El púgil puertorriqueño Félix «El Diamante» Verdejo tuvo que nuevamente trabajar fuerte para conseguir una victoria al derrotar el sábado por decisión unánime al mexicano Manuel Rey Rojas en la pelea coestelar de la cartelera de Top Rank celebrada en Turning Stone Resort and Casino de Verona, Nueva York.

Los jueces vieron la pelea 99-91, 97-93 y 98-92 a favor de Verdejo en una reyerta de peso ligero a diez asaltos.

«Me doy una C», reaccionó el boricua de 26 años tras el triunfo. «Todavía me falta. No lucí como un (boxeador clase) A. Hay que seguir trabajando.» agregó.

Bajo la tutela de su nuevo entrenador, el cubano Ismael Salas, Verdejo dominó el encuentro pero no de manera espectacular. La carta ganadora fue un certero jab derecho más combinaciones al cuerpo contra Rojas, que en ningún momento se vio sacudido por la pegada del apodado «Bori Bori».

De hecho, el golpe de la noche lo dio Rojas (18-4, 5 KO) a mediados del quinto asalto cuando sorprendió a Verdejo con una derecha al rostro. Verdejo, quien terminó el combato con el pómulo derecho hinchado y sangre en sus labios, tuvo que retroceder ante el derechazo y luego sonrió por el acierto de su rival. Rojas tuvo buenas combinaciones contra Verdejo, pero la falta de pólvora en sus puños no hicieron más daño.

Ante la retante prueba, Verdejo cumplió con su pronóstico de llevar una pelea técnica e inteligente, sin apresurarse por ganar vía nocaut.

«Estamos cerca (de estar al tope). Tengo las ganas y el deseo. Estoy motivado», declaró.

Verdejo, quien obtuvo su victoria número 26 de su carrera y acumula una derrota con 16 nocauts, no peleaba desde el pasado abril, cuando tuvo que fajarse contra Bryan Vásquez en el Madison Square Garden para una victoria por decisión unánime.

Verdejo espera que este triunfo en Verona lo llevé a la deseada pelea por un título mundial que parecía iba a llegar antes al comienzo de su travesía en el profesionalismo.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here