Llegan con cacerolas hasta La Fortaleza para exigir la renuncia de Wanda Vázquez



Un grupo de manifestantes exigió este lunes la renuncia de la gobernadora Wanda Vázquez Garced frente a los portones de La Fortaleza.

“El país está indignado a raíz de todos los acontecimientos en los que nos ha fallado el gobierno, especialmente lo que sucedió con el almacén en Ponce y todos los almacenes que deben haber por ahí”, dijo Justin Jesús Santiago, uno de los manifestantes.

Santiago fue uno de poco más de dos docenas de manifestantes que continuaban llegando hasta la calle Del Cristo intersección con la calle Fortaleza. Una de las manifestantes tenía un cartel que leía “Gobierno, ausente, criminal y negligente”.

“Vamos a estar aquí el tiempo que sea necesario”, advirtió Santiago.



Otros de los manifestantes portaban cacerolas y cantaban consignas en repudio a las recientes acciones del gobierno. La gobernadora sacó de sus respectivos puestos al comisionado del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD), Carlos Acevedo; a la secretaria de la Familia, Glorimar Andújar, y al secretario de la Vivienda, Fernando Gil Enseñat.

Los despidos se produjeron como una cadena de eventos luego de que trascendiera que el NMEAD tenía en Ponce un almacén con suministros que no fueron distribuidos entre los refugiados a causa de los recientes terremotos. Horas después, exfuncionarios del NMEAD revelaron a El Nuevo Día la existencia de un segundo almacén, en Guaynabo, con suministros cuya condición es desconocida.

“Dónde está Wanda. Wanda no está aquí. Wanda está escondiendo suministros del país”, cantaban los manifestantes mientras una hilera de policías mantenían un perímetro.

En el interior de La Fortaleza, se colocó un camión del Cuerpo de Bomberos como medida cautelar.

“Tenemos indignación por el escondido de los suministros y lo corrupto que es este gobierno. Mientras el pueblo se desborda en ayudas, ellos aguantan las ayudas”, dijo Zurmarie Lamboy, mientras golpeaba una cacerola.

Sostuvo que su reclamo no es solamente para exigir la salida de la gobernadora sino de “todos” aquellos políticos “que están haciendo mal”.

Se mostró confiada en que el reclamo se torne en uno masivo e idéntico al que hubo en verano del año pasado que provocó la renuncia del entonces gobernador Ricardo Rosselló Nevares.

En ese momento, la salida de Rosselló Nevares se produjo luego de las acusaciones federales por actos de corrupción en las que resultaron acusados la exsecretaria de Educación, Julia Keleher y la exadministradora de la Administración de Servicios de Salud, Ángela Ávila. También había trascendido el contenido de un chat -en el que participó Rosselló Nevares y parte de su equipo de trabajo- y desplegaban lenguaje homofóbico, discriminatorio y machista.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *