auditoría.

Al momento, HUD le impuso un monitor financiero federal para controlar los fondos CDBG-DR, y nuevas restricciones que aplicarán en el uso de los fondos, incluida una mayor autoridad de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Los fondos CDBG regulares son remitidos por el Estado a los municipios con una población de 50,000 habitantes o menos. El dinero es usado para pavimentación de vías, rehabilitación de viviendas, servicios de ama de llaves y programa de ayuda directa al ciudadano. Los alcaldes, desde el año pasado, han denunciado el mal funcionamiento y hasta la inactividad del programa CDBG desde el 2017, lo que ha provocado que algunos ayuntamientos opten por asumir el costo de los servicios que costeaban con ese dinero federal o los cancelen.

HUD reconoce que la responsabilidad de administración, pese a que el dinero se le da a los municipios, es del gobierno central. Para el 2019, Vivienda tenía $73,033,030.45 en fondos CDBG. Esa cantidad incluía asignaciones de años previos, revela la auditoría. Pero el plan de distribución de Vivienda solo incluía $23,715,075 y no incluía asignaciones de fondos CDBG de años previos y sin utilizar.

La auditoría revela, además, que otros programas del Departamento de Vivienda vinculados a los fondos CDBG -como HOME y la Sección 108 de préstamos para rehabilitación -no están en buen estado puesto que HUD le ha señalado que “necesitan evaluación” y se le ha provisto “asistencia”.

Disloque con la nueva política pública

HUD atribuye las fallas que desembocaron en la calificación de “alto riesgo” no solo al mal desempeño, falta de personal y de programas adecuados, sino que también recalca que el cambio -en menos de dos años- de la agencia que administra los fondos también afectó.

Bajo la administración de Ricardo Rosselló Nevares y desde el 2017, se aprobó legislación para eliminar la Oficina del Comisionado de Asuntos Municipales (OCAM) y que el programa CDBG estuviese administrado por la Oficina para el Desarrollo Socioeconómico y Comunitario.

Luego -como política pública de la administración Rosselló Nevares- el programa CDBG pasó a ser administrado por el Departamento de la Vivienda.

“Estas transiciones en la responsabilidad administrativa de los fondos CDBG ha sido disruptiva, sin embargo, muchos de los asuntos identificados existen de hace mucho tiempo y no están relacionados con estas transiciones”, dice HUD en la carta a Gil Enseñat.

El exfuncionario dijo que no podía otorgarle fondos CDBG a los municipios en medio de esas transiciones porque hubo contratos que estaban expirados.

“En esa transición (entre agencias) hubo unos contratos que se vencieron y no se podían hacer los pagos y hubo una serie de señalamientos. Al transferirse varias veces (la subvención) le da la potestad al gobierno federal de ponernos en alto riesgo con unos señalamientos que se incluyen en un plan de acción correctivo”, dijo.

“Eso no quita que se puedan usar los fondos. Simple y llanamente (los fondos) están atados a las condiciones del plan de acción correctivo. Se pasó una ley (Proyecto del Senado 1401 de la autoría del presidente del Senado Thomas Rivera Schatz firmado por la gobernadora el 9 de enero) para pagar todo lo que no se había pagado y se trabajó un plan de trabajo para pasar el dinero a los municipios”, explicó Gil Enseñat.

HUD exige planes correctivos al Departamento de la Vivienda para cada uno de los hallazgos en un período de 45 a 150 días. Reconoce que Vivienda puede necesitar recursos humanos adicionales y que están en la mejor disposición de asistirles.

Entre las condiciones impuestas están el aceptar recibir la asistencia técnica, revisar las guías y políticas establecidas, presentar un plan de gastos y entrenar a los municipios.



Source link

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *